Check the new version here

Popular channels

8 Hábitos saludables que tu piel agradecerá




Una piel saludable y bella es una de las principales señales que indican que una chica en realidad se cuida. Para combatir las imperfecciones suelen usarse un sinnúmero de productos de belleza: todo tipo de exfoliantes, cremas, lociones, mascarillas, etc. Sin embargo, no siempre todos estos frasquitos te dan el resultado que tanto deseas. ¿Por qué será?


Junte para ti unos sencillos pero eficientes consejos para cuidar tu piel que te ayudarán a lucir excelente.

Frota la pantalla de tu móvil con toallitas limpiadoras







¿Alguna vez has visto la desagradable iritación en tus mejillas? Es muy probable que la culpa sea de tu móvil. Investigaciones modernas comprobaron que estos dispositivos contienen decenas de veces más bacterias que el asiento de un escusado. Para que esa cantidad de microbios no pasen a tu rostro, toma por regla limpiar la pantalla de tu teléfono con toallitas especiales.

Lava con regularidad las brochas para maquillaje







Si no utilizas bien las brochas para maquillaje, pueden provocar irritación en la piel, granos y otros disgustos. Para evitarlo, es necesario lavar las brochas, esponjas, aplicadores y otros accesorios para maquillaje. Puedes usar toallas antibacteriales para esto; o si quieres limpiarlos más a fondo, usa un champú suave o espuma para limpiar el rostro.

Cuida tu alimentación







El dulce, la grasa y todas las exageraciones en la alimentación son enemigos de una piel bonita. Todo el mundo lo sabe. Sin embargo, por alguna razón muchos olvidan que el otro extremo es igual de malo. Las limitaciones severas en la alimentación, como las monodietas populares hoy en día, es el camino directo a una piel seca, arrugada y cansada. Recuérdalo y cuida que junto con los productos «nocivos» de tu dieta no se vayan vitaminas ni minerales.

No abuses de los exfoliantes







Los exfoliantes con partículas abrasivas de verdad hacen la piel más lisa y fresca, sin embargo, abusar de estos productos puede aumentar el riesgo de sufrir inflamaciones. Las personas que tienen una piel delicada y seca deben evitar el uso de estos productos y sustituirlos por lociones limpiadoras, mientras que las personas con piel grasa pueden usar exfoliantes no más de una vez por semana.

Aplica crema antes y después de nadar en la piscina




  

El agua clorada seca demasiado la piel, haciéndola más opaca y menos firme. Para minimizar la influencia del cloro, antes de sumergirte en la piscina, aplícate una crema nutritiva; y después, báñate bien usando productos humectantes.

Dúchate justo después de hacer deporte







Puede que las duchas en los gimnasios no sean los lugares más cómodos del mundo, pero los poros tapados, puntos negros y granos que aparecen si no te quitas a tiempo el sudor, definitivamente son peor. No tengas pereza y lleva tus utensilios de baño al gimnasio para que te duches justo después de terminar tu entrenamiento.

Vigila bien las señales que te envía tu organismo




 

Irritación, piel seca o hinchada... todos estos defectos cosméticos pueden indicar problemas más serios en el organismo. Debes estar atento a las señales que envía tu organismo e intenta reaccionar a tiempo ante ellas.

Evita ducharte con agua caliente







El agua demasiado caliente destruye la capa fina de grasa que protege nuestra piel y retiene líquido en ella. La costumbre de bañarse con agua caliente puede provocar arrugas prematuras, piel seca y floja. Recuérdalo y evita ducharte con agua caliente, mejor opta por el agua a temperatura ambiente.


0
0
0
0No comments yet