Canales populares

8 motivos para eliminar los refrescos azucarados de tu dieta







Son completamente prescindibles. Aportan poco más que azúcar, ninguna vitamina o mineral destacable y son, en parte, responsables de los datos de obesidad actuales.


En Deporte y Vida os vamos a dar 8 motivos para eliminar los refrescos de vuestra dieta, ya que no aportan nada positivo a nuestra salud y son completamente prescindibles. Hay opciones mucho más saludables como zumos naturales, y si tienes sed, lo mejor será que bebas agua.


Porque son solo azúcar.


Lejos de entrar en guerras sobre si el azúcar es más o menos malo que la grasa en una dieta, la realidad es que una bebida que solo nos aporta calorías procedentes de esta sustancia.


Porque son adictivos.


Si te bebes un refresco, es muy probable que quieras consumir otro nada más terminártelo. Azúcar llama a más azúcar y entramos en una espiral de alimentación inadecuada.

Porque no son saludables.


Incluir bebidas azucaradas en una dieta ya dice mucho sobre una alimentación, más que nada porque suelen acompañarse de snacks o de otro tipo de productos que tampoco son saludables.

Porque aumentan el riesgo de obesidad.


Los estudios más recientes muestran una correlación evidente entre el consumo de refrescos azucarados y obesidad. Mantente alejado de ellos si quieres conservar una buena figura.

Porque aumentan el riesgo de diabetes tipo 2.


El consumo de refrescos azucarados, como de cola o frutas, se asocia a un mayor riesgo de contraer diabetes de tipo 2, enfermedad que se vincula a la obesidad y al estilo de vida.

Por lo que te ahorras.


Si eres de los que se ventila tres o cuatro coca colas en una tarde con tus amigos, puedes ahorrarte 2 o 3 euros, y si bebes alrededor de diez o doce semanalmente, hasta 7 o 8 euros que te pueden venir bien para otros gastos.

Por tu salud bucal.


Si le preguntas a cualquier dentista, te dirá que el contenido de azúcares de este tipo de bebidas colaboran en el aumento de las probabilidades de padecer caries.

Ojo con la cafeína.


Algunos refrescos llevan elevadas dosis de cafeína, que pueden producir nerviosismo o insomnio en las personas más susceptibles. Y desde luego, no son una buena combinación con bebidas alcohólicas.

+9
19
0
19Comentarios