Canales populares

9 Mitos peligrosos sobre el bronceado y los lunares




Mucha gente sigue creyendo afirmaciones falsas relacionadas con los lunares, el bronceado y el melanoma. Algunos comienzan a hacer sonar la alarma solo cuando el lunar habitual comienza a crecer repentinamente y cambia su apariencia. Algunos no remueven el tumor hasta el final, temiendo perjudicar su salud. Y otros no saben que pueden quemarse con el sol incluso si está nublado y lloviendo.



 varios mitos sobre los lunares que hace tiempo deberían haber sido desmentidos en nombre de la salud y la belleza.

Mito 9. Los melanomas aparecen con mayor frecuencia en la cara y los brazos






Es más fácil notar lunares extraños en la cara y en los brazos. Pero, según las estadísticas, en las mujeres el melanoma más frecuentemente aparece en las piernas, y en los hombres en la espalda. Los médicos aconsejan prestar atención a las marcas de nacimiento en los lugares de contacto con la ropa o los zapatos debido al mayor riesgo de daño.



La probabilidad de melanoma aumenta con cada quemadura solar, especialmente si se reciben en la primera infancia. También hay que tener en cuenta el factor genético: si alguno de tus familiares más cercanos tiene melanoma, es más alto el riesgo de heredar la enfermedad.



Mito 8. El peligro está representado por lunares grandes, oscuros y protuberantes






Un tumor maligno en su fase inicial a menudo se parece a una marca de nacimiento ordinaria. Los médicos aconsejan que te sometas a un examen con un oncólogo o dermatólogo en un centro médico si tienes más de 50 marcas de nacimiento en tu cuerpo. El grupo de riesgo incluye personas de piel clara, ojos azules y pelirrojos, así como aquellos que tienen pecas en la cara.




Manchas oscuras en el globo ocular, similares a un lunar, son el motivo para que pidas una cita de inmediato con el oftalmólogo. En la mayoría de los casos son inofensivas, pero algunas son formaciones malignas del ojo.


Mito 7. Se eliminan solo lunares peligrosos






Los médicos eliminarán rápidamente cualquier lunar si te causa molestias o se ve estéticamente poco atractivo. Por ejemplo, si tienes miedo de dañarlo con la ropa o se ve feo en la cara. Eliminarlo es absolutamente seguro para la salud.




Lo principal es eliminar el lunar solo en una institución médica donde va a ser sometido a un examen histológico. Por lo tanto, se descartará la posibilidad de pasar por alto una formación que comenzó a convertirse en melanoma y podría resultar en metástasis si se elimina incorrectamente.

Mito 6. Eliminar lunares con bisturí es anticuado







Hoy en día, la forma más efectiva de eliminar un lunar es con bisturí. Gracias a la perforación de la piel y su profundidad, el bisturí elimina por completo la formación, lo que evita la propagación de posibles células cancerosas y metástasis. Se realiza una biopsia al lunar para determinar si contiene células cancerosas dentro. Si se encuentran, de inmediato comienzan el tratamiento.


Cuando se trata de la cara, las orejas, los genitales o los dedos, los médicos usan el método de microondas. Un dispositivo especial capa por capa evapora el lunar y forma una costra protectora para que la herida cicatrice naturalmente. Una parte de la formación removida se envía a biopsia.


No elimines los lunares si el médico sugiere usar un láser, nitrógeno líquido u otro método en el que no se tome el biomaterial para su análisis. La neoplasia puede causar metástasis, que puede causar muerte en 6-8 meses. No deberías poner en riesgo tu salud por la incompetencia de algunos médicos.


Mito 5. Si tienes la piel oscura, puedes prescindir de protector solar







Las personas de piel oscura están fuera de peligro: su piel es el resultado de la evolución. De esa manera la naturaleza intenta proteger a una persona de los efectos nocivos de la radiación ultravioleta. Pero, desafortunadamente, la gente todavía está lejos de ser como los elefantes africanos, que son inmunes a los dañinos rayos del sol debido a la piel densa y los genes especiales.


Por lo tanto, incluso las personas de piel oscura deben aplicarse protector solar, usar sombreros y, algunos días, evitar exponerse al sol. Por cierto, en la piel oscura es más difícil distinguir un rubor saludable de una quemadura solar en evolución.

Mito 4. La piel no se broncea si está nublado y llueve












Los rayos ultravioletas penetran a través de las nubes, por lo que nuestra piel se broncea durante el día, incluso si está lloviendo. Pero, la intensidad de la radiación varía según las condiciones climáticas y la época del año. Hoy, en todos los smartphones hay una aplicación para ver el tiempo en la que se indica el índice UV, que te servirá de guía para preparar adecuadamente tu piel.


Por ejemplo, si el índice UV es 1 o 2, usa un protector solar con el nivel de protección de FPS 30. Si la lectura de UV es de 3 a 7, usa un sombrero, gafas de sol y elije ropa suelta que oculte tus manos y pies. Si el índice UV es más de 7, quédate en la sombra durante el día y aplica el protector solar en todo el cuerpo, y de 11:00 a 17:00 no salgas a la calle. Estas reglas se aplican incluso a aquellos que tienen piel oscura desde el nacimiento.

Mito 3. Algunas personas simplemente tienen muchos lunares y pecas desde el nacimiento. Y esta no es razón para preocuparse







Existe el síndrome de nevos displásicos múltiples, cuando todo el cuerpo está cubierto de lunares. Cualquiera de ellos puede transformarse en melanoma. Se recomienda a tales personas someterse a un examen de videodermatoscopio. El aparato fotografía la piel y permite seguir la apariencia de los nuevos lunares, y una lente especial para el diagnóstico fluorescente distinguirá las patologías de la piel sana
.
Las personas con pecas también son vulnerables a los rayos UV. Tales manchas pigmentarias no contienen una gran cantidad de células que producen melanina, por lo que su color es más pálido que el de los lunares. Para las personas con pecas se recomiendan las cremas de protección solar con más de FPS 35.


La mayoría de las marcas de nacimiento no son peligrosas, pero, para evitar el riesgo de la mutación, es mejor ir al consultorio del médico y aplicar protector solar si esta área de la piel está expuesta al sol.




Mito 2. Los lunares lesionados deben ser eliminados




 

Si te lesionas un lunar, primero debes tratar la herida con un antiséptico para evitar la infección. Luego, aplica una crema que estimula la regeneración de los tejidos. Y luego, tan pronto como sea posible, pide una cita con un oncólogo o dermatólogo de un centro médico.


El trauma de la marca de nacimiento no es una causa para eliminarla. Pero, a menudo, los procesos patológicos internos llevan a cambios, por lo que se traumatiza fácilmente. Por lo tanto, se necesita un chequeo médico para controlar el riesgo de melanoma.



Mito 1. Arrancarse un lunar puede causar cáncer







No hay evidencias claras de que, debido a una lesión, el lunar se degenere en melanoma. Con mayor frecuencia, un lunar traumatizado que resultó ser un tumor peligroso inicialmente creció como melanoma. En este caso, el proceso de reparación de los tejidos que provoca el crecimiento de cualquier célula simplemente aceleró el desarrollo del melanoma.


Por otro lado, una persona a menudo piensa que ha dañado el lunar simplemente viendo la sangre a su alrededor. A pesar de que tal sangrado puede ser causado por la lesión, también puede ser resultado de los procesos patológicos dentro del lunar. Este es un síntoma peligroso que necesita intervención médica urgente.



1Comentario