Amores tóxicos: ¡Corre!!!!!

Lo amo tanto y sé que él me ama, aunque a veces me grita, me pelea sin razón, pero me ha prometido que las cosas van a cambiar.

Cuantas veces no hemos escuchado decir a nuestros conocidos estas frases, o peor aún, nos hemos sorprendido a nosotros mismos diciéndolas. No importa la edad, el estrato social, religión o profesión. Las víctimas de este tipo de relación pueden ser cualquiera. Su entorno se da cuenta, opinan, aconsejan, pero el amor ciega por completo y envuelve en un ciclo sin fin de maltrato y perdón.

Si te sientes, aunque sea un poco identificado, no lo pienses: Aléjate.

Una persona tóxica, no puede darte otro tipo de relación que no sea tóxica. Pon atención a los detalles, identificarla no es tan difícil y es el primer paso para tu salvación.

Lo primero que identifica a este tipo de relación es que no te hace feliz. Existen constantes críticas sobre tu forma de ser. Dudas de ti. Tu auto-estima se va al piso. Intentas cambiar para que las cosas mejoren. Te alejas de los amigos, modificas tus costumbres para darte cuenta, con gran frustración, que nada cambia.

Las mentiras están a la orden del día. El chantaje emocional también. En definitiva, no es una relación sana pero el temor a enfrentar la realidad pesa más. Es preferible inventar excusas. Justificar lo injustificable y mantener una relación basada en ilusiones de lo que se quiere que sea y no en lo que realmente es.

Si no te sientes con la fuerza necesaria para salirte de esta, busca ayuda. Apóyate en tu familia, amigos e incluso profesionales. No te avergüences. No has hecho nada malo solo perdiste el camino y tienes el derecho de retomarlo y el deber de hacerlo por tu bienestar.

Más artículos sobre autoestima y amor aqui:

http://www.exitoydesarrollopersonal.com/amor/