1. Salud y bienestar
  2. »
  3. Wellness

Argentina avanza contra el Sida

Hace muchos años que el mayor desvelo de los investigadores que trabajan sobre el VIH es encontrar la vacuna para prevenir el virus. Lo que se ha logrado es controlarlo, y mientras tanto, hay muchas líneas de trabajo que apuntan a erradicarlo del organismo. Ahora, la revista Nature publica una investigación que logró ese objetivo en monos. Y en el equipo participó un argentino.

Juan Pablo Jaworski formó parte del grupo de 30 científicos que encontró una potencial cura contra el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). Las investigaciones se realizaron en el laboratorio de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregon, Estados Unidos.



Allí, el grupo liderado por Nancy Haigwood desarrolló un modelo de infección estrechamente relacionado al VIH, con el virus de la inmunodeficiencia de los simios y la proteína de envoltura del VIH, a la que llamaron SHIV. Se introdujo el virus en monos Rhesus de un mes y observaron que los animales no tratados presentaban una elevada carga viral, el sistema inmune no respondía y que la enfermedad progresaba velozmente. Una vez dentro del organismo, en un día el virus ya había afectado a múltiples tejidos. Usando este modelo de virus, se analizó cómo actuaban los anticuerpos.

En una segunda etapa, los animales fueron infectados con SHIV y 24 horas más tarde recibieron un tratamiento con anticuerpos monoclonales de última generación. Los investigadores observaron que el tratamiento temprano con los monoclonales logró eliminar los focos en sólo dos semanas, evitando que avanzara la enfermedad. El virus no volvió a detectarse en sangre ni en los tejidos de los monos analizados.

Los resultados de la investigación demostraron que, administrados tempranamente, los monoclonales pueden prevenir y eliminar los reservorios del virus.



Estas drogas podrían servir para prevenir la transmisión de VIH de madre a hijo, ya que los monoclonales podrían ser un complemento eficaz de los antirretrovirales en la disminución de nacidos infectados. “El 30% de las mujeres embarazadas que no reciben la terapéutica trasmiten el virus a sus bebés. El 90% ocurre en el parto. Hoy, el protocolo de atención para una mujer embarazada con VIH es que tome los retrovirales, que tenga a su bebé por cesárea y que no lo amamante, pero aún así, el 7% le trasmite el virus. Lo que se va a intentar ahora con los monoclonales combinados con los retrovirales es bajar ese 7% a 0”, explica Jaworski.

El investigador cuenta que en los Estados Unidos ya se probaron estos monoclonales en adultos sanos para ver si había efectos adversos, y no los hubo. Ahora se están probando en pequeños grupos de adultos infectados y luego se probará en bebés. “Estos anticuerpos ya se están produciendo masivamente en Estados Unidos, todo financiado por el gobierno.

Lo importante de este hallazgo es que una vez que una persona se infecta con VIH, el virus se incorpora al ADN de sus células y le queda un reservorio de por vida. Las drogas antirretrovirales logran controlar la carga viral hasta niveles indetectables y restablecer la respuesta inmune de los pacientes, pero no son capaces de eliminar el reservorio viral. Los monoclonales destruyen estas células infectadas y eliminan el virus del organismo.

Pedro Cahn, presidente de Fundación Huésped, elogió el trabajo: “Este descubrimiento es un avance importante en la investigación básica. Administrado en pacientes con infección aguda nos permitiría eliminar los reservorios del VIH. Sin embargo es prematuro evaluar su potencial impacto en la práctica clínica. En los últimos años hemos sido testigos de importantes avances en la búsqueda tanto de la cura, como de la vacuna para el VIH. Hasta tanto se encuentren, seguiremos avanzando en mejorar los tratamientos para permitir una mejor calidad de vida de las personas que viven con el virus y eliminar la discriminación”.
0
0
0
0No hay comentarios