Check the new version here

Popular channels

Ataques de pánico y ansiedad: te cuento mi experiencia

Buenas taringueros! Hoy vengo a compartirles algo diferente a mis fotografías. Quiero contarles mi experiencia con las crisis ansiosas y los ataques de pánico,ya que estuve hablando con varias personas y me di cuenta que es un mal cada vez más común en este mundo tan trastornado. Desde ya les aviso que va a ser un poco extenso, asique si no les interesa ni se gasten, Espero que les sirva de ayuda por si alguno está atravesando algo así en su vida en este momento, o si le paso o tiene miedo que le pase.

Primero que nada, los ubico en el contexto de mi historia ya que capaz que alguien está en condiciones similares. Hace 9 meses aproximadamente me separé de mi novio de más de dos años con el cual practicamente convivía, las cosas no terminaron de la mejor manera entre nosotros, pero yo intenté dejar toda esa crisis a un costado y seguir adelante. En el momento me sentí sorprendida de mi misma por mi capacidad de bloquearme emocionalmente, pero ahí estuvo mi primer error. En medio de toda la mierda que vivimos, nos parece que no tenemos derecho, tiempo o necesidad de ponernos mal. Nos parece que somos debiles y estúpidos por ponernos mal, simplemente seguimos con nuestra vida y tratamos de ignorar todo. MAL. Lo peor que pude haber hecho fue salir de joda como si nada desde el primer fin de semana, no llorar ni hablar con nadie de lo que me estaba pasando. Yo lo tomaba como que él era un boludo y no merecía la pena. Tal vez te esté pasando algo que sientas que no merece la pena, pero no siempre se puede ser 100% racional. Si tenes que llorar, deprimirte y quedarte todo el fin de semana comiendo helado y moqueando por los rincones, HACELO. No importa que te sientas idiota o que te digan que no estés mal. Hace tu luto por lo que sea que te esté pasando, pero tampoco te quedes estancado en tu casa auto-compadeciéndote. No lo tomes como un estado definitivo que va a seguir siempre así. Tomalo como una parte del proceso de entendimiento de lo que te pasó, pero consciente de que vas a salir adelante. No te reprimas nada.
A todo esto, yo vivía en los boliches y en fiestas con mis amigos, en ambientes super tóxicos. Yo nunca había sido una persona de escabiar demasiado, pero en cuestión terminé emborrachandome viernes, sabados y domingos de todas las semanas, a veces días de semana también. En toda la negación que estaba inmersa, creí que estaba viviendo la re vida y que la pasaba re bien. Mi segundo error. Estaba viviendo como la mierda. No te estoy diciendo que esté mal entonarte un poco de vez en cuando o salir con tus amigos e ir a fiestas. Es genial y es divertido, pero yo lo estaba haciendo por escapatoria al dolor y a la realidad. Desde que no estaba más con mi novio no me sentía motivada para ir a la universidad ni para mejorar como persona, entonces lo único que quería hacer era vivir de joda sin estar preocupandome de lo que iba a pasar, no quería esforzarme en nada porque en el fondo sentía que no valía la pena. Dormía mal, comía mal, tenía mal los horarios y no podía rendir en nada. La vida nocturna me llevó a fumar muchísimo más, asique también dejé de hacer ejercicio. Una cosa me iba arrastrando a la otra. Así que, en base a todo eso, te digo algo más: dedícate un tiempo de estar con vos mismo, conocete, tratá de encontrar cuáles son tus pasiones y tus motivaciones, porque todos tenemos alguna. Empezá a hacer las cosas por vos, y no por otro. Y disfrutá de lo que haces. Hay algunas personas que creen que los ataques de pánico son el resultado de la perdida de la conexión con nuestro yo interno, o sea, que suceden cuando estamos yendo contra nosotros mismos. En la sociedad de hoy en día es muy dificil no ir en contra de ese yo interno a veces. Lo único que nos muestran todo el tiempo es que tenemos que ser así, tener esto y lo otro, vernos de tal manera, ponernos esto, tener esta actitud, ir a este lugar, hacer esto y aquello porque es lo más genial, y si no lo haces vas a ser un fracasado que no va a tener amigos ni novia y va a morir solo. Yo me di cuenta que el éxito es algo muy personal. VOS tenes que saber qué es lo que queres para sentirte realizado. Capaz que realmente no sos una persona que tiene que ser un abogado, o un líder innato, o un heterosexual. Capaz que porque sos mina te metieron en la cabeza que tenes que ser madre, tener pareja, casarte antes de los 25 y tenes 23 y todavía no conoces a nadie. Si vos no queres, NO TIENE QUE SER ASÍ. Si queres ser escritor, ponele fichas a eso y hacelo por vos. Lo mismo si queres ser médico, pintor, pastelero. Lo mismo si te gustan las personas de tu mismo sexo pero tenes miedo de que no te acepten, o si sos católico o mormón o tenes 30 años pero te sigue encantando ir a correr al parque y terminar tirandote por el tobogán. Que no te importe lo que te digan. Una de las cosas que aprendí con mi psicóloga (hacer terapia en estos casos puede llegar a ser muy útil e incluso necesario) es que lo que los demás pretendan, es problema de los demás. Vos no tenes la culpa de que tu viejo sea un futbolista frustrado, de que tus hermanos sean todos profesionales, de que tu abuela se va a morir del disgusto porque tenes una pareja homosexual o de que tu viejo fue mecánico y entonces vos tenes que ser mecánico para continuar con su gran empresa. Viví tu vida, y por mucho que ames a los que te rodean no pretendas complacerlos. Hace lo que quieras vos, siempre y cuando no jodas a nadie.
Ahora si, prosigamos. Toda esta situación de vivir como la mierda, también me llevo a conocer gente muy tóxica. Después de un par de meses se había terminado la novedad de todo en mi estilo de vida, y empecé a darme cuenta de algo: extrañaba tener que levantarme y hacerle la comida a mi novio, que salgamos a pasear los perros las tardes lindas, quedarme tranqui un viernes viendo una película con él. Extrañaba mucho poder hablar con alguien de cosas reales, y sentir cosas reales. Extrañaba sentirme protegida y acompañada. Me sentía sola.
Conocí entre otras personas, a un flaco divino. Era divertido, inteligente y sinceramente una de las personas más interesantes que me crucé en mi vida. Pero el chabon estaba peor que yo. Su situación era mil veces más jodida que la mía, y tenía todos los bardos encima. Obviamente ninguno de nosotros estaba en condiciones de contener al otro. Y yo sabía el mal que me podía llegar a hacer seguirme involucrando con él. Pero me sentía tan sola y desesperada por sentir algo que lo hice. Y así fueron pasando los días. Yo era consciente de la equivocación que estaba teniendo, entonces con el correr del tiempo empecé a sentir una ansiedad tremenda porque la situación se me estaba yendo de las manos. Estaba perdiendo el control. De esto puedo decirles lo siguiente: si bien estaría bueno que no lleguen a mandarse la cagada que yo me mandé, no quieran tener el control absoluto. Nunca se puede lograr, y hacerlo es estresante. Traten de manejar las cosas lo mejor posible, pero no quieran abarcar todas las situaciones en su totalidad porque se van a vivir enroscando. Se que es dificil, pero creanme, exigirse tanto a uno mismo es muy perjudicial. Aprendan a quererse y sobre todo, a perdonarse.
En fin, continuando, cuando llegaba el momento de ver a este muchacho, me agarraba algo parecido a las famosas "mariposas en la panza" pero no era una sensación agradable para nada. Era horrible, y yo nada más quería que todo se terminara. Empecé a estar re angustiada y susceptible, me peleaba con mi familia por cualquier cosa y capaz que cualquier minimo comentario me molestaba. Cada vez tenía más bardo por los bardos de este pibe, y empecé a desesperarme. Ahí cometí otro gran error: le escribí a mi ex diciendole que estaba mal, que necesitaba verlo y hablar con él. La verdad es que él se porto de maravilla, me apoyo y me aconsejo, pero sepan esto: cuando atraviesen estas crisis de ansiedad o tristeza, NO SE ACOSTUMBREN A UNA PERSONA. Pueden hablar con gente y de hecho es genial que lo hagan, pero no dependan de alguien más para estar bien. Porque esa persona, sea quien sea, no va a estar siempre ahí, y si se acostumbran a depender, el hecho de que esa persona falte los va a hacer sentir extraviados y con miedo. Se lo dificil que es lo que les digo, pero creanme, esos son los momentos en los que hay que ser verdaderamente fuerte por uno mismo. Después de mucho hablar, me decidí que no podía seguir así porque ya era demasiado kilombo todo, sentía que me estaba enfermando, y con este chico decidimos vernos para hablar. Y fue entonces que me pasó.
Iba caminando por la calle, tipo 11 de la noche, con una amiga que había cenado en mi casa. Iba a pasar por el departamento de ella, tomabamos algo y yo después me iba a verlo a él. Yo estaba super nerviosa y alterada como habitualmente, y se lo comenté a mi amiga. Ella me dijo que le resultaba raro que estuviera TAN alterada porque solamente me gustara alguien con quien tenía que ir a hablar de algo jodido. O sea, a ella le llamaba la atención la potencia tan negativa de mis "mariposas". Ibamos pasando por enfrente a una confiteria, hablando normalmente, y sentí como un vacío en mi cabeza. Como si de repente estuviera perdida y nada de lo que veía o escuchaba estuviera pasando de verdad. Sentí como si se me aflojaran las piernas, y a la vez por el miedo sentí como tensaba todos los músculos del cuerpo. Lo primero que pensé fue que me iba a desmayar. Entré en pánico porque estaba en la calle, no estabamos en un vehículo como para que me lleven a la clínica si me pasaba algo. Una ambulancia o algún amigo iba a tardar mucho en llegar. Además tal vez con el impacto me podía lastimar la cabeza. O me podia morir si caía mal y me golpeaba. Y que seguro tenía alguna enfermedad, porque si no, ¿por qué me iba a desmayar? Algo al corazón seguro. O un acv, en mi familia ha habido antecedentes de problemas cerebrales. Entonces seguro que me iba a morir. Todo esto, que para mi fue una sucesión de pensamientos larguísima, lo pensé en tres segundos como mucho. Estaba aceleradísima. Me empezó a latir el corazón a toda velocidad, estaba cansada, transpirando, tenía un miedo que se me asentaba en el pecho inexplicable. Le dije a mi amiga lo que me estaba pasando, y ella trató de tranquilizarme y animarme. Fuimos a su departamento, yo me repuse un poco, pero seguía como asustada a que algo me pase y no podía relajarme. Seguía sintiendo todos esos síntomas y me empecé a desesperar. De la nada, le dije que quería ir a la clínica y que me vieran, que me sentía muy mal. Ella me acompañó, fue todo el camino hablandome de cosas divertidas como para que me sintiera mejor, y si bien me sentí re apoyada y le estoy eternamente agradecida, en el momento yo estaba angustiada y no me ponía de mejor humor todo lo que me decía. Apenas la estaba escuchando.
Cuando llegué y me atendieron, resulta ser que si, estaba taquicardica, pero no tenía presión alta, el aire entraba bien en mis pulmones y los niveles de oxigenación en la sangre estaban perfectos. La doctora que me atendió me dijo que no tenía nada físico, que eran los nervios, me dijo que me quedara hasta que esté mejor y que me fuera a dormir. Cuando bajé un poco las revoluciones, me fue a buscar uno de mis amigos y me trajo a mi casa. Llegué, me largué a llorar de nuevo y le conté a mi mamá todo el momento horrible que había pasado. Ella se quedó conmigo hasta que me dormí, y al otro día fue como si nada. Fui a visitar a mi prima y le comenté también, pero yo lo hablaba como si fuera un episodio aislado de algo que simplemente pasó. Seguí con mi vida como habitualmente. Hice exactamente lo mismo que venía haciendo con mis problemas, dejarlo a un costado como si nada. Pero llegó un momento que se acumularon tantas cosas en esa pila que se me cayo encima y me tapó. Los ataques son intentos de salir de una situación que no sabemos como resolver, por eso es normal que tengas esa sensación horrible de querer escaparte, pero a la vez de no querer estar en ningún lugar. Yo tuve muchas veces un sentimiento de deseo de dejar de existir. No es que quisiera suicidarme, simplemente quería borrarme de la faz de la tierra y que fuera como si nunca hubiera existido. Si vos también experimentaste o experimentas eso, no te sientas mal y no tengas miedo porque no te estás volviendo loco. Es la forma en la que reacciona la mente por la presión y el estres de querer darle un cierre a algo y no poder hacerlo.
Al otro día estuve bien, pero al día siguiente de ese volví a tener un ataque mientras estaba en un bar con mis amigos, no hacía ni 15 minutos que habíamos llegado, recién nos traían lo que habiamos pedido y yo me levanté y fui a pagar. Salí rápido afuera y mis amigos salieron atras mío, no sé si pagaron o quién pago o qué pasó con todo lo que habíamos pedido. Lo siguiente que recuerdo es que estaba sentada en el auto de uno de ellos y me estaban llevando a la clinica. Yo iba llorando y sintiendo que estaba atravesando un momento interminable, sintiendome fuera de mi misma.
Esa sensación, creo yo, es después del miedo totalmente irracional, la más espantosa del ataque y la ansiedad. Sentís que no sos vos, que estás desconectado de todo, que todo es irreal, es como si estuvieras viendo todo desde tu cabeza (el que lo experimentó, sabe perfectamente de lo que hablo). Estás seguro que estás volviendote loco, que vas a terminar internado y que te van a vivir dopando. Y te das cuenta de que debe ser horrible estar loco, porque te sentis encerrado en tu cabeza y en el momento no hay manera de explicar lo que te está pasando. Pero es solamente un momento. Cuando te pase, mentalizate de eso. Esa sensación también va a pasar. Yo llegué a tenerla durante dos días enteros, pero te puedo asegurar que termina yendose. Tu mente se siente tan saturada por todo lo que estas atravesando que simplemente se "desconecta" de alguna manera. Algo re normal es que te preguntes por qué es necesario llegar a un punto tan drástico. Seguramente vos analizas tu situación y sentís que no es posible que tu cuerpo tome esas medidas por algo que no es tan grave. Seguro no sufriste un accidente, ni te apuntaron con un arma o se te murió un ser muy querido. Capaz que todo tu estrés es laboral, o tenes frustraciones de persona común y corriente. Pero es importante que sepas que no todas las cosas afectan igual a todas las personas. Todos somos diferentes, y a veces ni siquiera terminas de decodificar realmente todo lo que te pasa y te rodea, pero esas cosas están ahí. Capaz que desde anda a saber cuándo venís acumulando cosas y no te das cuenta. Capaz que tu cuerpo ya no da a basto con el nivel de exigencia que le pones encima. Pero sea lo que sea, si sufrís de pánico, no te sientas avergonzado ni te enojes con vos mismo.
Al contrario de lo que mucha gente cree, no es excluyente de personas con caracter reservado, de personalidad tímida o débiles. Sin ir mas lejos, yo hago actuación desde hace años y también fui cantante en una banda. Acostumbrada a estar adelante de muchas personas que me ven y me evalúan, sabiendo que hay muchas probabilidades de que las cosas salgan mal pero incluso disfrutando de eso, yo misma era la última persona de la que esperaba crisis ansiosas. Podes ser la persona con el caracter mas avasallador del mundo, llevarte todo por delante, y sin embargo sufrir pánico. Pero no es tu culpa. Al igual que todo, es un proceso.
Volví a ir a la clínica por ataques tres veces más, y en un plazo de días muy corto. Durante ese tiempo, empecé a pregunarme por qué me estaba pasando todo eso. Y empecé a caer a la realidad. Pero también desarrollé el síntoma más común y que TODOS tienen en estas crisis: el miedo al miedo. Es paralizante, y te hace sentir invalidado. Pero por más que cueste, tenes que saber que el miedo también pasa, y la única forma de vencerlo es enfrentarlo. Una de las veces que fui a la guardia, me tocó una doctora que me atendió re mal, me maltrató por no querer tomar un ansiolítico, me dejó sola en una sala con las puertas abiertas en medio de una crisis que duró MEDIA HORA. Ese día creí que me moría, incluso salí afuera de la sala porque creí que me iba a desmayar y se me quedó mirando nada más desde lejos, mientras tomaba mate con la recepcionista. Las dos me miraban como pensando que estaba totalmente loca y psiquiatrica, y ese día me sentí horrible, lloré muchísimo y al día siguiente también estuve re mal, más considerando en el estado de agotamiento que te dejan los ataques. Ahora te digo esto: si yo estuve taquicardica, hiperventilando, con las piernas y brazos dormidos, puntadas en todo el cuerpo y llorando desesperada, SOLA, durante media hora, y no me morí, creeeme que no te vas a morir vos tampoco. Los ataques de pánico no matan, incluso es practicamente imposible que logren hacer que te desmayes. Solamente angustian, pero de la angustia se puede salir adelante.
La última vez que fui a que me atiendan, fue a la tarde. Ese día había ido a un masajista, y al aflojarme todas las tensiones, también saqué un montón de toda la basura que tenía adentro poniendome mal. Ni bien salí afuera de su consultorio empecé a llorar (para variar). Si alguno de ustedes para avanzar con todo este asunto de las crisis intenta hacer algo como yoga, masajes, flores de bach, y demás terapias que no sean los típicos medicamentos que trabajan unicamente sobre el cuerpo fisico, no se asusten si después de una clase de yoga, por ejempo, sienten como si fueran a sufrir una crisis. No significa que lo que hacen no esté dando resultado, todo lo contrario. Están aflojando toda la porquería que tienen adentro intoxicandolos. Es como si fuesemos un recipiente lleno de mugre, y cuando le empezamos a echar agua para limpiar, el agua sale sucia. Lamentablemente para los que sufrimos esto, es una cuestión de tiempo curarse. Hay que tener paciencia si queremos hacer las cosas bien. Es importante que cada experiencia sirva para fortalacernos. Después de todo el llanto empecé a tener miedo de que los masajes de alguna forma fueran a hacerme mal al corazón (si, la cabeza es algo increíble) y entré en un estado de histeria total de nuevo, asique mi papá me llevó a la clinica otra vez. Una vez ahí, me atendió un doctor que en sus años de estudiante sufrió ataques. Me hizo una tomografía o algo así de mis pulmones porque yo sentía una pelota en la garganta que parecía que no me dejaba respirar (resulta ser una contractura divina en el cuello). Me dio un tranquilizante pero me dijo que a los 19 años no tendría que estar con medicación, que yo tengo y puedo salir adelante. Ese día me vio toda la gente que estaba ahí, en un horario totalmente diurno. Gente que me conocía, gente que no me había visto en su puta vida y se me quedaban mirando como si fuera un animal mutante en una jaula para la exposición. Personas mayores, gente de mi edad y hasta nenes. Una boluda de 20 años llorando y abrazandose las rodillas en la clinica sin ponerse a pensar en como la están viendo todos y en cómo va a quedar después de eso. ¿Y saben qué? Me chupa un huevo. Yo estaba mal, y estaba asustada. Y no me importa que me vean ni lo que piensen. Si no les gusta, que se vayan lejos mío. No voy a estar reprimiendome más si necesito llorar en una situación así solamente porque hay un montón de gente en el lugar, o porque vayan a pensar que estoy re loca y después vayan a andar hablando cosas de mi. No me importa que algunas personas se alejen de mi como si los fuera a matar a todos, o que tengan un concepto de que por ahí en una de esas soy una drogadicta o una enferma por verme así. Mi prioridad en todo esto es MEJORAR YO, y eso te digo a vos también. No tengas miedo de lo que piensen los demás, si vas a tener una crisis, la vas a tener en dónde sea. Y si vas a los lugares con el pensamiento de "voy a tener un ataque y todos me van a ver, la voy a pasar mal" seguramente lo vas a tener. Si tenes que ir al supermercado, no estés pensando que te va a pasar, pero pensá que si te pasa, podes estallar y listo. No vas a ser más o menos decente por sufrir una crisis. Ya te ha pasado antes, solamente vas a estar en un lugar diferente y con gente diferente. Y va a pasar, y no te vas a morir.
Yo actualmente, no superé todo esto, todavía es incluso reciente. Pero si he avanzado, y me cuesta, pero ahí voy. Y se que lo voy a superar, así como se que cualquier persona en cualquier lugar puede superarlo. A veces me da una ansiedad terrible salir de mi casa, ir a cursar, la paso re mal en la calle, a veces me agarra una desesperación total por tomarme las pulsaciones o me despierto con palpitaciones, a veces como y al rato tengo vómitos porque tengo el aparato digestivo alterado, pero estoy enfrentando todo esto.
Si sufrieron una crisis, busquen ayuda. No está mal necesitar un psicólogo. Si realmente ya están en una situación muy crítica, vayan a un psiquiatra, asegurense que sea uno bueno y no un chanta. Probablemente les dé medicación por un tiempo mientras paralelo hacen alguna terapia, cuando solucionen el problema subyacente les irá quitando de a poco el remedio.
Si los tranquiliza, haganse un chequeo del corazón con un cardiologo y busquen asesoramiento para llevar una vida más saludable. Pero cuando vean que está todo bien fisicamente, no sigan manijeando con enfermedades, porque si a la cabeza la dejan que haga de las suyas, van a vivir angustiados.
No ignoren lo que les está pasando. Yo creo que más allá de que todo este tiempo estuve triste por mi ex novio y recién ahora estoy haciendo el duelo por él, mi cuerpo también necesitaba que parara de castigarlo con mi modo de vida. Es más, creo que si no atravesaba por algo así, yo no hubiera parado por mi cuenta, porque hubiera seguido creyendo que mi vida era genial.
No se desesperen por volver a la normalidad. Como ya les dije, es un proceso. Yo estoy volviendo de a poco a salir de mi casa, retomé los estudios con calma, vienen mis amigos a visitarme y a veces vamos a tomar algo (aunque yo estoy en abstinencia de alcohol, jaja) o a la plaza un rato, o algo tranquilo. No he vuelto a ir a los boliches ni a fiestas porque todavía no me siento en condiciones de ni con ganas, y la realidad es que no me siento mal al respecto.
No se asusten si vienen bien y de repente tienen pulsaciones, taquicardia o sensación de que se viene el ataque. También es parte del proceso. En el cuerpo quedan secuelas, y el momento es tan horrible que no es raro que queden sugestionados. Pero eso también va a pasar.
Coman saludable, y no descarguen toda la ansiedad en la comida. No solamente es malísimo para el cuerpo, sino que además es probable que terminen vomitando y descompuestos. Nervios y comida no son una buena combinación.
No tengan miedo de abrirse con la gente, ya sean familiares, amigos o pareja. Es más, hablar de lo que les pasa les va a ayudar a no sentirse tan abstraídos en sus cabezas, y se van a sentir más apoyados y acompañados. Si algún amigo se distancia por todo esto, no se sientan mal, piensen que al final era alguien que no valía la pena (tuve un par de esos). Pero tengan en cuenta lo que les dije: no dependan de una persona en particular para salir adelante. Tienen que salir adelante solos.
Eviten los pensamientos mágicos como "mi último ataque me pasó en tal lugar o con tal persona o en tal situación, voy a evitar eso para que no me vuelva a pasar". Eso es una mentira. La mayoría de las veces los ataques ni siquiera tienen un detonante, simplemente aparecen y el miedo los intensifica hasta que termina desencadenando en pánico total.
Este consejo es medio pelotudo, pero no saben lo mucho que a mi me sirvió. Si tienen mascotas, pasen tiempo con ellos. En algunas de mis crisis, entré a mi perra y ella estuvo acompañandome y haciendome sentir muchísimo mejor. Los animales son una motivación hermosa y tienen un amor incondicional.
Si tienen malos hábitos, es el momento perfecto para dejarlos. Yo dejé de escabiar y reducí mi consumo de cigarrillos de 20 a 3 por día en practicamente nada de tiempo. Además, eviten productos que tengan cafeína o que estimulen el sistema nervioso. A mi lamentablemente el cigarro me cuesta mucho dejarlo del todo, pero reducir el consumo es un buen comienzo.
Sigan intentando salir adelante, por más que parezca que no avanzan o que vuelvan a sufrir crisis, no dejen de pelearla. Piensen que hay gente que vence enfermedades como el cáncer, y que ni siquiera es decisión de ellos. ¿No van a poder ustedes vencer la ansiedad?
Hagan ejercicio. ENSERIO. Aunque sea salir a caminar a la plaza o el parque. Y haganlo preferentemente a la luz del sol, es increíble el efecto que tiene sobre la negatividad. Además, ayuda a la producción de serotonina.
Y sobre todo, dediquense un tiempo para curarse, reencontrarse y quererse. Hagan lo que les guste, lean un libro, dibujen, sientense en el patio a mirar las plantas y el cielo.

Sean ustedes mismos, y el resto que se maneje. Les mando muchísima fuerza a todos Besos!
+1
0
0
2
0No comments yet
      GIF
      New