Popular channels

'Borracheras exprés'

La nueva y preocupante moda entre jóvenes occidentales

La alerta la lanzó la OCDE, que explicó que también aumentó la ingesta de licor entre las mujeres y cada vez desde más temprana edad.


Si bien el consumo medio de alcohol baja levemente desde hace 20 años en los países de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico, pero el "consumo excesivo" entre los jóvenes aumenta, señala el informe.

En el caso de los adolescentes, las llamadas 'borracheras exprés' o 'binge drinking', es decir la absorción rápida de grandes cantidades de alcohol, progresan entre los jóvenes occidentales hasta el punto de convertirse en un fenómeno "preocupante", indica un informe de la OCDE publicado el martes.

"Los niveles de 'consumo peligroso' y de 'sobrealcoholización episódica' entre los jóvenes, en particular las mujeres, aumentaron en numerosos países de la OCDE", recalca la organización en su estudio, titulado 'Luchar contra la utilización nociva de alcohol'.

Un episodio de 'binge drinking' corresponde a la absorción de cinco a ocho vasos de alcohol en una sola ocasión. El consumo de alcohol es considerado "peligroso" a partir de 210 gramos de alcohol puro por semana para un hombre, y a partir de 140 gramos para una mujer (un vaso de vino o una copa de cerveza equivalen a 10 gramos).




Parte del fenómeno de las borracheras exprés se deben el hecho de que la compra de bebidas alcohólicas ha pasado a ser "más abordable" para los jóvenes, según el informe.
Además, "productos alcohólicos especialmente concebidos y comercializados para gustar a los jóvenes bebedores han contribuido a cambiar la actitud de éstos con respecto al alcohol".

La investigación agrega que en la pasada década, la proporción de niños y adolescentes de menos de 15 años que no habían probado el alcohol se redujo del 44 % al 30 % entre los chicos y del 50 % al 31 % entre las chicas.

Además, los chicos por debajo de esa edad que se habían emborrachado, subieron del 30 % en 2000 al 43 % en 2010 y las chicas del 26 % al 41 %.

En esa misma línea, se ha constatado en los últimos años que hay un aumento en la proporción de jóvenes (sobre todo mujeres) que alcanzan niveles de consumo considerados peligrosos (140 gramos de alcohol puro a la semana para las mujeres o 210 para los hombres) o que beben mucho con carácter esporádico (5 a 8 bebidas en una sesión).

Los autores del informe explican que los hombres con un nivel bajo socioeconómico o educativo corren un mayor riesgo de tener un consumo peligroso de alcohol.
Algo que, paradójicamente, en el caso de las mujeres ocurre a la inversa: cuanto más formadas están o disponen de más medios socioeconómicos, tienen más posibilidades de encontrarse en situaciones para abusar del alcohol.




Consumo por países

La entidad también reveló el consumo por países, siendo los estonios (con 12,3 litros de alcohol puro por habitante y año), los austríacos (12,2), los franceses (12) y los irlandeses (11,7) los habitantes adultos de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que más beben.

España, con 9,8 litros de alcohol anuales por adulto, se sitúa en mitad de la tabla (decimoctava posición de 34), por encima de la media global de la OCDE (9,1 litros), por debajo de Estados como Alemania (11) o Portugal (10,8), pero por encima de Estados Unidos (8,6), Japón (7,3), Italia (6,1), México (5,1) y, sobre todo Turquía (1,5).

El caso de Italia es particularmente significativo porque en dos décadas (entre 1992 y 2012) el consumo de alcohol por persona se ha hundido un 42,5 %.

España, con un descenso del 19 % en esos 20 años, se colocó en el grupo de los que vieron descender el volumen de alcohol por habitante, en términos porcentuales más todavía que Japón (-18 %) y Suiza (-18,7 %), aunque menos que en Alemania (-20,3 %), Portugal (-20,6 %), Grecia (-21 %), Eslovenia (-22,1 %) y Francia (-23,6 %).

En el otro extremo, la subidas fueron vertiginosas en términos porcentuales en esos 20 años en Estonia (57,7 %), Israel (50 %), Noruega (36,2 %), Islandia (34 %) y Polonia (24,1 %).

También hubo ascensos muy pronunciados en algunos grandes países que no pertenecen a la OCDE, como Rusia (57,7 %, hasta 11,2 litros por habitante), India (56,3 % hasta 2,5 litros), China (52,6 % hasta 2,5) y Brasil (39,6 % hasta 7,4).

Los autores del informe estimaron que habría que añadir un 11 % al consumo de alcohol contabilizado, lo que elevaría la media a 10,3 litros por persona y año, todavía mucho más alta que la media mundial de 6,2 litros.

España se coloca en la pare inferior de la tabla con un 3,6 % de las defunciones por culpa del alcohol, por debajo de Portugal (5,8 %), Francia (5,3 %) o Alemania (4,4 %), pero por encima de Reino Unido (3,4 %), Japón (3,2 %), Estados Unidos (3,2 %), y sobre todo de Italia (1,6 %), Turquía (1,3 %) e Israel (1,1 %).

Por tipos de alcohol, los mayores bebedores de cerveza en la OCDE son los checos (6,79 litros de alcohol puro al año), seguidos de los austríacos (6,10), alemanes (6,01), polacos (5,90), irlandeses (5,73), belgas (5,19) y españoles (4,87). La media es de 3,77 litros.

Por lo que se refiere al vino, en cabeza están los franceses (6,60 litros), portugueses (6,02), daneses (5,02), suizos (4,96), luxemburgueses (4,86) e italianos (4), frente a una media de 2,83 en el "Club del mundo desarrollado".











0
0
0
0No comments yet