Check the new version here

Popular channels

Cada vez más hombres se depilan la Cola

La platea masculina se sube a la moda de los lampiños y concurre frecuentemente a los spa para sacarse los pelos del pecho y de los cachetes del trasero, según reveló un relevamiento realizado por este medio en los principales spa de la Provincia. Los costos arrancan en los $150 y pueden alcanzar los $750.




Los hombres lampiños le ganaron la batalla a los peludos y por eso, los caballeros que no nacieron con esa virtud, cada vez concurren con mayor asiduidad a los principales spa de la provincia para recurrir a distintos métodos de depilación, solo con el afán de lucir más atractivos para la platea femenina. Sacarse los pelos del pecho y de los cachetes del trasero son los pedidos más frecuentes, en menor cantidad piden depilación de cejas y de piernas. Los tratamientos tienen un costo que va desde los $150 a los $750, según indicaron fuentes de varios centros estéticos provinciales consultados por Tiempo de San Juan.



La depilación de pecho es la más pedida, sobre todo por los hombres que gozan de una buena tonicidad muscular. Luego, siguen los pedidos para depilación de la cola, en este caso también los que más la solicitan son los más fibrosos. Finalmente, en tercer y cuarto lugar están los pedidos para afinarse y dar más forma a las cejas, y la depilación completa de piernas, que es requerida fundamentalmente por aquellos hombres que practican deportes constantemente.

Son dos los métodos a los que recurren con más frecuencia los hombres: la cera y la depilación “definitiva”. Mientras que el primer sistema es mucho más barato, el segundo es más caro pero dura más tiempo. La cera es la opción solicitada por aquellos hombres que no tienen mucho vello mientras que el otro sistema, por los más peludos. La depilación definitiva se hace con pequeñas pistolas láser, que eliminan de raíz los pelos durante unos cuatro o cinco años aproximadamente.
En San Juan, la mayor parte de las demandas son de hombres de entre 20 y 40 años de edad. Casi todos, amantes del gimnasio según describieron los spa consultados.

Desde Mirasoles contaron que los hombres ya no se ocultan, que cada vez piden más turnos para depilarse el pecho y la cola. “Antes las cosas eran diferentes, los hombres pedían turno mucho más ocultos, en su mayoría por teléfono y en horario de siesta, para que nadie se entere. Ahora en cambio hay muchos que los solicitan personalmente y con cero problema. Es bueno que se liberen”, dijeron desde el spa.

En Feeling Good coincidieron con la versión de Mirasoles. “Nosotros antes siempre trabajamos con mujeres nada más, pero la creciente demanda masculina, que empezó a llegar telefónicamente nos condujo a la necesidad de armar un gabinete dedicado especialmente para la platea masculina. Ahora puedo decirte que cada diez clientes para depilación, tres son hombres”, señaló Esther Villareal.

Armonía fue el otro spa consultado. Allí también notaron que los hombres cada vez más piden turnos para depilarse. “Antes un hombre que se depilaba inmediatamente se lo rotulaba de homosexual, ahora ese prejuicio cambió. Te diría que son más los hombres que piensan que son gays sus pares si se depilan o hacen tratamientos de belleza que lo que piensan las mujeres”, explicó Ana Laura Pérez García.

Carolina Giménez, una depiladora profesional, explicó el fenómeno del alza de depilaciones en la platea masculina. “Lo que pasa es que las mujeres se han vuelto más exigentes, y ahora prefieren a los lampiños antes que a los peludos, por eso los hombres vienen, para gustarle más a las mujeres”, resaltó.

Con menos prejuicios con los cuales lidiar, los hombres tomaron la punta y ya se animan sin problemas ni vergüenzas de por medio, a depilarse. Una tendencia que pisa fuerte, sobre todo cuando los varones sacan a relucir sus figuras esculpidas.


0
0
0
0
0No comments yet