Check the new version here

Popular channels

Callosidades y Consejos naturales para quitar los callos

Consejos naturales para quitar los callos



Remedio natural de aspirina y limón


Aunque no lo creas, la aspirina combinada con jugo de limón se convierte en un tratamiento natural excelente para ayudar a que los callos desaparezcan. Para hacer este remedio natural solo tienes que triturar con ayuda de un mortero 7 aspirinas. Luego exprime un limón y añade algunas gotas tanto de limón como de agua, y mezcla bien hasta formar una pasta.


Ahora aplícate la pasta sobre el callo a tratar, tápalo bien con un trapo de plástico o con una bolsa. Calienta una compresa y colócala encima del plástico, dejando actuar durante 20 minutos. Finalmente retira la pasta de aspirina y limón con agua caliente, deja que se seque y frota suavemente con piedra pómez.
Jugo de ajo para reblandecer los callos


El jugo de ajo fresco recién machacado es ideal para reblandecer las dureces. Para ello solo tienes que machacar un diente de ajo, mezclar con un poco de aceite de oliva y formar una pasta que luego deberás aplicar sobre el callo. Finalmente envuelve con un calcetín y deja actuar toda la noche.
Pies en remojo con infusión de manzanilla


La manzanilla también es una opción útil para suavizar las áreas endurecidas de los pies y las manos. Este remedio consiste simplemente en remojar los pies en infusión de manzanilla, dejando actuar hasta que el agua se enfríe.





Para elaborarlo hierve en un litro de agua el equivalente a 5 cucharadas de flores de manzanilla. Luego pon la bebida en una palangana o cubo amplio y cuando se enfríe un poco remoja los pies.
Ácido cítrico para reducir y eliminar el callo


El ácido cítrico del limón es otra opción adecuada para reducir los callos y conseguir eliminarlosfácilmente. En esta ocasión debes solo cortar un limón en rodajas, aplicarlas sobre la zona a tratar y envolverlas con una venda para evitar que se desprendan. Deja actuar durante toda la noche.
El aceite de ricino y sus cualidades anti-callos


El aceite de ricino, aplicado de forma diaria tres veces al día, ayuda a eliminar los callossuavizándolos naturalmente. Para conseguirlo solo tienes que frotar un poco de este aceite sobre el callo, las veces indicadas por día.
como son las Callosidades


Especie de almohadillas protectoras duras y gruesas que se forman en la superficie de la piel como respuesta al roce repetido con un objeto rígido. Se localizan generalmente en los dedos o plantas de los pies y palmas de las manos. Su causa más frecuente es el uso de calzado apretado o mal ajustado. Pueden distinguirse dos tipos de callosidades: las duras, que se producen sobre algún hueso que sobresale (en articulaciones de los dedos de los pies y en el talón) y blandas, que se encuentran entre los dedos.

Causas de callos
  • Generalmente, se forman en manos y pies, debido a que éstos se emplean en la mayoría de las actividades cotidianas y están expuestos a recibir pequeños golpes y fricción continua.
  • El uso de zapatos muy apretados, ya que los dedos y el talón de los pies tienen roce constante.
  • Se presentan sobre un hueso que sobresale, por ejemplo, en el dedo medio de la mano cuando se ejerce mucha presión con la pluma o el lápiz con el que se escribe.
  • La obesidad produce presión mayor sobre las plantas de los pies, lo que provoca que los callos se produzcan con mayor facilidad.
  • Pueden formarse en otras partes, sobre todo cuando el trabajo se asocia con golpes repetidos en determinada zona, como ocurre con la mandíbula o la clavícula (cada uno de los huesos situados en la parte superior del pecho) de un violinista.
Síntomas de callosidades
  • Endurecimiento de la piel de plantas de los pies, palmas de las manos y/o dedos.
  • Formación de almohadillas abultadas.
  • Dolor y sensibilidad a la presión.
Diagnóstico
  • A través del tacto y su ubicación.
  • Los callos suelen tener el tamaño de un chícharo y se aprecian claramente, pues las zonas afectadas son duras y abultadas.
  • Se indaga sobre las actividades de la persona para determinar si se relacionan con fricción constante que pueda ocasionar lacallosidad.
  • De presentarse en los pies, se puede proceder a la revisión del calzado que utiliza el afectado.
Prevención del endurecimiento de la piel
  • Pueden utilizarse guantes, almohadillas y parches acojinados para evitar su surgimiento o crecimiento.
  • Uso de zapatos cómodos que no aprieten ni rocen los pies. Asimismo, deben desecharse cuando están demasiado deformados o produzcan molestias.
Tratamiento para los callos
  • Aunque las callosidades son difíciles de eliminar, debe reducirse la presión en la zona afectada o redistribuirla. Esto es posible con almohadillas, parches o vendajes protectores de hule espuma.
  • Se recomienda usar zapatos suaves y cómodos para evitar que el problema se acentúe.
  • Pueden utilizarse medicamentos para quitar los callos, por lo general, elaborados con ácido salicílico (el cual también se usa para el tratamiento de los mezquinos o verrugas vulgares). La aplicación puede ser directa o por medio de parches, pero debe procurarse no tocar la piel aledaña. Si hay irritación excesiva deberá acudirse al dermatólogo.
  • También pueden reducirse si se frotan con piedra pómez o recortan inmediatamente después del baño, pues al estar remojada la piel, ésta es más suave.
  • Evitar caminar descalzo.
  • Utilizar cremas hidratantes si la piel está muy seca.
  • Nunca debe intentarse cortar las callosidades con una cuchilla o navaja; puede hacerse con tijeras, aunque lo mejor es que un pedicurista realice esa labor.


Los pacientes con tendencia a desarrollar callos pueden necesitar consultas regulares con un pedicurista, sobre todo los que padecen diabetes. En estos casos no se recomienda el uso de ácido salicílico.



fuente de informacion http://comoson.com/?p=829
0
0
0
0
0No comments yet