About Taringa!

Popular channels

Cambiando el tiempo

Cambiando el tiempo

El tiempo es una magnitud física creada para medir el intervalo en el que suceden una serie ordenada de acontecimientos. "El tiempo es dinero"...

El segundo es la unidad de tiempo del Sistema Técnico de Unidades (Hasta 1967 se definía como la 86.400ava parte de la duración que tuvo el día solar medio entre los años 1750 y 1890).
60 fracciones de temporalidad son un minuto, para manejar el tiempo de los civiles.
Al pasar 24hs, cambiamos de día en el calendario.
Rotación del planeta sobre si mismo, un día.
Un día promedio de trabajo es de 8hs diarias.
El giro de la luna por fuera de la tierra, un mes.
Un cuatrimestre o trimestre, son las medidas de reclutamiento del conocimiento desde las instituciones que brindan saber.
Entre 5 y 15 días, con suerte, los inmiscuidos en el trabajo formal, estable y remunerado, sin tener en cuenta condiciones de salubridad o precariedad, tienen esos días que son el respiro de un año de trabajo de entre 8 y 14hs diarias en la entrega de fuerza de trabajo, sistematicidad y cronometracion para la producción, burocratizacion y "dignidad" del mundo capitalizado.
La vuelta del planeta sobre la estrella próxima (el Sol), 365,3 días.
La vuelta del sol en la vía láctea (galaxia a la que pertenecemos), 250 millones de años.

Si no se haría caso al calendario gregoriano, por el que estamos regidos para fragmentar tiempos de trabajo, educación, "época de ocio", de año tras año, ¿como aprovecharíamos el tiempo más allá de obligaciones, las imposiciones, más allá de responsabilidades?

Sin el sentir, la sucesión de los acontecimientos en la vida serian un mero tic-tac de reloj...

¿Como serian el devenir de los deseos y esperanzas?, ¿serian consumadas sin disfrutar del trayecto para lograrlos o a su espera mágica? ¿Serian los aconteceres sin agujas y segunderos ajenos que empujan, aprietan, enajenan y angustian a los prisioneros del reloj del consumo/producción, del éxito material y la apresuración de no se sabe bien, que, ni para que?.
Según se dice en las obras filosóficas y en la mitología griega, Crono o Cronos era la personificación del tiempo y Dios de las temporalidades. En esos mitos, Crono era el dios de las Edades astrológicas y del zodiaco. Surgió al principio de todo, formado por sí mismo como un ser incorpóreo y serpentino. En la mitología griega, Ananké o Anankaia, era la personificación de la inevitabilidad, la necesidad, la compulsión y la ineludibilidad. Surgió de la nada al principio de los tiempos formada por sí misma como un ser incorpóreo y serpentino cuyos brazos extendidos abarcaban todo el universo. Desde su aparición Ananké estuvo entrelazada con su compañero, la personificación del tiempo Cronos. Juntos rodearon en una espiral en torno a el huevo primigenio (el caos y lo anterior al origen mítico) de materia sólida en su enlace constructivo y lo dividieron en sus partes constituyentes (tierra, cielo y mar), provocando así la creación del universo ordenado (siendo el big-bang del universo actual), formando el mundo ordenado de la tierra, el mar y el cielo. Ananké y Chronos permanecieron eternamente entrelazados como las fuerzas del destino y el tiempo que rodean el universo, guiando la rotación de los cielos y el interminable paso del tiempo.

Tomando el Tiempo (Cronos) y la Necesidad-inevitabilidad (Ananke), hoy el tiempo va a remolque de la necesidad, necesidad monetaria y material. Necesidad que maneja el tiempo, la necesidad del mercado, del trabajo y del símbolo del dinero, su intercambio y su acumulación. Donde el trabajo, como forma de inclusión, y el trabajar una constante de pertenencia van desarrollando las formas de vinculación, poder, recursos, saberes... ¿y vida digna?; donde el trabajo reduciéndolo a una transacción o su ganancia, ah dejado a la colaboración interpersonal y la cooperación colectiva solapada por la competencia y la supervivencia individual.
Las significaciones de los dioses míticos antiguos, fueron cambiadas por la instauración de los valores de los dioses contemporáneos de las religiones monoteístas, pero los códigos humanos fueron teniendo forma hasta la actualidad, a incidencia y vinculación desde el nuevo "dios" monetario moderno, que domina las relaciones de vida homogeneizadas, en la actividad laboral y la dependencia de sus beneficios y valores interpersonales. Donde ahora el mito de que "el trabajo es vida", no es tan naturalizado, si bien dignifica, la desigualdad estructural, la diferencia de accesos, la precarización, la explotación y la esclavitud moderna de las producciones en masa, (como en alta mar - ej. NIKe), hacen que el trabajo sea un sufrimiento si se ve en contexto y a nivel macro de como es la cadena de "beneficios", el trabajo generado por la fuerza de trabajo del trabajador(niños), que deja ganancia a los de mejor jerarquía, por el tiempo optimizado, y con migajas a los que dejan seca su sangre, en el sudor de un "trabajo" del empleado remunerado.

El tiempo cronológico, los tiempos subjetivos, las temporalidades de las cosechas, los tiempos de producción, el tiempo mal gastado, no utilizado, poco, mucho, algo o simplemente nada...

Todos los años al arrancar se festeja por lo añorado, lo bueno esperado, lo que mejor sea para cada uno, etc.. Cada momento del año es la posibilidad de seguir sintiendo, investigando, disfrutando, cambiando, potenciando, habilitando todas esas cosas, todos esos momentos, tantos mas de esos cachos de felicidad atemporales, sin cronometrar que no entran en la medición de las eventualidades modernas sentimentales, de los acontecimientos compartidos, de esos instantes fuera de los tiempos del apresuramiento, de la obligación, del mandato e imposición...
Todo lo que se dejo de lado por la cultura hegemónica occidental, de los tiempos del mercado y la globalización que arrancaron desde las travesías de los reyes españoles y los piratas ingleses en la expansión de comercio, de los valores monetarios y los tiempos de marginación, del éxito y el fracaso, del sumar material y extraer propiedades, de formas interiorizadas desde que el capitalismo creo la sociedad de consumo y la pauta publicitaria, dejando a la cultura, la tradición, los sentimientos y afecciones fosilizados, encerrados, olvidados y desprestigiados nada mas que para lucrar con ellos, en el sistema de poder y de control, ejercido diagramado para enriquecerse con la falta o el degradamiento de estas sensaciones y condiciones humanas, perdidas entre tanta tecnificación, omitidas entre toda la importancia enseñada desde arriba(el "saber" por jerarquía), desde hace tiempo y a beneficio de pocos.
El ser humano y la sociedad cambian con el tiempo, siendo una constante natural dicho cambio, en el lapso de periodos trascurridos de momentos históricos sucesivos en la vida mundial.
En el año tras año, mas allá de 365 días o 8.760 horas, 525.600 minutos o 31.536.000 segundos; en esta época "de fin del mundo" según las malas lecturas sobre los Mayas, lo novedoso de esta era, lo primordial de estos tiempos, y de buenas traducciones de los Mayas, es que el ser humano, deje las cuestiones cuantitativas tan dogmatizadas, para pasar a prestar atención cualitativamente a las cosas sencillas, cotidianas, simples para entender mas fácil, lo complejo, amplio y macroscópico, del mundo que habita, de la naturaleza que comparte. Para que lo sublime de la felicidad, no sea una búsqueda inalcanzable sino un estar diario construido colectivamente, enalteciendo a cada individuo fuera de su individualidad. En un despertar colectivo de un resurgimiento desde la singularidad de cada persona.
En un estar saludable-afectivo que sea posibilitando en el día a día por el momento a momento, de muchos instantes vividos como el ultimo, sentidos como si fueran el primero.
Todo lo que hace del afecto y el hacer, de los placeres del sol y la luna, de salud y bienestar; que sin ser realizado con [email protected], y sin el sentir, la sucesión de los acontecimientos en la vida serian un mero tic-tac de reloj... Por la búsqueda de ese disfrute y que sin [email protected] [email protected], son solo contar la suma de fracciones del tiempo. Por Todos esos momentos eternos compartidos que duran un fugaz instante...

El hombre perdió la posibilidad de pensarse mas allá de él, porque se acostumbró en ser pensado por otros(políticos, religión, catedráticos, los medios de comunicación) mas allá del ahora, para mantenerse "vivo" el consumir para ser parte de la "normalidad" y el derrochar en el ahora! para ser feliz efímeramente, por centralizarse en la vorágine de una rapidez, de la ecuación tiempo=dinero, en el ser una pieza mecánica del sistema que lo domina, dominado por unos pocos.

Ya pasaron varios cambios de época características de la humanidad, varios tiempos significativos de su cultura, arte y denominación social y organizativa, de la clásica, la antigua, la edad media, y la moderna actual. La época futura podrá ser la de la época de cambio a nivel general, la época donde el tiempo no sea el del mercado, el del apuro de ganar el mango en la opresión del sistema, la de competir para sobrevivir.
La época donde el tiempo sea para compartir, sentir y disfrutar, donde el apresuramiento sea para aprender, conocer, pensar, crecer, parar, desarrollarse, sentir, pero apresurarse solo para no morir en vida por dejarla pasar.


(J-P_B)

La época futura es esta y el momento puede ser ya...
El tiempo de disfrutar otro mundo haciéndolo, es ahora!

0No comments yet