Canales populares

¡Carne cruda es la causa de perros muertos! - ¿En serio?

"¡La carne cruda podría ser la causa de perros muertos!" - ¿¡¿En serio?!?
Dr. Zoran Jankovic


Vivimos en un mundo donde los reportajes mediáticos tienen poco que ver con la realidad, y todo que ver con el sensacionalismo, el fomento del miedo y, a menudo, intereses corporativos y financieros. La mayoría de lo que hoy día pasa por "ciencia nutricional" no es el resultado de investigación científica objetiva, sino los torcidos y manipulados "descubrimientos" de científicos que trabajan para, y están completamente supeditados a, la industria de la alimentación y lo último de las corporaciones multinacionales.

Lo mismo se puede decir a la hora de hablar sobre la investigación de las necesidades nutricionales de nuestras queridas mascotas. Después de todo, el mayor fabricante de alimentos para humanos del mundo, Nestlé, también es el mayor fabricante de comida para mascotas. En 2010, Nestlé Purina PetCare tuvo ingresos de $12.5 billones, o aproximadamente el 15% de los ingresos totales de la corporación Nestlé.


¿La carne cruda mata los perros? ¿Ah SÍ...?


Ayer, el periódico británico, The Telegraph publicó un artículo con un título algo hinchado Raw meat could be the cause of dead dogs, scientist warns. (La carne cruda podría ser la causa de perros muertos, advierte científico.) 'Hinchado', es precisamente lo que es este título y el artículo entero.

Cualquiera que lograse leer más que el titular histérico (probablemente pocas personas) descubriría (a su horror) que:
Una tendencia de alimentar a los perros con carne cruda podría estar detrás de las muertes de 40 mascotas en Bretaña, advierte un científico líder quién luchó contra una epidemia de la misma enfermedad en EEUU

Este párrafo sólo, junto con el titular ya es suficiente para asustar a cualquier persona que esté contemplando dar a sus perros cualquier comida menos la comida herbívora procesada. Claro está que no ayuda que hoy en día, la mayoría de las personas, sobre todo los lectores en internet, tienen dificultades para enfocarse en más que los primeros párrafos y así es cómo se crean las leyendas urbanas. Los que sí lograron llegar hacia el finaldel artículo, seguramente se habrán quedado algo perplejos entonces al leer que:
Sin embargo, los dueños cuyos 'perros han padecido esta enfermedad dijeron que nunca habían dado carne cruda a sus perros, así aumentando el misterio que rodea la epidemia.

¿Confundido? ¡Yo también! Es una lástima que la mayoría de los lectores tipo 'sólo-titular-y-primer-párrafo' no llegaran a terminarlo porque ya habrían ido a las redes sociales para compartir la noticia con sus amigos amantes de los animales.

Sin embargo, si te cuentas como uno de los pocos individuos restantes que aún es capaz de ingerir y digerir información más voluminosa y variada, puede que disfrute de estos hechos. (¡Bueno provecho!)

El artículo del Telegraph afirma:
los veterinarios han confirmado a base de pruebas que es una forma de la putrefacción de Alabama, una enfermedad que mató a cientos de galgos en EEUU en los años ochenta.

La putrefacción de Alabama es el nombre de una enfermedad que afecta a los riñones caninos y causa una muerte rápida debido a la insuficiencia renal. También se la conoce como Vasculopatía cutánea idiopática o 'CRGV' por sus siglas en inglés. 'Idiopática' es una forma sofisticada de decir que nadie está seguro de las causas de la enfermedad, si es infecciosa o si es una toxicosis ambiental, aún no sabemos. Entonces ¿cómo es que se ha culpado a la carne cruda?


A finales de los años 80, la putrefacción de Alabama
diezmó a la población de galgos en EEUU.



En los años ochenta, la 'putrefacción de Alabama' diezmó a la población de galgos de carrera en EEUU y se especulaba que la enfermedad podría ser causada por un tipo particular de E.coli en carne contaminada que estaban comiendo los galgos. Estas afirmaciones nunca fueron comprobadas, pero el mitode la conexión entre la carne cruda y la putrefacción de Alabama aún sigue vivopara ser usado en los medios por científicos y periodistas irresponsables y/o sesgados.


Según David Walker, un experto en esta enfermedad:

Al principio se cree que la putrefacción de Alabama Rot sólo afecta a los galgos y los perros reportados en EEUU se presentan con problemas de piel, con o sin insuficiencia renal. Al examinar muestras de los riñones de los perros bajo microscopio se revelaron cambios únicos y poco usuales. Estos cambios eran parecidos a los que se ven en las personas que padecen de una enfermedad que se llama 'síndrome urémico hemolítico'. En una proporción de las personas que tienen síndrome urémico hemolítico, la causa de la enfermedad se produce por una toxina producida por una bacteria llamada E.coli. Esta toxina no se la ha identificado en los perros, así que por ahora, la causa de CRGV permanece desconocida, aunque se sigue investigando.


Desde diciembre del 2012, varios casos de raza, edad y género han sido diagnosticados con CRGV. Estos casos se han identificado en Hampshire, Dorset, Surrey, Cornwall, Worcestershire y el Condado de Durham. Los perros afectados inicialmente tenían una anormalidad en la piel (también conocida como 'lesión) de causas desconocidas.


Normalmente las anormalidades en el CRGV aparecen por debajo de la rodilla o el codo. Las lesiones en la piel pueden ser en forma de hinchazón, una zona de piel roja o un defecto en la piel (como una úlcera). En los siguientes dos a siete días, los perros han desarrollado síntomas clínicos de insuficiencia renal, los cuales incluyen vómitos, poco apetito y cansancio.


Walker concluye:

Es importante recordar que esta enfermedad parece afectar solamente a un número pequeño de perros y la mayoría de las anormalidades en la piel no están relacionadas con la enfermedad. La mayoría de los casos de insuficiencia renal tampoco están relacionadas con CRGV.


Considerando todo esto, no es difícil deducir que, es extremadamente improbable que la causa de la putrefacción de Alabama sea una dieta de carne cruda. Una conclusión más lógica sería que las lesiones de piel son el punto de entrada de un agente infeccioso y la reacción local consecuente.


Por ahora, simplemente no tenemos datos suficientes para sacar conclusiones sobre la fuente de los casos en RRUU. Un papel científico se publicará próximamente que incluirá toda la información de los casos, resultados de patología clínica, resultados de microscopía electrónica y óptica y los resultados de más estudios incluyendo un estudio epidemiológico de los perros británicos. Esto permitirá una comparación con los casos publicados de CRGV idiopático.


Hasta entonces, por favor, ignoren a los sembradores de miedo y sigan dándoles a sus perros una dieta sana y equilibrada, según la dieta apropiada para su especie; la que se merecen. Pista: los perros son carnívoros, y ellos saben lo que mejor les sienta (no como la mayoría de los humanos). A no ser que alguien me pueda enseñar evidencia de grupos de lobos invadiendo campos de trigo y maíz en busca de sus cereales favoritos, sugiero que sigan la naturaleza y la evolución y que eviten darles a sus perros los piensos altamente procesados y mayormente hechos de cereales y verduras, los cuales afectarán su salud de forma negativa. En vez de eso, denles lo que han estado comiendo mientras evolucionaban durante los últimos 15,000 años.


0
0
0
0No hay comentarios