Check the new version here

Popular channels

Cómo bajar tus kilos de más antes del verano



Muchas veces, con la llegada de la primavera empezamos a notar en nuestro cuerpo el poco ejercicio que realizamos durante el invierno y lo mal que solemos alimentarnos durante dicho período.

Y nos agarra el apuro: es el momento de prepararse para llegar divinas al verano y perder esos kilitos de más. Para ello es clave ponerse en movimiento en forma progresiva, pero sin comenzar realizando una actividad física muy intensa, ya que puede provocar que a las pocas semanas abandonemos todo, sin lograr el objetivo.

Se debe empezar con alguna actividad que no represente un gran cambio a lo que nuestro cuerpo venía realizando durante los últimos meses: o sea, si normalmente caminábamos 10 cuadras en todo el día, podés ponerte como objetivo para el primer mes, realizar un 30% más de actividad a la semana. Es decir que si caminabas 10 cuadras, la semana siguiente debes realizar 13, y la otra 18, y así sucesivamente.

Otro punto importante, es empezar a reducir la ingesta de alimentos que tengan gran cantidad de calorías, como dulces, grasas, fritos, embutidos, alcohol y gaseosas, ya que el aspecto nutricional es el otro 50% del cambio de hábito que tenemos que hacer para que nuestro objetivo se concrete.

Para quienes no venían haciendo ninguna actividad física, lo ideal es arrancar con 20 minutos seguidos de algún deporte que sea de su agrado, y que se pueda realizar a una baja intensidad. Pueden por ejemplo caminar, andar en bicicleta, nadar, hacer ejercicio elíptico en el gimnasio o remo aeróbico.

Dichas actividad podemos realizarlas día por medio y, luego, en la segunda semana, incrementar un 30% del tiempo empleado. O sea: si hacíamos 20 minutos, ahora debemos caminar 26 minutos, y a la semana siguiente, aumentar otro 30%, de esta manera hasta llegar a realizar entre 45 y 60 minutos de actividad seguida, que es el tiempo óptimo para generar una cambio real en nuestro cuerpo.

Al llegar al tiempo óptimo de actividad, podemos comenzar a incrementar su intensidad: hasta ese punto lo realizábamos a una intensidad baja, y luego de 4 o 5 semanas debemos pasar a una intensidad media, para de esta forma utilizar mayor cantidad de tejido adiposo por unidad de tiempo.

Por último, cuando llevamos dos meses de entrenamiento, debemos pasar a entrenar a una intensidad entre media y alta. Es decir: tiene que ser entre un 75% y un 80% de nuestra intensidad máxima a la que podríamos llegar. ¿Qué significa esto? Por ejemplo, si caminando lo mas rápido que podemos, hacemos una cuadra en 45 segundos, entonces para que la actividad sea de entre un 75% y un 80% de ese máximo, debemos recorrer cada cuadra en 60 segundos, y mantener dicho ritmo por 45 o 60 minutos. En esta intensidad, nos debemos mantener los dos meses siguientes, y de esta manera vamos a lograr bajar esos kilos de más, antes de que llegue el verano.

Algo muy importante es que cada día que comenzamos a entrenar debemos realizar los primeros 6 minutos a una intensidad muy leve y luego ir incrementando hasta alcanzar la intensidad adecuada.

Al finalizar la actividad siempre hay que realizar entre 6 y 8 minutos de ejercicios de elongación, poniendo principal atención en los músculos que más utilizamos. De esta manera vamos a acelerar la recuperación muscular post actividad física, y también vamos a reducir notablemente las molestias que pudieran aparecer el día siguiente de nuestro entrenamiento.
0
0
0
0No comments yet