1. Salud y bienestar
  2. »
  3. Wellness

Cómo curar los sabañones. Remedios caseros.


Hoy quería hablaros de este mal que nos ataca en invierno, para los que los padecéis (como yo) y para los que no lo padecéis para que os informéis.
En invierno llega el frío y, a las personas que tienen mala circulación les pueden salir sabañones.

¿Qué son? Son inflamaciones de la piel. Las venitas del frío se hacen mas estrechas, y cuando llega una nueva fuente de gran calor, bruscamente se dilatan y crean como pequeños derrames dentro de la piel. Éstos se muestran en forma de pequeños bultitos rojos, y en los casos más graves, ¡hasta nos pueden salir ampollas! Suelen salir en los dedos de las manos, nudillos, nariz, orejas, mejillas, dedos de los pies y plantas de los pies, e incluso en otras zonas como piernas, aunque son más raros.












Yo, en mi ignorancia, las primeras veces que me salían me pensaba que me había roto el dedo meñique, porque estaba hinchado, rojo y al apretar la articulación dolía, como cuando te haces una fractura.
Este invierno me han salido casi uno por dedo, imaginaros,¡ a veces ni me podía lavar bien los dientes porque no podía cerrar la mano de la hinchazón!
Conforme va evolucionando, el sabañón produce picor intenso, muuuy molesto, sobretodo por las noches cuando estamos más calentitos. Esto es normal.
Los sabañones suelen producirse en personas sedentarias, con mala alimentación, en personas con mala circulación, que siempre tienen pies y manos frías por un deficiente riego sanguíneo periférico o mal funcionamiento de las células de la piel que participan en la defensa de la piel.

Las manos (o la parte donde te salga) se muestran enrojecidas, o amoratadas a veces, hinchadas, con pequeños bultos o deformaciones.

¿Qué podemos hacer? Lo mejor para los sabañones es prevenirlos. Abrigarse bien en invierno es lo más importante. Cubrirse las manos con guantes, los pies con calcetines abrigados y botas, la cara con crema protectora. No pasar por cambios bruscos de temperatura, de mucho frío a mucho calor en la piel, porque eso fomenta que los pequeños capilares se rompan




¿Y si ya los tenemos? Pues entonces tendremos que cuidarlos. Baños de agua templada-calentita pueden ayudar a activar la circulación (no utilizar agua ardiendo). Las cremas de manos son especialmente buenas porque ayudan a regenerar las células de la piel. Mi truco es ponerme las cremas por la noche junto con unos guantes, me despierto con las manos calentitas e hidratadas. También me pongo aceites hidratantes, como el de Rosa mosqueta regenerante de Deliplus, dermik.
Son especialmente buenas las cremas que contienen urea, una sustancia que participa en la hidratación de las capas de la piel. Por ello el principal remedio casero, y dicen que el más efectivo, es utilizar la primera orina de la mañana para lavar la zona afectad, dejar secar y luego lavar con jabón. Suena desagradable, ¿verdad? pero resulta que la orina está plagada de urea, sobretodo la primera del día que es más concentrada. Otros remedios caseros son utilizar cebolla, o ajo, o limón sobre las zonas afectadas a modo de crema, ya que ayudan a activar la circulación y alivian la quemazón o el picor. Y por supuesto, hacer ejercicio físico es muy muy beneficioso para que todo el riego sanguíneo funcione perfectamente. Cuando el frío se te junta con los exámenes y te pasas el día en la silla estudiando, es muy probable que te salgan sabañones. Ayer por la tarde me puse a hacer 20 minutos de elítptica y tuve el resto de la noche las manos calentitas. Moverse funciona.
Si les sirvio comenten desde ya muchisimas gracias!!|
0
0
0
0No hay comentarios