Como mejorar la expresión facial.


La mandíbula es una parte muy expresiva de nuestra cara, transmite si estamos enojados, alegres, tristes, preocupados, ansiosos. Cuando la mandíbula comienza a perder firmeza, las comisuras de los labios y el mentón caen. Ciertamente, una mandíbula flácida suma más años que las arrugas alrededor de los ojos, porque confiere al rostro aspecto de cansancio y agobio ante la vida.

Se ha comprobado que la mandíbula es una zona de la cara que responde con eficacia a la gimnasia facial. Las personas que se han esmerado en llevar a cabo una rutina de ejercicios programados han tenido resultados asombrosos. En muy poco tiempo han visto fortalecida su mandíbula, logrando un contorno de líneas bien definidas. Recomendamos a quien esté interesado en fortalecer su mandíbula que se observe frente al espejo la parte en cuestión, que se tome una fotografía antes de comenzar a practicar los ejercicios y otra a las dos semanas de práctica intensiva, para poder comparar y alegrarse por la mejoría visible que ha alcanzado.

En los movimientos mandibulares intervienen varios músculos que rodean la zona de la boca, la barbilla y el cuello. En la parte baja de la mandíbula suele depositarse tejido adiposo, sobre todo cuando se tiene exceso de peso corporal. La gimnasia facial localizada en la mandíbula, no solo otorgará tonicidad y eliminará adiposidades, sino que ayudará a acabar con el cansancio, tensión y rigidez. Contribuirá a mantener un rostro y cuello relajados.

TÉCNICA PARA AFIRMAR LA MANDÍBULA INFERIOR:

Lo ideal es comenzar a practicar este ejercicio frente a un espejo, hasta aprender y perfeccionar la técnica. Se puede hacer en posición de pie o sentado, siempre que se mantenga la columna vertebral erguida y los hombros relajados, lo que permitirá respirar en forma adecuada
.

Vamos a comenzar por tonificar la mandíbula inferior. Llevar la cabeza con lentitud hacia atrás, relajando los músculos faciales y manteniendo los labios ligeramente entreabiertos. A continuación, llevar la dentadura inferior hacia delante y apretarla al labio de arriba. Sentir que se tensiona la mandíbula, el mentón y el cuello. Tras unos segundos, volver a la posición inicial. Repetir el ejercicio doce veces, cada vez más rápido. Descansar unos segundos y volver a realizar la serie de doce movimientos consecutivos un par de veces más. Para mejores resultados, realizar las tres series de ejercicios dos veces al día, puede ser a primera hora de la mañana y antes de ir a dormir.

Al terminar la serie de ejercicios para la mandíbula hay que darse golpecitos con el dorso de una mano, por debajo del mentón y en el cuello. La práctica diaria de la gimnasia mandibular fortalece a la vez que relaja. Asimismo, contribuye a evitar o eliminar el doble mentón.

La zona de mandíbula y cuello es muy importante por la actividad glandular. Tienen preponderancia las glándulas o ganglios linfáticos que filtran la linfa (líquido linfático) y actúan en el sistema inmunológico, que se ubican a los costados del cuello. También la glándula tiroides se encuentra en la zona del cuello y regula el metabolismo.

Se recomienda realizar masajes suaves con ambas manos en el contorno de la mandíbula y el cuello, recorriendo ambos laterales unas diez veces. Conviene que estos masajes se llevan a cabo tras la técnica para afirmar la mandíbula.

Fuente: http://comocuidarlapiel.com/para-mejorar-la-expresion-facial-una-mandibula-firme/