Check the new version here

Popular channels

cómo se vinculan las enfermedades cardíacas y la salud bucal







Un estudio muestra que bacterias que causan enfermedades en las encías promueven también problemas cardiacos

Las enfermedades cardiacas son una de las principales causas de muerte, y las enfermedades infecciosas comunes de las encías afectan a un gran porcentaje de la población



El descubrimiento podría mejorar los diagnósticos cardiológicos

Desde varios años, se ha venido sospechando que hay alguna relación entre esas enfermedades periodontales y la mala salud cardiaca, pero no se había hallado una asociación de causa-efecto. En el nuevo estudio, se ha encontrado. A partir de ahora, esas enfermedades de las encías deberán ser vistas como un factor de riesgo para las enfermedades del corazón.

En el estudio, Velsko y sus colegas infectaron a ratones con cuatro bacterias específicas (Porphyromonas gingivalis, Treponema denticola, Tannerella forsythia, Fusobacterium nucleatum) que causan enfermedades periodontales, e hicieron un seguimiento de su expansión. Una vez que las bacterias fueron detectadas en las encías del ratón, el corazón y la aorta, los investigadores vieron un aumento en factores de riesgo, bien conocidos, de las enfermedades cardiacas, entre ellos el colesterol y la inflamación.

El nuevo estudio forma parte de una investigación más extensa acerca de los efectos de las enfermedades periodontales sobre la salud general, que está siendo llevada a cabo en el laboratorio de Kesavalu Lakshmyya en el Departamento de Periodontología de la Universidad de Florida.




Del cuidado de la boca depende el corazón

Para todos es sabido que una buena higiene bucal evita que se desarrollen enfermedades en esa zona. Si ocurre lo contrario, las caries, problemas en las encías e infecciones proliferarán. Sin embargo, pocos saben que del cuidado de la salud periodontal depende una buena salud cardiovascular.



El cuidado de las encías es de suma importancia como una más de las estrategias de prevención de la cardiopatía isquémica, afirma el doctor en Medicina y Cirugía Clínica Blas Noguerol, especializado en Periodoncia e Implantología, en Granada, España.

Ciertas enfermedades o intervenciones odontológicas pueden situarse en el origen de importantes afecciones cardíacas. Se debe dar a conocer al dentista el tratamiento anticoagulante prescrito por el cardiólogo para hacer adecuadamente el tratamiento.

“Los pacientes con periodontitis —especialmente quienes la desarrollan a edades más jóvenes— tienen más riesgo de padecer un evento cardiovascular en el futuro”, indica Noguerol.

Así ocurre

En las enfermedades periodontales se libera en la sangre una gran cantidad de factores inflamatorios que pueden depositarse en diferentes órganos. Posiblemente es la fuente más importante de liberación de estos componentes inflamatorios a la sangre.

Las enfermedades periodontales o de las encías son causadas por bacterias y son, por tanto, infecciones bucales.

Una de las consecuencias de esta infección a nivel local puede ser el inicio o desarrollo de inflamación general o sistémica, que puede conllevar distintas implicaciones para la salud del paciente, dependiendo de la parte del organismo sobre la que actúe.

Nuevos trabajos apoyan la hipótesis de que las bacterias adheridas a las superficies dentarias promueven el desarrollo de la lesión aterosclerótica y con ello elevan el riesgo de aparición de acontecimientos cardiovasculares. Incluso, se sabe que la inflamación general que pudiera inducir una infección periodontal, aparentemente insignificante, puede tener un papel determinante en el control del metabolismo en pacientes diabéticos.

También hay otro tipo de evidencias que reflejan la estrecha vinculación entre salud periodontal y cardiovascular. Como recalca Noguerol, “un inadecuado estilo de vida está en la base de algunos trastornos periodontales, así como en el origen de importantes enfermedades cardiovasculares, por lo que un cambio de hábitos cotidianos permitiría ayudar a prevenirlas en forma conjunta”.



Enfermedad periodontal

La periodontitis ocurre cuando la inflamación o la infección de las encías (gingivitis) se deja sin tratamiento o este
demora.

Esta se disemina desde las encías hasta los ligamentos y el hueso que sirven de soporte a los dientes. Esto causa que se aflojen y se caigan.

La enfermedad se desarrolla cuando la placa y el sarro se acumulan en la base de los dientes. La inflamación hace que entre la encía y los dientes se formen bolsas que se llenan de sarro y de placa. La inflamación continua lleva al daño de los tejidos y el hueso alrededor de los dientes. Debido a que la placa contiene bacterias, es probable que se presente infección y absceso dental.



Prevención

Es necesario cuidar la salud bucal manteniendo un control adecuado de la higiene, puesto que esto incidirá en una mejora de la salud cardiovascular.

Su prevención se basa principalmente en hábitos de higiene. Su detección temprana por un periodoncista o dentista evita tratamientos costosos, además del beneficio que induce para la salud en general.

Cepillarse los dientes después de cada comida. Usar hilo dental y antibacterial bucal.

Acudir a una revisión con el odontólogo cada seis meses, por lo menos.


La conexión entre la boca y el corazón: cómo se vinculan las enfermedades cardíacas y la salud bucal

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), las enfermedades cardíacas cobrarán un estimado de 600,000 vidas este año, lo que las convierte en la primera causa de muerte en los Estados Unidos.

¿Sabía usted que las enfermedades cardíacas y la salud bucal están relacionadas? Existen dos conexiones diferentes entre las enfermedades cardíacas y la salud bucal:

Estudios han demostrado que las personas con la enfermedad de las encías (periodontal)moderada o avanzada son más propensas a padecer de enfermedades cardíacas que aquellas con encías saludables.
La salud bucal nos da indicios sobre la salud general. Los estudios han demostrado que la salud bucal puede dar señales de advertencia sobre otras enfermedades o estados clínicos, incluyendo las enfermedades cardíacas.
Conexión Nº 1: cómo la enfermedad de las encías aumenta el riesgo de sufrir ataques cardíacos

Según la Academia de Odontología General (AGD), como la boca es un camino de ingreso hacia el cuerpo, las personas que tienen enfermedad de las encías crónica presentan mayores riesgos de sufrir ataques cardíacos. La enfermedad de las encías (llamada gingivitis en sus etapas iniciales y enfermedad periodontal en etapas posteriores) se debe a la acumulación de placa.

Algunos investigadores han sugerido que la enfermedad de las encías puede generar enfermedades cardíacas porque las bacterias de las encías infectadas pueden desprenderse, ingresar al flujo sanguíneo, acoplarse a los vasos sanguíneos y aumentar la formación de coágulos. Además, se ha sugerido que la inflamación causada por la enfermedad de las encías también puede desencadenar la formación de coágulos. Los coágulos disminuyen el flujo sanguíneo hacia el corazón, lo que provoca un aumento de la presión sanguínea y del riesgo de sufrir un ataque cardíaco.

Factores de riesgo

Los estudios no han establecido si las enfermedades cardíacas ocasionan la enfermedad de las encías o viceversa. Esta es una tarea difícil porque muchos de los factores de riesgo para la enfermedad de las encías son los mismos que los de las enfermedades cardíacas:

Fumar cigarrillos
Mala nutrición
Diabetes
Sexo masculino

Conexión Nº 2: cómo alerta la salud bucal sobre las enfermedades cardíacas

Investigaciones recientes indican que más del 90 por ciento de todas las enfermedades sistémicas, incluidas las enfermedades cardíacas, presentan síntomas orales. Además, los dentistas pueden ayudar a los pacientes con antecedentes de enfermedades cardíacas mediante exámenes para detectar cualquier signo de dolor oral, infección o inflamación. Según la AGD, el diagnóstico y el tratamiento adecuado de las infecciones en las encías y dientes en algunos de estos pacientes llevaron a una disminución de la cantidad de medicamentos para la presión sanguínea y mejoraron la salud general.

Signos de advertencia de la enfermedad de las encías

Según la AGD, la enfermedad de las encías afecta al 80 por ciento de los adultos estadounidenses. Entre los síntomas que deben tenerse en cuenta para la enfermedad de las encías se incluyen:

Encías rojas, blandas o hinchadas
Encías sangrantes al cepillar o usar hilo dental
Encías que parecen estar separadas de los dientes
Mal aliento crónico o un sabor desagradable en su boca
Dientes que están flojos o separados entre sí
La prevención es la mejor medicina

Si bien la enfermedad de las encías parece estar asociada con las enfermedades cardíacas, se necesitan más estudios antes de que podemos afirmar con certeza que existe dicha relación. Las investigaciones no han demostrado que el tratamiento para una de estas enfermedades ayudará a controlar la otra, pero sabemos que los controles dentales regulares, las limpiezas profesionales y las prácticas de buena higiene oral pueden mejorar la salud bucal y que la buena salud bucal contribuye al buen estado de la salud general.

Aunque los exámenes dentales y las limpiezas regulares son necesarias para eliminar las bacterias, la placa y el sarro y para detectar los primeros síntomas de la enfermedad de las encías, usted puede tener un rol importante en la prevención de la enfermedad de las encías:

Cepíllese durante dos o tres minutos, dos veces al día, con pasta dental que contenga flúor. Asegúrese de cepillar la línea de las encías.
Use hilo dental diariamente para eliminar la placa de los lugares a los que no puede llegar su cepillo de dientes.
Utilice un enjuague bucal para reducir la placa hasta en un 20 por ciento.
Lleve una dieta saludable que le proporcione los nutrientes esenciales (especialmente, vitaminas A y C).

Evite el cigarrillo y el tabaco sin humo.
Si tiene una enfermedad cardíaca...

Tenga y mantenga una boca saludable. Esto significa que debe cepillarse y usar hilo dental a diario y visitar al dentista regularmente.
Asegúrese de que su dentista sepa que usted tiene un problema cardíaco e infórmele toda su historia clínica, incluyendo cualquier medicamento que esté tomando actualmente.
Siga cuidadosamente las instrucciones del médico y del dentista acerca del cuidado de la salud, incluso el uso de medicamentos recetados, como antibióticos, según se indique.


http://es.deltadentalins.com/oral_health/heart.html







0
0
0
16
0No comments yet
      GIF
      New