Check the new version here

Popular channels

Cómo vencer la tristeza de los lunes por la mañana

Cómo vencer la tristeza de los lunes por la mañana
Creado por Rosy Guerra, Charlyfar, Maluniu
Después de un lindo y relajante fin de semana alejado del ritmo ajetreado del trabajo, la escuela y la vida, despertarse el lunes por la mañana puede ser extremadamente difícil. En un apuro por llegar a tiempo, te tropiezas al salir de la cama para hacer café, cuando te das cuenta que hay una conferencia de padres y maestros en diez minutos, te apuras a ponerte tu ropa del trabajo, leyendo correos electrónicos de tu jefe en tu teléfono exigiéndote ese archivoahora, y mientras todo eso pasa, te das cuenta que el fin de semana se acabó y es lunes de nuevo. ¿Qué no acababas de pasar por esto sólo hace una semana?

Pero no te preocupes, aquí tienes varios consejos para hacer que tus lunes sean más fáciles, para que vuelvas a la rutina con una transición más suave.



Pasos

1Planea al menos una actividad divertida en el fin de semana entre tus deberes. Luego revisa tu plan para asegurarte que lo cumpliste. Visita un museo, haz una fiesta con tu familia, o haz un viaje a algún lugar al que no hayas ido hace tiempo. Tener un fin de semana relajado, sin nada que hacer más que quedarse en el sillón todo el fin de semana (viendo televisión, durmiendo, jugando ese videojuego adictivo, etc.) puede ser divertido, pero asegúrate que cumplas algunas cosas que quieres hacer, para que el lunes no te estés preguntando a dónde se fue todo ese tiempo y por qué en realidad no disfrutaste el fin de semana cuando era algo que estaba en tus manos.Por más importante que sea tener un buen fin de semana, asegúrate de completar todos esos quehaceres que necesitas, para que el lunes no entres en pánico porque no hay comida en tu refrigerador o algo por el estilo. También puedes ir a comprar tu despensa y hacer tus quehaceres durante la semana (en tus horas de comida y noches), para tener más tiempo libre el fin de semana.Evita que se te vaya el tiempo durante el fin de semana, o si no el lunes estarás llorando por dentro, preguntándote a dónde se fueron esos preciosos dos días.
Anuncio
2Mantente organizado. Mantén los objetos que necesites durante la semana cerca de ti para que no los pierdas. Así, el lunes por la mañana no estarás buscando como loco tu teléfono, cartera o identificación del trabajo o de la escuela. Ten lista tu mochila para la escuela o tu bolso o estuche de computadora para el trabajo listo, manteniendo todos los artículos necesarios en ella excepto las cosas que necesitarás el fin de semana.Alista tus objetos personales y ropa la noche anterior. Prepararte para el lunes durante el domingo por la noche te hará sentir un poco melancólico, pero te sentirás mejor por la mañana al estar bien preparado para el día, ahora que prácticamente estás listo para irte al trabajo o a la escuela.
3Reparte cualquier tipo de trabajo a lo largo de la semana. Por supuesto, ¡trata de no pasar todo tu tan esperado fin de semana lidiando con una tarea o crisis del trabajo! En vez de eso, haz un poco a diario y dedícale suficiente tiempo para avanzar lo suficiente, para que el lunes no te sientas abrumado por eso. Los pasos graduales que tomas para completar dichas cosas también te ayudan a hacer un buen trabajo porque tendrás un poco de perspectiva el lunes, gracias a que inconscientemente tuviste tiempo para relajarte en el fin de semana para digerir la información de manera más clara.Durante el fin de semana, recuerda que estás haciendo un poco de trabajo ahora para que no tengas que preocuparte tanto el lunes.
4Evita dormir mucho o quedarte despierto hasta muy tarde durante el fin de semana. Puede que no haya otra cosa que te guste tanto como dormir tarde los fines de semana, pero es importante para tu rutina de sueño que duermas tanto como tu cuerpo lo necesite y que no duermas en exceso. No duermas más de dos horas después de la hora a la que usualmente te levantas, para que no seas un zombie el lunes; mucho tiempo extra para dormir el domingo por la mañana puede hacer que te quedes despierto de más el domingo por la noche, haciendo que no te sientas descansado el lunes por la mañana.También intenta irte a dormir a la hora de siempre cada noche del fin de semana. Inventar excusas para quedarte despierto toda la noche viendo una película de terror o jugando Temple Run en tu iPod porque es el fin de semana puede tener malas repercusiones el lunes. Si te duermes muy tarde no dormirás bien esa noche, y la privación del sueño creada por una noche que duermas más tarde de lo usual puede afectar tus niveles de energía el lunes. Mantén tus horas de sueño en equilibrio; ¡no muchas ni muy pocas!
5Come nutritivamente el fin de semana. Trata de limitar tu ingesta de comida chatarra y visitas a restaurantes de comida rápida. Para mantenerte saludable, come tantas frutas y verduras como sea posible, tal vez con algo extra como premio porque es el fin de semana. El lunes podrás volver a cenar con suficientes vitaminas y cosas verdes, pero tal vez te sientas mal cuando tengas que alejarte de esos Doritos por tercera vez, ahora que has despertado tu deseo de comerlos durante el fin de semana.Si tu familia tiene el hábito de comer fuera o comer al azar todo el fin de semana, ¡intenta tener al menos una comida preparada en casa por fin de semana! Pídele a tu familia comer juntos una vez al día en la mesa, sin importar qué más pase el resto del fin de semana.
6Haz algo especial o que disfrutes para cerrar tu fin de semana. Cuando estés en cama el domingo por la noche, pensando cómo este fin de semana no valió nada, y casi no hiciste nada divertido o útil, vas a sentirte triste al volver a tu rutina después de sentir que los últimos dos días fueron inútiles. Date la oportunidad de retomar el sentido de un fin de semana perdido y volver a energizarte con algo que te haga sentir bien a último minuto. Esto te permitirá rescatar lo que parecía un fin de semana perdido y te alegrará recordar la noche previa al lunes. Por ejemplo:Haz una comida especial para tu familia o la gente con la que vives o salgan a cenar juntos.Ve al cine.Sal a caminar al parque y juega al Frisbee con tu perro o simplemente admira la naturaleza.Ve por bebidas a algún bar o taberna; o come helado o un pedazo de pastel en algún café favorito.Llama a algún amigo o familiar con el que no hayas hablado por cierto tiempo para ponerte al corriente.Haz algo que no sea parte de tu rutina; si normalmente verías un programa de televisión y te irías a la cama sintiéndote harto, deja a un lado la televisión y sal a ver un juego en vivo o sólo a personas practicando deportes; visita la playa o pasea por una calle ajetreada; conduce a la casa de tus padres y hazles de cenar. ¡Permítete hacer algo realmente diferente de tu rutina usual del domingo por la noche!
7Empieza tu lunes con el pie derecho. Despertarte de malas o cansado en un día de volver a la rutina no te va a ayudar a escapar de la tristeza del lunes por la mañana. Sin embargo, incluso si amaneces así, puedes adoptar una actitud de estoy listo para esta semana con algunos trucosespierta unos minutos más temprano de lo que normalmente lo harías. Despertar más temprano te da tiempo extra para alistarte con calma. También te permite saludar al sol mientras sale y ver la actividad matutina a tu alrededor. Si te gusta escribir, ejercitarte o meditar, esta es una buena hora del día para estas actividades.

Toma una ducha de aromaterapia. Tu ducha regular tal vez no sea lo más emocionante del mundo. Sin embargo, añadirle alguna esencia puede animarte bastante y puede convertir a una actividad banal de higiene en una actividad refrescante de dulce aroma que despeje tu mente. Un chorro de agua fría al final de la ducha le ayuda a ciertas personas a despertarse.

Si ya salió el sol, sal y camina un poco para apreciar el ambiente de tu vecindario por la mañana. La luz matutina te recordará que ya es de mañana, lo cual puede ayudarte a sentirte mucho más entusiasmado por el día que viene.Toma tu bebida favorita. Café, té, agua con limón, sea lo que sea, te hará sentir mucho mejor tomarte el tiempo de disfrutar tu bebida favorita antes de salir de casa. Tomar una bebida a las carreras te hará sentir apresurado e infundado, así que haz tiempo para disfrutar tu primera bebida del día en la comodidad de tu hogar.
8Ajusta el ritmo del lunes a tu propio ritmo. Cuando te estás ajustando a la rutina de nuevo el lunes, ve a tu ritmo para que tu primer día de vuelta no sea tan estresante. Al ser organizado, hay menos cosas que tendrás que encontrar. Al permitirte a ti mismo levantarte a tiempo para comer sin prisas, no sentirás como si estuvieras saliendo a prisa al día. Y al hacer un pequeño descanso entre cuando te vas de tu casa y empiezas tus actividades del lunes, puedes volver lentamente a la rutina. Por ejemplo, en vez de bajarte en la parada de autobús de siempre, bájate en un parque cercano a tu trabajo o escuela y camina el resto del camino por el parque, tomando tiempo para notar a los pájaros en los árboles, las otras personas a tu alrededor y los olores de los desayunos por todos lados. Una caminata consciente puede hacer maravillas para ayudarte a hacer la transición del fin de semana a la semana de estudio o trabajo.
9Aspira al siguiente fin de semana. Empieza a planear tu próximo fin de semana desde ahora para divertirte con tus amigos o cancela cualquier evento para que puedas tomarte el día para ti mismo. De esa manera, el lunes (y el resto de la semana) tendrás algo que anhelar.
Anuncio
Consejos
Encuentra una buena rutina o actividad que anheles los lunes, ya sea salir a cenar con alguien que te agrade, o hacer alguno de tus pasatiempos favoritos o hacer voluntariado después del trabajo o la escuela. Esto ayudará a que tu lunes pase más rápidamente.Intenta limpiar un poco. Deja una carga de ropa lista para lavarse cuando regreses por la noche, limpia tu escritorio, barre la cocina, etc. Limpiar un poco te dará un sentimiento de satisfacción y será una gran manera de empezar tu semana.Haz algo físico que te dé energía. Ve a correr, practica yoga o trabaja en tus abdominales y brazos.Empieza tu día riéndote. Puedes compartir un momento divertido con tus hijos o leer chistes que tus amigos te envíen.Anuncio

Advertencias
Tal vez puedas sufrir de tristeza del domingo. Para algunas personas, la tristeza del domingo por la noche puede aumentar ese odio por los lunes, así que combatirlo también es importante.Si te das cuenta que le tienes pavor especialmente a los lunes, pero también al resto de los días, tal vez estés pasando por una depresión o tal vez experimentas una crisis de la mediana edad (que puede suceder a cualquier edad, sin importar el nombre). Si es tan grave que te enfermas, y no eres capaz de motivarte o estás a punto de auto lesionarte, habla con tu doctor.Eso de quedarse durmiendo hasta tarde déjalo para cuando estés de vacaciones. Aun así, procura retomar tu rutina habitual cuando te quede una semana de éstas antes de reincorporarte a tu sitio de trabajo o estudios.
0
0
0
1
0No comments yet