Canales populares
  1. Salud y bienestar
  2. »
  3. Wellness

Córdoba Tiene la Primera Clínica Cannábica Del País


Avanza la implementación y aceptación de la marihuana como sustancia terapéutica en nuestro país, para tratar enfermedades como Parkinson, epilepsias refractarias y casos de cáncer



Carlos Laje es un oftalmólogo que creó en Córdoba la primera Clínica del Cannabis. Su consultorio, ubicado en la capital cordobesa, ya recibió 800 pacientes: se trata de familias y personas que padecen no solo una enfermedad, sino una situación complicada.



Laje explicó:
"Abrí esta clínica porque hay una gran ausencia del Estado y de la comunidad médica en general. La apertura es una manera de provocar una reacción. Soy padre, soy médico y escucho cientos de historias de gente angustiada. La clínica es un espacio de contención en el que el paciente va no solo porque quiere que lo escuchen cuando está en juego su vida o la de su hijo, sino que necesita que le puedan acercar una medicina con trazabilidad.



 Hoy se puede importar cannabis, el famoso aceite de Charlotte, pero todavía no hay una industria nacional del cannabis medicinal, como ya la comenzaron Uruguay y Chile".


Se trata de la ex-Clínica Vélez Sarsfield, ahora Fundación la Mirada: Clínica Cannábica Córdoba, donde hay un equipo de trabajo compuesto por profesionales con un abordaje integral sobre la salud.



 Laje se encuentra entre los especialistas que participarán, los días 24 y 25 de septiembre en la provincia de Salta, del primer Seminario de Cannabis Medicinal del Norte, que cuenta con el apoyo de la Cámara de Diputados, donde especialistas brindarán conferencias y talleres, que tendrán como ejes temáticos la aplicación médica del cannabis, experiencias argentinas en curso, investigaciones científicas nacionales e internacionales, casos de pacientes y familiares, aspectos legales y normativos, y experiencias de organizaciones de madres y padres cultivadores para el tratamiento en el hogar de las patologías diagnosticadas en sus hijos.



Laje (abajo, en la foto) dice que la enfermedad de su hija lo llevó a un momento de gran angustia, que pudo convertir en esperanza gracias a su investigación sobre el cannabis:


“Antes de esto, yo conocía a la marihuana como una droga, no era usuario y no la veía como opción terapéutica a ninguna patología. Pero cuando comencé a informarme, viendo el trabajo que mucha gente hizo antes que nosotros, me formé en el tema. Y yo, que tengo una maestría en Economía de la Salud y un doctorado en Ciencias de la Salud, tuve que empezar a estudiar todo de nuevo. Ahí me empecé a relacionar con especialistas, con grupos de pacientes y me sumé a redes internacionales”.



En la Argentina sigue vigente la Ley 23.737, de Tenencia y Tráfico de Estupefacientes, que pena el cultivo, la tenencia y el uso de la marihuana.



“Cuando está en juego la salud, el bienestar y la angustia de una familia, ya no es tanto una cuestión de legalidad sino de legitimidad. Entonces me parece que la Argentina daría un paso sociosanitario grande si nos permitiéramos que el cannabis medicinal no tuviera fronteras.



 La ley invisibiliza el dolor humano. Si alguien cree que los médicos y pacientes violamos la ley, bueno, nos tendrán que juzgar o nos juzgará la historia”.



A través de la Administración Nacional de Medicamentos (ANMAT), el Gobierno Nacional ya autorizó a unas 120 familias a importar fármacos cannábicos para suministrar a chicos con epilepsia.



 Por su parte, la provincia de Chubut sancionó una ley que incorporó el aceite de cannabis al vademécum de la obra social estatal para que pueda ser entregado en hospitales públicos.


0No hay comentarios