Check the new version here

Popular channels

¿Cuántas calorías tomás junto con las comidas?



La verdad es que muchos de nosotros cuando pensamos en perder peso, pensamos en lo que comemos, pero dejamos de lado lo que bebemos. Y esta es parte fundamental de la ecuación. Porque a no ser que sea agua, casi todo lo que tomas tiene calorías que se suman en tu carga calórica del día, incluso cosas tan inocentes como ese smoothie sanísimo que te bebiste después del gimnasio o la bebida que tomaste después de salir a correr. Cuando estás pendiente de perder algunos kilos, las calorías en las bebidas también cuentan.

Aquí te dejo los errores más comunes al consumir calorías en las bebidas y que nos hacen preguntar por qué no perdemos peso.


Batidos verdes

Pensarás en que esto tiene que ser un error de tipeo porque al final, estamos hablando de vegetales y una fruta ¿no? Bueno si fuese así de simple, perfecto. El problema está en los agregados y las porciones. La verdad es que un puñado de espinacas, por grande que sea, tiene pocas calorías, por ahí estamos bien. Pero muchas veces en los lugares “sanos” donde venden estos jugos no utilizan una sola porción de fruta (y recordemos que por más sana que sea, la fruta también tiene azúcar) o le agregan cosas como leche de coco o almendras. Y si hablamos de juicing donde se le saca literalmente el jugo a la fruta o vegetal, bien aprovechas todas sus beneficios nutricionales en vitaminas pero dejas de lado la fibra que es lo que nos hace sentir llenos cuando comemos frutas y vegetales. Lo mejor que puedes hacer es hacerlo tú misma, le pones un montón de vegetales verdes (Como espinaca o col) y una fruta para el sabor. Si quieres algo más cremoso ponle un pedazo de palta, pero mantén en mente que esto también suma calorías de grasa.


Cafés en la calle

Sí. Son divinos, pero a pesar de que el café como tal no tiene calorías, la crema, la leche, el agregado de chocolate o de vainilla sí tienen. Y además, cuando te tomas un cafecito en la calle termina siendo todo menos “cafecito” ya que sus tamaños son como para tomar café tres veces. Mi recomendación es irte por lo clásico y pedir un café con leche descremada. Si no eres fan de la leche pues pregunta si tienen opciones de soya o almendras, según tu gusto. Y mejor aún si lo haces en tu casa. Mezcla con tu café un poco de leche descremada, una cucharadita de cacao sin azúcar, un toque de vainilla, canela, edulcorante al gusto y bate bien (puedes usar la licuadora). Te quedará un café cremosísimo que nada tiene que envidarle a los que te tomas en la calle.


El happy hour

No me mal entiendan, yo no soy abstemia para nada, pero sé que el alcohol y la pérdida de peso no son la mejor mezcla. Pero es mucho peor cuando pensamos que unos coctelitos son inocentes (porque pasan facilito). Todos esos coctelitos llenos de azúcar lo que realmente son es bombas de azúcar que básicamente son grasa para tu cintura. Si vas a tomar, y ya sabes que son calorías vacías así que lo haces bajo tu propio riesgo, trata de no consumir calorías de cocteles con sabores a frutas y cosas así. Y si puedes saltarte el happy hour, pues mucho mejor.

Clementina Ramos es comunicadora social, personal trainer y asesora nutricional. Aunque usa su cuenta en Twitter, prefiere Instagram. En las dos puedes seguirla como @Clementinax
0
0
0
0No comments yet