Canales populares

De 226 a 68 kg, decidió darle un giro a su vida



Con 226 kilogramos, este hombre creyó que el sobrepeso lo mataría por lo cual decidió grabar un video para su hijo.

Zach Moore es el nombre del hombre de Florida (Estados Unidos) que comía desesperadamente e incluso llegaba a tomarse 2 litros de cola.

Su adicción a la comida era tan grande que un día decidió grabar un video para su hijo Zach Jr. de 8 años porque pensaba que moriría de un momento a otro.

En el año 2013 Moore fue hospitalizado por intoxicación alimentaria asunto que lo llevó a reflexionar y decició atender su situación por amor a sí mismo, a su hijo y a su esposa Amber.

Por ello abandonó el cigarrillo, los refrescos y el azúcar y se sometió a una cirugía para controlar su vicio.

Cuando Zach vio que no podía dejar de comer y que podía morir con un peso de 226 kg, grabó un video para su hijo con gratos momentos en los que los dos compartían.



Eso fue lo que, junto con una intoxicación alimentaria, lo llevó a someterse a la cirugía gástrica y a reducir el consumo de azúcar y bebidas carbonatadas.



Pero no fue sólo una cirugía sino 10 para colocarse un balón gástrico y eliminar los excesos de piel.



En dos años logró su propósito caminando 10.000 pasos al día y reduciendo su dieta al extremo.





Moore comentó que se le dificultaba conducir y hacer mercado.



Moore finalmente se siente orgulloso de haber pasado a pesar 68 kilos y tener abdominales después de haber tenido un enorme abdomen.





+6
11
0
11Comentarios