Popular channels

Desfibriladores en automóviles para prevenir el infarto

Alrededor del 80% de todas las fallas cardiorrespiratorias se producen lejos del ámbito sanitario, es decir, lejos de centros de atención médica u hospitalaria, un gran porcentaje de estos infartos tienen lugar durante el tránsito vehicular. Esa situación ha impulsado que se plantee el uso de desfibriladores en automóviles como parte del botiquín de primeros auxilios que debe portarse.

El último informe sobre la situación de seguridad, presentado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que, cada año, alrededor del mundo 1,25 millones de personas mueren a causa de accidentes viales, tan sólo en España esto corresponde a 3,7 fallecimientos por cada 100 mil habitantes. El riesgo de fallecer a causa de un infarto es muy elevado y una situación de riesgo que ha impulsado la venta de desfibriladores automáticos, dispositivos que pueden ayudar a revertir los efectos del infarto, por lo que su uso ha sido obligatorio en espacios públicos de muchas ciudades españolas.

El riesgo de sufrir un infarto mientras se conduce es una situación que suele pasar desapercibida a pesar de tener un alto índice de probabilidad, este hecho puede ocasionar la muerte del conductor, que a su vez puede desencadenar otros accidentes que impliquen a más conductores o a peatones; la siniestralidad vial es un problema de primera magnitud que ha puesto a pensar a muchas personas, buscando una posible solución.



El infarto es la primera causa de muerte alrededor del mundo, se calcula que 1 de cada 5 decesos tiene como causa algún tipo de infarto, por esta razón se ha buscado crear espacios cardioprotegidos en los que existan desfibriladores portátiles para auxiliar a las víctimas del paro cardíaco fuera del ámbito sanitario.

El desfibrilador automático externo es un aparato electrónico pequeño y portátil, capaz de diagnosticar rápidamente el estado cardíaco de una persona y de tratar el infarto a causa de fibrilación ventricular (cuando el corazón tiene actividad eléctrica pero es incapaz de realizar la función mecánica de bombear sangre al organismo) o taquicardia ventricular (cuando hay actividad eléctrica y bombeo, pero este es ineficaz), por lo que es la mejor opción de tratamiento del infarto mientras el servicio de emergencia llega.



Cabe destacar que, tras un infarto, sólo quedan unos cuantos minutos para salvar la vida de la víctima, entre más tiempo se deje pasar, menores serán las probabilidades de una recuperación. El desfibrilador actúa emitiendo una corriente eléctrica continua al corazón para despolarizar todas las células del miocardio y restablecer el ritmo cardíaco y el pulso de forma eficaz; cuando sucede un paro cardiorrespiratorio es indispensable aplicar técnicas de RCP y colocar el desfibrilador automático, que determinará la necesidad de una descarga eléctrica y además nos generará un electrocardiograma como reporte de la situación de la víctima.

¿Qué pasaría si tuviéramos instalado un desfibrilador en el automóvil?

Contar con un desfibrilador en el auto podría salvar la vida de una persona víctima de un paro cardiorrespiratorio, ya sea el conductor, el copiloto, acompañantes e incluso a peatones que lo necesiten, resolviendo gran parte del problema. Desde hace años los fabricantes de autos han pensado soluciones para esta problemática: en 2011 Ford presentó un vehículo cuyo asiento de conductor podía controlar el ritmo cardíaco mediante un ECG, mientras que en Japón se ha realizado un proyecto integral para detectar infartos en el automóvil.

Es probable que dentro de algunos años sea obligatorio portar un desfibrilador en el botiquín de primeros auxilios como parte de la seguridad vehicular, aunque no siempre sea la causa de los siniestros de tránsito. En España se ha lanzado una iniciativa para impulsar el uso de los desfibriladores automáticos en automóviles, denominada Healthy Car se planea que, desde fábrica, sea un dispositivo ideal para usarlo en automóviles, fácil de instalar y de costo accesible, para esto sería necesario un curso de capacitación.

Actualmente el uso del desfibrilador en el auto parece minoritario, sin embargo ante la epidemia de diabetes y obesidad puede ser necesario con el paso del tiempo, por lo que se prevé que sea obligatorio al menos en toda la Unión Europea.
0
0
0
0No comments yet