Check the new version here

Popular channels

El ejercicio físico de la felicidad

Mucho se ha escrito sobre el tema de la felicidad. Seguro, que de forma fácil, podremos encontrar una gran cantidad de libros increíblemente vendidos sobre el tema de la felicidad en nuestro día a día. Si hay un mercado emergente en este sentido, es que existe una demanda por parte de la población en general para consumir este “tipo de productos”.

Vivimos en una época donde la felicidad parece un hito difícil de conseguir. A pesar de ser el país más rico del mundo, Estados Unidos se ubica en la posición número XVII en el Informe Mundial de la Felicidad 2013. Y de acuerdo a una encuesta de Harris de 2013, sólo uno de cada tres estadounidenses se consideran a sí mismos como muy felices. Teniendo en cuenta, el efecto de desestabilidad social del ser humano, que por norma general expresa tener una condición emocional de la que realmente es, estos datos son preocupantes.

Estrés y endorfinas


¿Cuál puede ser uno de los factores que influya en este sentido? Sin lugar a dudas, el estrés. Nada liquida más rápidamente la felicidad que el estrés. El estrés no sólo te hace más enfermo, pero amortigua su estado de ánimo también.

Podemos disfrutar de una calidad de vida moderna, con todas las ventajas que eso significa, pero también vivimos con una carga de trabajo que nos plaga con más factores potenciales de estrés. Mientras que la tecnología alivia algunos de estas causas, sin duda, también crea otros.



No es novedad decir que una de las mejores maneras de combatir el estrés es el ejercicio físico regular. Todos sabemos que el ejercicio físico tiene una gran cantidad beneficios para nuestro organismo, a nivel estético y a nivel funcional.

Con tantos beneficios adicionales que nos aporta, no debería ser ninguna sorpresa que múltiples investigaciones muestra que el ejercicio físico nos ayude a mejorar nuestro estado anímico, y por tanto, nuestra felicidad.

El ejercicio físico libera endorfinas, que reducen nuestra sensación de dolor y de estrés. En pocas palabras, estas endorfinas nos hacen más felices. Es fácil, ver la relación en este sentido que guarda el ejercicio y la felicidad.

La extraña relación entre ejercicio y dinero


El dinero no puede comprar el amor, pero el dinero puede ayudar a mejorar la felicidad. En un estudio fascinante relacionado con temas con el dinero, se dio una relación sorprendente de cómo ayuda a muchos sujetos a conseguir la felicidad verdadera. Pero lo sorprendente no es esto, sino que se fijó que la cantidad necesaria para ayudarnos de forma significativa a alcanzarla era de 75.000 dólares al año.

Las personas son más felices cuando no tienen que estar constantemente haciendo cuentas para llegar a fin de mes. Con el tema del dinero, suele encontrarse la causa de nuestro estrés, pues parece lógico pensar que el dinero no equivale a una mayor felicidad, pero sí incide en que ayuda a evitar factores que nos interrumpen conseguirla.

Del mismo modo, el ejercicio físico, es como el dinero. También ayuda a comprar la felicidad, a su manera. No sólo libera endorfinas el ejercicio físico, sino que puede mejorar otras cuestiones importantes como la calidad de nuestro sueño.

La buena noticia en relación con el tema del ejercicio, en comparación con el dinero, es que no necesitamos practicarlo tanto para obtener resultados notorios. En su libro “Los primeros 20 minutos“, el autor Gretchen Reynolds señaló que la gran mayoría de los beneficios que nos aporta el ejercicio físico, se producen durante los primeros veinte minutos de actividad. Estos beneficios, se producen a todos los niveles, desde el aumento de la capacidad intelectual a un incremento de la esperanza de vida.

¿Los excesos son buenos?


Por lo tanto, es lógico pensar que si veinte minutos de ejercicio físico es algo bueno para nosotros, entonces sesenta minutos deberían darnos mejores resultados, ¿verdad? Bueno, ciertamente es un tema bastante objetivo, pues se incrementa la aptitud que estemos deseando mejorar, la capacidad cardiovascular y la resistencia muscular. Pero en lo que respecta a la salud y a la felicidad, no es necesariamente así.

En su libro, Reynolds señaló que al triplicar el nivel de ejercicio mínimo (va desde veinte hasta sesenta minutos), se puede reducir la tasa de mortalidad en menor grado que cuando hacemos tan sólo veinte minutos. Esto ocurre, ya que nuestros cuerpos se descomponen, perdemos nuestro sentido de la prioridad y el equilibrio, y en un irónico giro del destino, el estrés comienza a reaparecer.

Si el ejercicio comienza a ser un foco de preocupaciones porque queremos ser más grandes, fuertes, o tener una mejor figura; entonces puede ir en contra de nuestra felicidad verdadera. O a favor, según el grado de consecución de la misma.

Por lo tanto, el dinero y el ejercicio físico pueden decirnos bastante sobre el estado de felicidad de un país en concreto.

Conclusiones finales


En su libro, Gretchen Reynolds afirma que el típico americano camina en promedio sólo 5.000 pasos al día. Comparando estos resultados con los australianos, que tienen índices de mayor felicidad, la diferencia es grande, ya que éstos dan 9.700 pasos al día, mientras que los suizos dan un promedio 9.650 pasos.

Por otro lado, podría decirse que las personas más aptas, a nivel físico, en el mundo están en los Estados Unidos. La mayoría de las ligas deportivas dominantes en el mundo se encuentran en EEUU. Sin embargo, Estados Unidos tiene una enorme disparidad entre gente con problemas de sobrepeso y con el terrible desajuste que existe entre ricos y pobres.



Decir que la vida sedentaria es perniciosa para el ser humano, es como decir a la gente que tiene menos recursos que necesitan más dinero para ser felices. Este es el mensaje popular que se suele ofrecer en nuestros medios de comunicación, sirve de poco, excepto para exacerbar la disparidad existente.

Mientras tanto, el ejercicio físico y el dinero, pueden ayudarnos a aumentar la felicidad, no significa que sean las variables fundamentales. La felicidad real y duradera, consta de cuestiones intrínsecas personales como objetivos, resultados y relaciones satisfactorias que un sujeto mantiene.

Nuestra manera de pensar y la falta de atención a dichas cuestiones intrínsecas, son la raíz de muchos de los problemas de los ciudadanos de todo el mundo. Obviamente, tenemos que valorar la salud y la estabilidad financiera. Pero lo que necesitamos más que nada, tener un fuerte equilibrio con todas las cuestiones vitales que nos influyen además del ejercicio físico y el dinero.
0
0
0
1
0No comments yet