Popular channels

El hombre que tiene 100 orgasmos diarios

El drama del hombre que afirma tener 100 orgasmos diarios: El increíble caso de Dale Becker

El hombre de 37 años sufre una extraña enfermedad llamada trastorno de excitación genital persistente, lo que se traduce en que sufre orgasmos en las situaciones más insólitas.



La vida del ciudadano estadounidense Dale Decker no es normal. Pese a que diariamente realiza actividades cotidianas como cualquier mortal, el hombre de 37 años sufre una extraña enfermedad llamada trastorno de excitación genital persistente, lo que se traduce en que sufre aproximadamente ¡100 orgasmos diarios!

“Esto no es vida”, clama el ciudadano de Two Rivers en Wisconsin, quien le contó su caso al Daily Mirror y que puso en alerta sobre su situación, especialmente porque cada una de las acciones que realiza diariamente es acompañada por un orgasmo.

“He llegado a tener cien orgasmos en un solo día”, contó Decker, quien vio partir su pesadilla hace dos años atrás cuando sufrió un accidente que le cambiaría su vida, especialmente para peor.


Ese día sufrió un tropiezo y se dio un fuerte golpe en la espalda. Desde ahí, el giro que tomaría su caso se haría palpable en un trastorno de excitación genital persistente, que se ve reflejada en una sucesión de orgasmos.



Tal es el padecimiento de Decker que en la actualidad no puede jugar junto a sus dos hijos, de 11 y 12 años sin sufrir algún percance.

“Me asquea estar jugando con ellos en casa mientras tengo estos orgasmos”, apuntó el sufrido hombre, quien está casado con April hace más de una década. Ella pese a todo sigue firme a su lado. Incluso, lo que él pensaba algo inquebrantable como la amistad con varios camaradas de años, también ha sufrido varios cambios, pues varios de sus amigos dejaron de relacionarse con él por su situación.


“Imagina que estás de rodillas en el funeral de tu padre, junto a su ataúd para despedirte de él, y entonces de golpe tienes nueve orgasmos, mientras que toda la familia está de pie junto a ti. Algo así hace que no quieras volver a tener un orgasmo en el tiempo que te queda de vida. No hay nada agradable en ello, porque aunque te sientes físicamente bien, estás muy mal por lo que está pasando”, dijo Decker.

Pero no sólo es la vergüenza pública que sufre a diario lo que más acompleja a Dale, sino que también su casi nula vida sexual junto a su esposa. “Incluso hemos tenido que adoptar una vida durmiendo en camas separadas”.

0
0
0
0No comments yet