Check the new version here

Popular channels

Frases a evitar en una discusion






10 FRASES A EVITAR EN UNA DISCUSION



Discutir es algo muy natural. Lo que es poco natural es estar el 100% de las ocasiones de acuerdo con una persona, por muy alma gemela que sea.


Gracias a las discusiones, contrastamos ideas, aclaramos entuertos y llegamos a soluciones consensuadas. Bueno, eso sería lo deseable. Porque no todo el mundo sabe o quiere discutir de esa forma.


Algunos, nos ponemos a la defensiva o abandonamos la escena si el interlocutor empieza a levantar la voz, a burlarse, a repetir de forma agresiva las mismas frases una y otra vez o a adornarlas con palabras mal sonantes, de ésas que harían ruborizar a una estatua.


Pero, no sólo en esas circunstancias es cuando pliego mis ideas, me cierro a la discusión y me voy. Hay una serie de frases que, cuando las escucho, me hacen sospechar que la discusión no va a ninguna parte.


Comparto contigo diez de ellas. Tengo la sensación de que a ti tampoco te gusta escucharlas.


1. Lo sabía.


2. Te lo dije.


(1 y 2) Un par de frases que pueden servir para que quien las escuche se sienta culpable o tonto. Ya está.


3. ¿Y yo qué le hago? – El interlocutor evade su responsabilidad; quiere que yo exponga la batería de soluciones. Y, por mi experiencia, a cada una de las alternativas que proponga, le sigue una excusa.


4. No es para tanto. – ¡Claro que lo es! Un poquito de respeto y de empatía, por favor… ¿Iba a estar yo aquí para discutir por capricho?


5. Déjalo. Tú no lo entenderías. – Nada que hacer. Esto es un desprecio en toda regla.


6. Fue por tu culpa. – Quizás, sí. Pero el problema no se va a resolver solito mientras que hacemos el reparto de culpas.


7. Haces que me enfade. – Nadie hace que otro se enfade o se ponga triste. Esto, afortunadamente, lo hace cada uno por su cuenta. Lo contrario sería darle control o poder a otra persona sobre cómo te sientes tú. Y tampoco esto conduce a las soluciones. Pero, al lío, una vez que cada uno dice como se siente: ¿Nos vamos a poner a discutir sobre eso o sobre cómo arreglamos el problema?


8. Si hubieras… / Si no hubieras… – Lo que se hizo (o no) en el pasado, ya no tiene sentido debatirlo. ¿Qué vamos a hacer a partir de ahora? Ésa es la clave.


9. Eres… – Cuando entramos en el intercambio de etiquetas, también malogramos el fin de la conversación. “Desde mi punto de vista…” “A mí me parece que…” Esas frases sí invitan al diálogo.


10. ¿Me entiendes? – Esta frase resulta muy antipática. Cuando la discusión se intensifica y la repiten varias veces, la interpreto como si la otra persona me estuviera diciendo: “No estás viendo las cosas como yo. No eres capaz de entenderme.” Pero, ¿por qué no puedo entenderte y estar en desacuerdo?


Lo mejor de esta recopilación es tratar de no reproducir ninguna de esas frases cuando se discute con alguien. Quizás sirvan para desahogarse, para pelear o para que el problema se alargue por días, semanas o años, pero no para debatir lo esencial y llegar a acuerdos.



0No comments yet
      GIF
      New