Canales populares

Frases de Buda que cambiarán tu vida






Transforma tu vida con las enseñanzas de Siddhartha Gautama





Frase de Buda 1: El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional

Sentimos dolor cuando la pareja que amamos toma otro camino, cuando esa persona con la que compartimos confidencias nos traiciona o cuando recibimos una mala noticia... El dolor forma parte de la vida, una vía de manifestar tensión interna y preocupación por algo, una manera de estar presente en este mundo. Pero tú y solo tú eres quién decide si quieres que ese dolor se convierta en un sufrimiento constante o, por el contrario, según venga se vaya.

¿Y cómo evitar ese sufrimiento que resulta inútil? Asumiendo ese dolor y, una vez que lo hemos conseguido, dejándolo ahí dormido para que no interceda en nuestra vida y nos permita seguir paso a paso recorriendo nuestro camino a la felicidad.




Frase de Buda 2: En lo que piensas, te conviertes; lo que sientes, lo atraes; lo que imaginas, lo crees



Una frase de Buda muy poderosa, porque lo que nos viene a decir es que nosotros somos dueños de nuestros propios pensamientos, esos que se convertirán en realidad si nos esforzamos, pero no solo eso. ¿Qué pasa cuando deseas algo con mucha fuerza? Que si ese deseo es positivo, se termina materializándose porque tu mente lo atrae hacia ti. Y, como siempre decimos, en todo este proceso de sueños, la imaginación juega un papel muy importante, pero la imaginación en positivo.

Si tú todos los días te imaginas que eres una buena persona, que puedes conseguir lo que te propones o que eres fuerte, si de verdad lo piensas, si de verdad lo sientes (te lo dices a ti mismo convencido) y si de verdad te imaginas a ti mismo así... te convertirás en ello. No será algo de tu imaginación, será real.




Frase de Buda 3: No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita

¿Cuántas cosas tenemos en nuestra casa que no utilizamos? ¿Cuántas cosas se quedan ahí almacenadas en el fondo de un cajón? ¿Cuántas cosas guardas en casa sin saber que las tienes ahí? Aún así, a pesar de todo lo que tienes, hay veces que te sientes vacío. Y es que la riqueza, según Buda, no se basa en cosas materiales sino más bien en riquezas internas y espirituales.

Quzás tú que tienes un suelo más bajo que tu compañero de trabajo, que vistes de una manera más sencilla o que tienes un móvil que no es última generación eres más rico en aspectos como el amor (porque tienes una pareja que te adora) o la felicidad (porque, con tus hijos o tus amigos, sientes que esa felicidad está más que cubierta).

Te proponemos un ejercicio: abre tu armario de ropa, examina lo que tienes y piensa: "¿me pongo todo lo que tengo en el armario?" "¿realmente necesito toda esa ropa para ser feliz?", y es que vivimos en un mundo donde se pueden prescindir de muchas cosas materiales.





Frase de Buda 4: Lo que te molesta de otros seres es una proyección de lo que no has resultado de ti mismo



¿Por que proyectamos en los demás lo que no nos gusta de nosotros? Quizás porque pensamos que es una manera de liberarlo pero, en el fondo, lo que tenemos que hacer es realizar un ejercicio de aceptación. ¿Por qué en lugar de mirar en nuestro interior perdemos ese valioso tiempo que nos ofrece la vida en preocuparnos de los demás? Olvídate de los otros y piensa en ti. No niegues, no sufras y acéptate.

Ponte frente al espejo y pregúntate qué cosas cambirías de ti. Puede que al principio te cueste verbalizarlo, puede que empieces este ejercicio y termines dejándolo, puede que no te guste lo que veas o escuches, pero ese eres tú. "¿Qué debo hacer?", te preguntarás: comprénderte a ti mismo y al otro que tienes enfrente, que no eres otro que tú verdadero yo.

¿Qué estamos haciendo cuando lanzamos una crítica? ¿Estamos emitiendo un argumento para que la otra persona crezca y mejore o simplemente proyectamos nuestros defectos en el otro? ¡Te animos a que la próxima vez que emitas un juicio de valor sobre alguien o sobre una conducta relacionada con una persona reflexiones sobre las cuestiones que te decimos!





Frase de Buda 5: No insistas en el pasado, no sueñes en el futuro, concentra tu mente en el momento presente




"Si no hubiese sido por...", "si hubiese podido...", "si lo hubiese sabido..." ¡basta de lamentos, basta de arrepentimientos, basta de quejas! Lo que no se hizo en un momento de la vida, no se puede cambiar ahora. ¿Por qué malgastar nuestra energía en cosas del pasado? Está claro que se puede aprender de esa experiencia, pero poco más.

Y lo mismo ocurre con los "Y si...", "Y si...", el futuro está ahí, esperándote, pero no debes obsesionarte con él, así que ya sabes, ni pasado, ni futuro, tu mente debe de estar donde se encuentra físicamente tu cuerpo: en el presente. Porque solo desde este punto, podrás conducir tu vida hacia un futuro mejor. Hagamos entonces lo que dice Buda: "No insistas en el pasado, no sueñes en el futuro, concreta tu mente en el momento presente".




Frase de Buda 6: Ni tu peor enemigo puede dañarte tanto como tus propios pensamientos

Cuando tienes un día complicado en el trabajo y tu jefe te ha regañado por algo que ha salido mal, te vuelves a casa con una sensación interna de tristeza. Tu cabeza empieza a analizar lo ocurrido y comienza a enredarse en ideas toxicas para ti, a lanzarte voces contra ti e, incluso, a hacerte creer que tú eres el único responsable de lo acontecido. Pero, ¿no estás viendo lo que realmente ocurre? Tus pensamientos se han llenado de tanto odio y rencor que de tu boca solo salen palabras como "yo no valgo para esto", "yo no estoy preparado para tanta responsabildad", "yo no me merezco esto"...

Tienes y debes darte cuenta de que tu mayor enemigo no es ni tu jefe, ni tu compañero de trabajo, ni tu vecino... ¡eres tú mismo, o mejor dicho, tus pensamientos! Esos pensamientos negativos que te impiden ver la luz al final del camino y que son un obstáculo para tu meta.





Frase de Buda 7: Para entender todo, es necesario olvidarlo todo




¿Quién no ha querido alguna vez dejarlo todo e irse a vivir a miles y miles de kilómetros de su lugar de residencia para "olvidarlo todo"? Quizás es más sencillo y valiente tratar de entender y descubir el por qué de las cosas, y es que solo con esta actitud conseguirás olvidar.

No se trata de huir, de escapar, de abandonar... se trata de asumir las cosas y, sobre todo, de comprenderlas, y para eso hay veces que el mejor ejercicio que podemos hacer es resetear nuestra mente. Dejemos las ideas preconcebidas a un lado, tiremos a la basura los convencionalismos con los que hemos sido criados, las frases hechas que cada días golpean nuestro cebrero... Si consigues hacer esto, te sentirás libre y, lo mejor, tu mente será como un papel en blanco capaz de asimilar lo que le rodea sin juzgar y de una manera más sana.





0No hay comentarios