Fué al hospital con dolor de panza y salió con gemelas



Shelby Magnani, una residente de Iowa, Estados Unidos, concurrió al hospital el jueves por un fuerte dolor en el estómago. Pero su médico le dijo lo último que esperaba oír: estaba embarazada de gemelos y estaba por dar a luz.



"Sufría un dolor agudo en el costado izquierdo y fui a ver al doctor, y me dijeron: 'Creemos que podrías estar embarazada'. Me dijeron que estaba de seis meses y que bajara a emergencias. Me hicieron un ultrasonido y dijeron que tenía gemelos", detalló.

Desafortunadamente, los bebes eran monoamnióticos, es decir que compartían la placenta y el saco amniótico, lo que les daba una posibilidad de supervivencia del 50% y que ocurre tan solo en uno de cada cien embarazos de gemelos.

A las pocas horas de entrar al hospital, Shelby dio a luz por cesárea a Anna y Ava, quienes pesaban 1,70 kg y 1,98 kg, respectivamente. Debido a su condición, permanecerán bajo observación constante unas pocas semanas, pero se encuentran fuera de peligro y se espera que puedan ir a su hogar pronto.

"Ambas son pequeños milagros. Hubo tantas cosas que podrían haber salido mal y no lo pasaron", dijo la emocionada madre.