Check the new version here

Popular channels

Hierbas aromáticas

Sumadas en pequeñas porciones a tus comidas les agregan aroma, frescura y sabor.

Las hierbas aromáticas son las aliadas de la cocina saludable. Al agregar una o varias de ellas en los platos –en forma moderada–, realzan los sabores y aportan un toque de distinción sin la necesidad de sumar tanta sal. Conocé un poco más acerca de las más utilizadas y la mejor manera de combinarlas. Además, aprendé cómo conservarlas.


Las hierbas aromáticas son plantas que crecen en el campo, y existe una tendencia en alza a cultivarlas en cada hogar, ya que sólo se necesitan pequeñas macetas o canteros en un rincón soleado. De esta manera, podemos tenerlas a mano cuando el plato lo requiera. Algunas de las hierbas aromáticas más sencillas de cultivar en casa e ideales para uso culinario son: perejil, orégano, melisa, romero, tomillo, menta, albahaca, eneldo y ciboulette

Frescas o secas
Todas las hierbas se pueden utilizar frescas o secas. Las frescas tienen un aroma más suave y delicado, mientras que el de las secas es más intenso, razón por la cual deben utilizarse en pequeñas cantidades. Una buena forma de calcular la cantidad que usamos, según la receta que estemos preparando, es tomar de referencia que una cucharadita de hierbas secas dará el mismo sabor que dos cucharadas de hierbas frescas.
Para conservar las hierbas frescas por más tiempo se pueden envolver en un plástico o en papel de aluminio y mantenerlas en la heladera, hasta una semana. Para secarlas, se pueden atar en ramilletes en un lugar ventilado, seco y templado hasta que se deshidraten. Un método de secado exprés e ideal para climas húmedos es desprender las hojas de los tallos, extenderlas entre dos hojas de papel absorbente, colocar arriba un vaso y llevar al horno microondas dos minutos, en potencia máxima. Luego triturar y guardar en frascos.
Es bueno recordar que cuanto más rápido sea el secado, mejor se conservará su sabor. También es importante tener en cuenta que las hierbas pueden perder sus propiedades aromáticas durante el almacenamiento, por lo que deben guardarse en un lugar oscuro, fresco y seco, y controlarse antes de su uso para cerciorarse de que no hayan perdido aroma.

¿Se pueden freezar?
Sí. Se pueden conservar en el freezer, aunque pierden color y sabor. No obstante, si querés congelarlas, hay que picarlas y guardarlas en un recipiente hermético. Se deben utilizar sin descongelar.

Aliadas de la salud
Para las personas que deben realizar dietas especiales con ingesta controlada de sodio (hipertensión arterial, enfermedades renales o del corazón) las hierbas aromáticas son una fuente de sabor que puede disimular la falta de sal en las comidas. Esto las convierte en grandes aliadas de nuestras preparaciones.
0
0
0
0No comments yet