Check the new version here

Popular channels

Imprime tu cena

En un futuro cercano podría ser posible no tener que sacrificar animales para comerlas. La empresa Modern Meadow está trabajando en un diseño para imprimir carne cruda.


Foodini es un artefacto con forma de caja que provoca el asombro de cualquiera que lo ve en acción. No es extraño, ya que este ingenio, desarrollado por la empresa Natural Machines de Barcelona, es una impresora 3D de alimentos. Un invento que promete sublevar las cocinas y convertirse en la revolución culinaria más impactante de las últimas décadas.

Su funcionamiento es muy sencillo: tiene seis cápsulas o compartimientos, donde se cargan los productos comestibles. Con ayuda de una aplicación para teléfonos inteligentes o tabletas, se programa una receta y la máquina se encarga de combinar, capa por capa, los ingredientes almacenados previamente. Por ejemplo, si quieres cenar raviolis, solo tienes que distribuir la masa en los apartados correspondientes, presionar unos botones y listo: la máquina mezclará los elementos, les dará forma y los dejará a punto para llevar el plato al horno.

La Foodini no está sola. A 30 años de que el estadounidense Chuck Hull inventara la primera impresora 3D (una tecnología con la que ya se pueden replicar orejas, vasos sanguíneos, riñones, piel, vejigas, huesos, ropa, guitarras, violines, flautas, automóviles, armas, lo que sea), cada poco surgen nuevos contendientes.

Aun así, siguen surgiendo artefactos que nuestros antepasados podrían considerar casi mágicos. La creatividad humana no parece conocer límites. Y seguramente las impresoras de comida, cuando se instalen en nuestros hogares en un futuro no muy lejano, alentarán toda clase de modificaciones en nuestra vida cotidiana. Las más significativas de ellas en los paladares y estómagos.
0
0
0
0No comments yet