1. Salud y bienestar
  2. »
  3. Wellness

La estrecha diferencia entre la genialidad y la locura

¿Se necesita estar loco para ser un genio? Quizás un poco...

Mientras muchos estudios han intentado, a lo largo del tiempo, encontrar si existe una relación entre ambos conceptos, la locura sigue siendo una noción que muchas veces no tiene límites claros.
La genialidad viene del pensamiento diferente



Hace aproximadamente 7 años fueron revelados los resultados de un estudio en donde se examinó a 700.000 suecos y se descubrió que aquellos que se destacaron cuando tenían 16 años, desarrollaron después muchas más posibilidades de padecer un trastorno bipolar.

Por otro lado existen sobrados ejemplos de locos que se volvieron genios o genios que se volvieron locos, como Nietzsche, que sufrió demencia, Nikola Tesla, que se enamoró de una paloma y jamás tuvo una novia, o Vincent van Gogh que sufrió de desorden bipolar y algunos problemas metabólicos.

Frente a estos hechos, una profesora de la Universidad del Sur de California —llamada Elyn Saks— indicó que las personas con psicosis generalmente filtran menos los estímulos que las demás personas, por lo que pueden ser más capaces de asociar palabras o entrelazar ideas que otras personas no serían capaces.

Probablemente este tipo de pensamiento diferente es el que ha permitido a muchos genios convertirse en mentes brillantes que estuvieron un paso adelante de sus contemporáneos.

La conclusión que se puede sacar, si no se es precavido, es que la locura es capaz de potenciar la genialidad, cuando la realidad indica que la capacidad de pensar por fuera del pensamiento clásico es lo que convierte a los genios en mentes brillantes.

¿Qué tienen en común Steve Jobs, Nikola Tesla y Frida Kahlo? Probablemente la respuesta sea que se atrevieron a enfrentar las opiniones de la sociedad para hacer su propio camino, lo que no tiene nada que ver con enloquecer, sino con hacer las cosas a su manera.



Sin dudas las personas podemos ser creativas y salirnos de nuestra zona de confort sin tener que poner en riesgo nuestra salud mental.

La noción romántica de las enfermedades mentales puede poner en riesgo la seriedad con la que debe ser tratado el asunto mientras que muchas personas pueden pensar que hace falta enloquecer para proteger su potencial creativo.

Las enfermedades mentales son un tema serio y deben ser tratadas con respeto y precaución. Se puede desarrollar la genialidad sin poner en riesgo nuestra salud mental, solo hace falta salirse de los límites sociales establecidos para crear cosas nuevas y originales.
+10
8
0
8Comentarios