Check the new version here

Popular channels

La marihuana medicinal: un alivio no tradicional

Antes que nada decir que no me interesa hacer apologia de la droga como seguramente algunos van a decir, la idea es compartir la historia, y el punto de vista del uso de la marihuana para una persona con cancer.



Con la nueva ley algunos se esperanzan con que se abra la puerta para ensayos clínicos respecto de los efectos y sobre todo con que haya más información


Marisol Rodríguez tiene varias enfermedades y siente que la marihuana le alivia


–Hoy se legaliza y estoy feliz, porque me voy a curar.–¿Te vas a curar?, ¿de qué?Entonces aparta su pelo y muestra un bulto que asoma en su cuello. Es un tumor. Marisol Rodríguez sufre de arritmia cardiaca, úlceras y un cáncer, que hace algunos años le diagnosticaron. Sentada sobre su bandera que versa “Marihuana libre”, Marisol muestra con orgullo el primer producto que cultivó de sus plantas. Según cuenta, la marihuana la alivia, la ayuda a sentirse mejor, le abre el apetito y mejora su calidad de vida. “La necesito para cuando me ataco”, explica.La marihuana con fines medicinales ya es usada por muchos uruguayos como el caso de Marisol.La doctora Raquel Peyraube, médica consultora en el uso problemático de drogas, dijo a El Observador que para tratamientos de medicina paliativa aconseja las tinturas que se realizan con la marihuana. “Yo no recomiendo el uso de cannabis fumado como medicina paliativa, en todo caso lo indicado sería utilizar las tinturas, vaporizaciones o aceites que se hacen con los componentes de la planta específicos que han demostrado servir para estas enfermedades”, explica Peyraube. Las sustancias con las que se preparan estos productos no generan los efectos psicoactivos típicos de la droga.Según la médica, las conclusiones que se pueden sacar respecto al uso de marihuana medicinal son resultados observacionales, es decir, no provienen de ensayos clínicos.Sin embargo, Peyraube se muestra optimista frente a la posibilidad de nuevos estudios en el uso. “Lo que muestran estos estudios observacionales es que en una serie de enfermedades crónicas tiene un resultado más que interesante que amerita estudiarla con el rigor de la ciencia”, explica.La especialista señala además que los mejores resultados se han probado en una sustancia que contiene el cannabis, el CBD o cannabidiol. Resalta además, la importancia del seguimiento médico.Todos los doctores coinciden en que cualquiera sea el tratamiento alternativo –como la marihuana para evitar el dolor– no se deben abandonar los métodos convencionales para tratar la enfermedad.Más allá de la decisión personal del paciente sobre el tipo de tratamiento que elige, Peyraube indica que a pesar de que la marihuana sí puede aliviar los dolores, es necesario que tenga el asesoramiento de un médico, principalmente para saber qué tipo de sustancias son las que el paciente necesita, en qué medidas y qué versiones.



La información verificada

Otro de los aspectos que la consultora en uso problemático de drogas resalta es el tema de la información. Según sostiene, la ilegalidad de la marihuana no ha favorecido la difusión de información científica y es por eso que muchas personas no tienen la orientación apropiada para su consumo. “Por eso es tan importante la buena información que la prohibición no ha permitido”, dice.

De los usos que se han podido comprobar de manera observacional se destaca el uso de componentes de la marihuana para tratar epilepsia en niños, dolores óseos, migrañas, algunos tipos de tumores, entre otros. Además, según indica Peyraube, puede ofrecer tratamientos mucho más baratos y con menos efectos colaterales que algunos de los analgésicos que se usan hoy en día.




La historia de Marisol

Desde el momento en que recibió el diagnóstico de cáncer, Marisol dejó de fumar marihuana, la que consumía con frecuencia con fines recreativos. “Arrastré un dolor muy profundo durante mucho tiempo porque pensaba que no iba a ver crecer a mis hijos”, recuerda con lágrimas en los ojos.Con una mirada intensa puesta en su interlocutor, no tiene problema de contar su historia a quien preste una oreja. Sus tres hijos han sufrido adicción a una de las drogas más peligrosas y que más daño ha hecho en los últimos años: la pasta base. Sin problema de dar testimonio de la violencia que esto generó muestra los golpes que las puertas, placares y cerrojos de su casa han sufrido. “Esto es producto de la violencia de la pasta base”, comenta al enseñarlos.Luego de haber resignado la marihuana por más de 16 años, abrumada por sus problemas, Marisol tomó la decisión de fumar sin importarle las consecuencias. Desde entonces, la planta no ha sido solamente un alivio para sus dolores, sino también un escape psicológico y calmante ante tantos problemas.
Pero Marisol llevó su historia a un extremo criticado por todos los médicos: renunció a realizarse tratamientos o consultar con especialistas.
Así, según entienden todos, pone en juego su salud.“Yo tomaba de 9 a 11 remedios, cuando me enteré de la marihuana medicinal empecé a experimentar y sí, es verdad, me saca el dolor. De estar llorando, revolcándome de dolor hoy me fumo un porro y no solo me saca el dolor instantáneamente sino que por ahí me paso días tranquila”.
Mediante su cuenta de Facebook, Marisol comparte y difunde información como parte de su militancia a favor de la legalización.
Otro de los mecanismos que ha encontrado para llegar a más gente ha sido la publicación de folletos, que realiza a mano uno a uno. Pero la manera en la que más le gusta mostrar su posición es en su forma de vestir, de mostrarse consumiendo por la calle, o gritar “¡marihuana libre!” cuando se encuentra en un lugar público.

El 10 de diciembre de 2013, el Senado votó la ley que legaliza el autocultivo y regula el mercado de marihuana en Uruguay, por lo que Marisol participó, sin hacer caso a las limitaciones de sus enfermedades, de la marcha que se hizo desde el Centro de Montevideo hacia el Palacio Legislativo. Luego de haber estado toda una tarde esperando, fumó su primer porro legal y pensó: “¿Y ahora que voy a gritar?”





0
0
0
1
0No comments yet