Lo que es ridículo para tí, es importante para mí...

León insiste en que su esposa Mariela es ridícula. Él noentiende por qué se enoja por tantas  tonterías, y además no entiende sus reclamoss.
Esto hace que Mariela enferme, cada vez que su marido sesienta a ver  la televisión los domingosen vez de ayudarla  y llevar al parque asus niños . Si Mariela no se siente bien físicamente, quisiera que León lamimara, en lugar de traer algo que comer , porque ella no pudo cocinar. León noentiende por qué él debe traer  comida deun restaurante,  cuando la casa estállena de comida ya cocinada. Él tampoco puede entender por qué Mariela insiste en recibir flores por sucumpleaños en la mañana. Para él, es más fácil llevarle las flores saliendo detrabajar y dársela a ella en la noche, por lo que, esa  insistencia de su esposa  le parece ridícula.




Aunque a los ojos de León, Mariela parece ser propensa a caprichos e insensible, en realidad ella es  la misma buena mujer, orientada  a los detalles,  que está siempre en sintonía con las necesidades de los demás. Y esto ocurre muy frecuentemente con ambos sexos.
No todos somos iguales, ni siempre tenemos la capacidad de entender y adaptarnos a las necesidades de otros. Sin embargo, tenemos que entender que todo el mundo tiene ese algo especial que podría serinsignificante para nosotros, pero que es importante para otra.
Y así, si amas a tu pareja y deseas mejorar tu  relación, ¿por qué no darles lo que te piden a pesar de carezca de sentido para tus ojos? En ese esfuerzo de  querer siempre  imponer tu punto de vista, corres el riesgo de arruinar tu relación. Sobre todo en una relación de pareja, es necesario dar importancia a las cosas que tu pareja considera importantes para ser feliz. 




Después de todo, si tu pareja es feliz, es más seguro que él o ella vayan a reconocer tus buenas cualidades, cada vez den más y  sean menos exigentes. Esto ayuda a crear un hogar más armonioso.
A veces palabras como Respeto, detalles, comprensión, afecto, diferencia, reconocimiento, cuidado, sensibilidad, sinceridad y espontaneidad; son solo eso: Palabras. Estamos olvidando que significan. Nos aturden los pagos de la casa, del coche, lai nflación, el fútbol, la ropa, la política, el qué dirán, etc., etc. Pero esas cosas pertenecen al mundo exterior. Por más que te puedan afectar. No son tu vida. Tu vida eres tú y lo que te da seguridad. Tu casa, donde regresas cada día, tu mundo, donde tú decides a quién dejas entrar. Tu dejaste entrar a tu pareja en tu vida y construiste un mundo alrededor de ambos, para protegerte de los demás.
Si lo comparamos a la gastronomía diríamos que no hay dos cocineros que te presenten el mismo sabor; cada persona es única e incomparable. Cuando se aprecian disparidades, se puede disfrutar plenamente y encontrar el toque único y especial que cada uno ofrece. 



Las diferencias hacen que la gastronomía  séa más rica y abundante, llena de sabores diferentes que se complementan y equilibran entre sí.
Cuando tú valoras a alguien y lo aceptas en tu vida, esta persona existe más allá de cualquier esperanza, en forma real con sus defectos y cualidades. Hay que respetar sus gustos, valorar las diferencias y disfrutar de ellos. La diversidad añade sabor a tu vida diaria.
Si es importante complacer a tu pareja. Esto no significa abandonar tus propios gustos  o que te los impogan a tí, si quieres construir algo debes tratar de hacer un acuerdos entre ambos y  complementarse entre sí ,para que puedan tener una mejor calidad de vida.
Hay todo tipo de gustos. Sólo porque no te gusta un sabor  estono significa que sea malo o ridículo, sólo diferente.