Los tipos de ansiedad que pueden afectarte



Trastorno de ansiedad generalizada o TAG



Este tipo de ansiedad se manfiesta cuando la persona se siente nerviosa durante todo el día y se preocupa por un montón de cosas que a veces pueden parecer nimiedades.



Fobia social



En este caso, la persona tiene un gran miedo a ser criticada, avergonzada o humillada, inclusive ante cualquier situación cotidiana.

Es probable que si tienes fobia social te cueste comer en público, hablar ante varias personas o expresarte.


Yo la poseo



Fobias específicas



Antes de seguir adelante, creo que debes saber qué es una fobia: es el miedo irracional a algo o a alguna situación en particular. Puede ser a las arañas o las ratas, por ejemplo, o a quedarse encerrado dentro de un ascensor. Este tipo de temor es producido también por la ansiedad y ¡es más corriente de lo que piensas!



Trastorno obsesivo compulsivo o TOC



Hay una frase que suelo decir: “Todos tenemos un TOC”. Ahora bien, en algunos casos este tipo de comportamiento se exacerba e incrementa con la ansiedad.

Se trata de actitudes que rayan lo exagerado como la obsesión por la limpieza, el orden y otro tipo de conductas rituales como cerrar y abrir la puerta tres veces para asegurarse de que se lo hizo correctamente o revisar varias veces si se apagaron las luces antes de salir.



Trastorno de estrés postraumático o TEPT



Aquí tienes otro tipo de ansiedad que ocurre luego de que la persona experimente un evento traumático como ser una guerra, un asalto, diferentes accidentes o desastres naturales. Los síntomas incluyen la dificultad para relajarse y dormir. Además. la persona afectada tiene recuerdos muy vívidos del acontecimiento y este la perturba en cualquier momento del día, no solo cuando duerme.



Ataque de pánico



Solo si alguna vez sufriste un ataque de pánico, puedes saber lo horrible que es. Se trata de un sentimiento intenso, abrumador y a menudo de ansiedad incontrolable que se combina con síntomas físicos. Puede llegar al punto de hacer pensar a quien lo padece que están sufriendo un infarto o que está a punto de morir.