About Taringa!

Popular channels

Mantené tu cola firme


Lo que para muchas es una tragedia, para unas celebridades como Kim Kardashian, Jennifer López y Beyoncé, tener un trasero bien proporcionado se ha convertido en el nuevo escote. Y vaya que lo es. Sin pena alguna se tongonean en todas las alfombras rojas y, según las más famosas revistas de moda, de belleza, y de “caballeros” los glúteos ahora son el atributo de la anatomía femenina que capta todas las miradas -la de los hombres, obviamente– quienes al parecer aprecian esas curvas redondas propias de una pintura renacentista.

No obstante, los glúteos generosos también son el objeto de deseo de algunas mujeres; en especial, de aquellas que por desafiar a la naturaleza se han sometido a operaciones para aumentarlo. En consecuencia, han corrido con la fatalidad de sufrir lamentables consecuencias, tal como sucedió con la cantante mexicana Alejandra Guzmán, quien ya se ha sometido a más de 20 intervenciones quirúrgicas para extraer el material que se inyectó en esa parte de su cuerpo o la modelo argentina Silvina Luna quien padeció problemas renales por la sustancia que le inyectaron.

Si sos de ese grupo de mujeres que desea tener unos glúteos voluminosos, pero te aterra la idea de someterlos al bisturí, la solución pasa por hacer dieta y ejercicios, emplear un buen arsenal de cosmética específica y de protocolos estéticos que te ayudarán a tenerlos moldeados, firmes y, lo más importante, en su sitio. No es tarea fácil, pero tampoco imposible.

Curvas para qué te tengo
Por si no lo sabías, los músculos de los glúteos son los más fuertes que tiene el cuerpo. Por la masa muscular que estos poseen tiene como función ser el soporte del cuerpo, lo que ayuda a que uno se pueda sentar, levantar, estar de pie, mover, caminar y hasta cruzar las piernas.

Entre la anatomía masculina y la femenina hay marcadas diferencias. Los de la mujer son más redondos, de mayor volumen, y cuentan con más tejido adiposo (un 15 por ciento más de grasa que en el hombre) vital para los embarazos. Mientras que en los de ellos, su músculo es mucho más firme y su forma tiende a ser cuadrada, aunque claro, hay notables excepciones.

Si bien su forma dependerá de la genética, ésta va cambiando con el paso de los años, con los cambios bruscos de peso, con la mala alimentación, la vida sedentaria y, por supuesto, la falta de cuidados. Todos estos factores provocan que el tejido pierda consistencia, se vuelva flácido, sin tonicidad, por lo que ¡se caen!

La principal enemiga de los glúteos femeninos es la celulitis, que sin importar peso y edad se instala ferozmente en esta zona, debido precisamente a ese porcentaje extra de grasa que estos tienen. Y entonces comienza la pesadilla… nadie quiere tener unos pompis mofletudos y con piel de naranja.

Independientemente de que tengas o no un trasero de buen tamaño, debes seguir un plan que te ayude a mantenerlo libre de celulitis, estrías, flacidez y, lo más importante, en su sitio.

No descuides la alimentación:
reducí el consumo de sal y de azúcares refinadas, lo que evitará la inflamación de los tejidos y la mala circulación sanguínea. Evita los alimentos ricos en grasas saturadas y elimina, PARA SIEMPRE, los refrescos. Esta bebida azucarada es la culpable de la retención de líquidos. Igual, debes moderar el consumo de alcohol. Opta por comer frutas, verduras y proteínas. Estas en particular son la base estructural del músculo porque asegura su estructura y afirmará su endurecimiento tras el ejercicio. Ingiere dos litros de agua a diario, 8 vasos, lo que también ayudará a que la grasa no se acumule en tus posaderas.

Cuidado de su piel: no creas que por estar cubierta por la ropa – por razones obvias – no la excusa de perder su encanto. Cuando te duches, utiliza un gel y un guante de crin que deberás pasar con mucha suavidad y con movimientos ascendentes por toda la zona.

Eso ayudará a estimular la circulación, oxigenar los tejidos y suavizar toda esa superficie. Luego, no te olvides de aplicar una crema hidratante, y si es reafirmante, mucho mejor.

Una vez a la semana, exfolia esa piel para retirar impurezas y células muertas, lo que redundará en una superficie más limpia y lisa.

Para prevenir la celulitis, una crema anticelulítica ayudará. Estas contienen ingredientes naturales como la cafeína, que estimula la lipolisis (elimina de grasa) e inhibe la formación de tejido adiposo. Otras tienen ingredientes y activos que ayudan a disolver los nódulos de grasa localizada.

Pero ojo, la efectividad de estos cosméticos anticelulíticos radica en su uso continuo, es decir, en usarlas TODOS LOS DÍAS no en una sola aplicación ni una vez al mes. Incluso, hay firmas de belleza que ofrecen estos productos en su línea de cuidado corporal y sugieren métodos para su aplicación para sacarles el máximo provecho a fin de tonificar y reafirmar esa piel.

Hacé ejercicios, no fallan. Desde correr o caminar a buen ritmo unos 45 minutos al día, subir las escaleras en puntillas o las famosas sentadillas o cuadrupedia. Estas últimas las puedes hacer en tu casa de la siguiente manera: empieza el primer día con 50, y cada día vas sumándole 5; luego, descansas el cuarto día. Así sigues todo el mes hasta llegar a las 250… Al final tendrás cola de acero y, lo mejor, en su sitio.
0No comments yet
      GIF