Check the new version here

Popular channels

Mozart en operación a cerebro abierto

Mozart en operación a cerebro abierto



Concierto en la mesa de operaciones del Hospital Ichilov (Centro Médico Sourasky) de Tel Aviv. Mientras era intervenida a cerebro abierto para frenar los temblores en su mano, la violinista Naomi Elishov (60) contribuía a la causa tocando el violín. Mientras los cirujanos israelíes implantaban un pequeño electrodo en la parte afectada de su cerebro, la paciente deleitó al personal con la música de Mozart.
La sinfonía que reinó antes, durante y después del implante DBS en el hospital de Tel Aviv ha acabado en YouTube. Como casi todo. Con espectacular naturalidad, Elishov ha superado la prueba ante un selecto público y ahora podrá volver a sentirse violinista. 

"Es la primera vez que opero a un paciente mientras ofrece un hermoso concierto. Espero que ahora pueda volver a tocar el violín ante muchas más personas para que así disfruten de su talento", resumió el neurocirujano israelí Itzhak Fried al frente de una intervención con mucho ritmo y expectación. Según cuenta, "el objetivo era reprimir el temblor que le molestaba diariamente. La operación fue realizada con anestesia local para que ella pudiese colaborar plenamente. La necesitábamos para localizar la zona exacta y detener el temblor".
Tras una larga carrera en la Orquesta Filarmónica de Lituania y en la Orquesta de Cámara de Israel y en el Conservatorio de Givataim (cerca de Tel Aviv), Elishov tuvo que abandonar la profesión hace veinte años debido a los temblores. Desde entonces, se dedicó a dar clases y soñar por un regreso a los escenarios. Un gran concierto en el lugar menos esperado silenció los obstáculos devolviendo la sonrisa y el violín a esta valiente israelí de origen lituano.
"No podía continuar viviendo así. Quería volver a tocar el violín, poder tomar una taza de té sin temor a que se me caiga o firmar yo misma un documento. Sólo lamento que haya tardado tanto en descubrir esta operación", explica la veterana violinista.
Los neurocirujanos del prestigioso hospital de Tel Aviv ya echan de menos la compañía de Wolfgang Amadeus Mozart.
0
0
0
0
0No comments yet