Popular channels

Mujeres con mucho culo

Más del 60% de hombres atraído por mujeres por cola parada


El resultado del estudio, llevado a cabo con una muestra de 300 hombres, fue publicado en la revista Evolution and Human Behaviour.



No es ningún secreto que a los hombres (por lo menos en su mayoría) les suelen gustar las mujeres con cinturas pequeñas, piernas largas y frondosos bustos, ahora además una investigación encontró que existe una explicación científica por la cual los caballeros prefieren a las mujeres con traseros y caderas grandes.

Los científicos de la Universidad Bilkent, en Turquía, han descubierto que los hombres se sienten atraídos por aquellas mujeres cuyas columnas tienen una desviación de 45 grados por encima de la parte superior de glúteo.

Según los científicos turcos (que parece les gustan las turcas culonas), el ángulo de 45 grados le habría permitido a las mujeres el mover el centro de su peso sobre sus caderas durante el embarazo, lo cual evitaría grandes cansancios y permitiría a las mujeres el contribuir con las actividades de recolección de comida durante mayor tiempo durante el periodo de gestación.

Sin dicha curva, la presión sobre las caderas de la mujer durante el embarazo se hubiera incrementado en casi un 800 por ciento – dejándola inmóvil e incapaz de buscar comida para ella y su familia o escapar del peligro.

En consecuencia, las mujeres ancestrales que poseían este grado de curvatura lumbar (curvatura de la columna) habrían sido capaces de alimentarse en el embarazo y habrían sido capaz de llevar a cabo embarazos múltiples con un menor riesgo de lesión en la columna.

Estos beneficios a las mujeres, a su vez, habrían creado condiciones selectivas para la evolución, dando una preferencia masculina por este ángulo: los hombres que prefieren estas mujeres habrían tenido compañeros que eran menos vulnerables a las lesiones de la médula, y habrían sido capaz de llevar a cabo múltiples embarazos sin sufrir lesiones debilitantes.

El resultado del estudio, llevado a cabo con una muestra de 300 hombres, fue publicado en la revista Evolution and Human Behaviour.



¡Qué cintura! Las mujeres con cola grande viven más años y son más inteligentes

Otros estudios recientes de Estados Unidos revelaron la relación entre el tamaño de los traseros y el desarrollo de distintas enfermedades.

Tener nalgas voluptuosas, además de ser un atributo físico, puede significar una garantía de una vida larga y saludable, como así también prevenir el desarrollo de diabetes y evidenciar una inteligencia superior, según una serie de curiosos estudios recientes.

Científicos de la Universidad de Oxford analizaron y compararon la grasa del abdomen de las mujeres con las de las piernas, caderas y nalgas, y hallaron que, por su porcentaje de concentración y tipo de hormonas que contiene, la grasa de la cola es más beneficiosa de lo que se creía.

Según revelaron, estas grasas producen hormonas que ayudan a metabolizar de mejor manera azúcares y otros lípidos, a diferencia de la grasa abdominal que secreta hormonas con el efecto contrario. Esta acumulación previene el desarrollo de diabetes.

Pese a los beneficios que implica tener cola grande, esto no puede ser generado o alterado artificialmente ya que es determinado por genética. Por lo tanto, no es posible modificarlo por medio de hábitos alimenticios, como por ejemplo, comiendo más proteínas u otros alimentos.



Por otro lado, científicos de las universidades de California y Pittsburgh, descubrieron que aquellas mujeres con nalgas grandes y caderas anchas, que además tienen cinturas pequeñas, son más inteligentes que las demás.

Además, los hijos nacidos de madres con caderas más anchas, son intelectualmente superiores a los hijos de madres de caderas estrechas.

Para llegar a tal resultado, los investigadores analizaron datos de 16 mil mujeres y descubrieron que el porcentaje de ácidos grasos Omega 3 que se acumulan en la zona intervienen en el desarrollo del cerebro. Bajo esa premisa, compararon las medidas de la cadera con la cintura y concluyeron que la proporción ideal resulta de 0.6 y 0.

Asimismo, las mujeres con más grasa en las nalgas tienen niveles menores de colesterol y glucemia, según estudios del profesor Konstantinos Manolopoulos, quien encabeza el equipo de la Universidad de Oxford.

Tener un trasero grande también favorece además los niveles de leptina, una hormona que se encarga de regular el peso, así como la dinopectina, que tiene efectos anti-inflamatorios, vasculo-protectores y anti-diabéticos.

Por último, el tejido adiposo de los glúteos grandes atrapa las partículas grasas dañinas y evitan padecimientos cardiovasculares.


Las mujeres que tienen cola más grande tienen hijos más inteligentes

La grasa contiene “componentes esenciales” para el desarrollo del sistema nervioso de los bebés.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Pittshburgh, en Estados Unidos, encontró que la grasa materna influye en el desarrollo del sistema nervioso de los bebés.

Los depósitos de grasa en la cola y los muslos femeninos contienen “componentes esenciales” para el desarrollo del sistema nervioso de los bebés, los cuales se transmitirían mediante la lactancia.

Las células de grasa se movilizan durante el embarazo para que el feto pueda absorber sus nutrientes. Esto también contribuye a que las mujeres pierdan peso durante la lactancia.

Estudio revela que el tamaño del TRASERO en las mujeres tiene relación con su INTELIGENCIA



El trasero siempre ha sido uno de los mayores atractivos en las mujeres, por esta razón prestigiosos científicos de la Universidad de Oxford, decidieron investigarlo y llegaron a la polémica conclusión de que hay relación directa entre el tamaño del trasero, la salud y la inteligencia.

Según los resultados un trasero grande es garantía de buena salud, este podría prevenir el desarrollo de diabetes y bajos niveles de colesterol. El profesor Konstantinos Manolopoulos, reveló que analizaron datos de más de 16,000 mujeres concluyendo que al comparar las medidas de la cadera con la cintura, la proporción ideal resulta de 0.6 y 0.7.

Como si fuera poco, además concluyen que las mujeres con retaguardias grandes y cinturas pequeñas son más inteligentes que las demás. Los ácidos grasos Omega 3 se acumulan allí e intervienen en el desarrollo y buen funcionamiento del cerebro.

Por último, el estudio concluyo algo realmente asombroso. Los hijos nacidos de madres con caderas más anchas, son intelectualmente superiores a los hijos de madres con caderas estrechas.







Deja Tu Comentario
0
0
0
0No comments yet