Check the new version here

Popular channels

No gastes mas guita en verduras maquina







Gracias por tanto comunidad taringuera!  perdon por tan poco











9 vegetales y hierbas que puedes plantar después de comerlas y volverán a crecer siempre









Todos tenemos nuestros ingredientes favoritos que no pueden faltar en la cocina. Muchos de ellos son cosas como las especias, aliños, el aceite, ingredientes que no necesitas comprar tan seguido porque no tienen que estar frescos. Pero para conseguir otros como el ajo, las cebollas o el perejil debemos ir al supermercado o, si tenemos suerte, al puesto del verdulero instalado cerca de la casa y que no siempre tiene esos vegetales y hierbas indispensables.
Pero aunque no lo creas, muchos de estos vegetales por los vas al supermercado y gastas dinero regularmente, podrías tenerlos en tu casa, plantarlos una sola vez y volverán a crecer siempre. Y lo mejor es que puedes incluso cultivarlos dentro de tu cocina y son fáciles de crecer.
Aquí hay diez de ellos:




1. Ajo





En vez de arrojar a la basura los dientes de ajo que han comenzado a germinar, puedes ponerlos en un recipiente con un poco de agua para que le crezcan brotes. Los brotes tienen un sabor mucho más suave que los dientes de ajo y son muy buenos en ensaladas, pastas y como guarnición.




2. Albahaca



Selecciona algunos tallos de 10 cm aproximadamente y déjalos en un vaso con agua donde les llegue luz directa. Cuando las raíces crezcan hasta los 2 cm, plántalos en una maceta y ya tendrás tu planta de albahaca para condimentar tus comidas .


3. Hojas de zanahoria





Las cabezas de las zanahorias que normalmente cortamos y desechamos pueden crecer hojas si las pones en un recipiente con un poco de agua. Pon el recipiente junto a una ventana bien iluminada y tendrás brotes de zanahoria para usar como guarnición, en ensaladas o para una sopa.




4. Lechuga romana o escarola





Puedes hacer crecer nuevas hojas con el tallo intacto de una lechuga romana en solo un par de semanas.  Solo debes ponerlo en un plato hondo con alrededor de 1 ½ centímetros de agua y colocarlo junto a una ventana. Estarán completamente crecidas en tres o cuatro semanas.


5. Cebollas de Cambray



En tan poco como cinco días puedes volver a crecer una cebolla de cambray completa. Deja tres centímetros de cebolla unida a las raíces y colócalas en un pequeño vaso con un poco de agua. En pocos días, tendrás cebollas de Cambray.


6. Jengibre


Al igual que las cebollas, puedes plantar el jengibre directamente en la tierra para que vuelva a crecer. Eso sí debes tener paciencia porque el proceso es un poco más largo. Puede tomar algunos meses para que germine pero podrás cosechar un bulbo completamente crecido en 8 o 10 meses aproximadamente.


7. Champiñones



Planta los troncos de champiñones en tierra con un poco de compost o granos de café usados ymanténlos en un ambiente húmedo, preferiblemente donde haga frío por la noche. No te desanimes si a los pocos días las cabezas se pudren, porque cultivar champiñones es bastante difícil.


8. Cilantro



Como la albahaca, el cilantro puede crecer raíces si se colocan los tallos en un vaso de agua. Una vez que las raíces estén suficientemente largas, solo plántalas en una maceta. En un par de semanas comenzarán los brotes y en un par de meses tendrás una planta entera.


9. Cebollas



Planta la raíz que usualmente deshechas en una maceta o directamente en la tierra en tu jardín para que vuelva a crecer. Puedes cosecharla temprano y tener cebollas verdes frescas o esperar hasta que el bulbo esté completamente desarrollado.






Estos 6 vegetales los plantas solo una vez y podrás cosecharlos año tras año





Por lo general los huertos caseros tienden a estar llenos de vegetales de ciclo anual que necesitan plantarse cada año nuevamente desde la semilla. Si bien esas verduras pueden valer el tiempo y energía que toma cultivarlas, plantar ciertos vegetales perennes en tu jardín podría llevar comida a tu mesa por mucho menos esfuerzo.
A menos que vivas en una región con una temporada anual de cosecha, necesitarás plantar tus tomates y pimientos (que son perennes por naturaleza), nuevamente cada primavera. Esto porque no pueden soportar las temperaturas extremas del invierno, pero hay otros vegetales que sí pueden sobrevivir al frío y volver a la vida en cuanto la temperatura de la tierra es la adecuada. Al dedicar un par de espacios para plantar los vegetales perennes, se puede acumular una gran producción alimenticia en un área pequeña.
Conoce 6 vegetales que sólo necesitan plantarse una vez para cosecharlos año tras año:


1. Espárrago




Probablemente este delgado y hermoso brote es el más conocido dentro de la clasificación y uno de los más codiciados. Por eso se explica su alto precio en las verdulerías. No es de cosecha rápida porque se demora en madurar, pero una vez establecido, el espárrago es capaz de proveer delicias frescas cada año. Si bien es posible empezar a cultivar espárrago desde las semillas, puedes acelerar el proceso de la primera cosecha en un año o dos al plantar tallos maduros. Los tallos son muy comunes en centros de jardinería durante la primavera, o si conoces a alguien que también cultiva espárragos, puedes pedirle que te dé algunos tallos cuando cultive su producción.




2. Tupinambo





También conocido como pataca, son parientes de los girasoles y producen un tubérculo comestible que es crujiente y dulce. Al igual que una papa, este vegetal perenne se puede comer crudo o cocido, su sabor es usualmente comparado al de las nueces. La planta del tupinambo puede crecer muy alto, similar a como hacen los girasoles, por lo que es muy apropiado plantarla en las esquinas del jardín.Mientras que algunos de sus tubérculos se recolectan en el otoño, otros tienen que dejarse enterrados o replantarlos luego de cosechar, para el año próximo.


3. Legumbre papa




Conocido también como papa de la india, es uno de esos vegetales perennes que no atraen mucha atención, pero es un gran aporte para cualquier jardín. La legumbre papa es una perenne trepadora que produce tanto habas, como también tubérculos comestibles y es nativa de la región oriental de Estados Unidos. Las parras crecen casi 2 metros de altura y se van convirtiendo en enredaderas. Durante el otoño es la época ideal para cosechar la legumbre papa y al igual que el tupinambo, es recomendable dejar algunos tubérculos enterrados para el próximo año.


4. Alcachofa




Pese a que no son los vegetales más suaves y tiernos, sí entregan un delicioso fondo que a todos les gusta. Cultivar alcachofas sí ocupa mucho espacio en la huerta, ya que pueden crecer hasta 2 metros de altura. Y como muchos vegetales perennes, requieren un par de años antes de que maduren completamente y empiecen a dar exquisitos frutos para tu mesa. De igual modo que otros perennes, se pueden cultivar desde semillas o tallos que puedes obtener en una tienda de jardinería.


5. Ruibarbo




Este vegetal perenne no sólo es comestible, si no que es un colorido adorno para tu huerto, el cual viene en variedades de rojo, rosado y verde. Es más fácil y mejor plantar ruibarbo desde un tallo, el cual se puede comprar en una tienda de jardinería y debiera dejarse crecer por varios años antes de cosecharlo. Con su fruto se pueden preparar las más exquisitas tartas de ruibarbo y frutilla. Solamente los tallos son comestibles y, aunque las hojas son tóxicas para los humanos, son un gran aporte para el abono.


6. Rábano 






Aunque es más parecido a un condimento, también podría considerarse una verdura. Esta planta perenne pertenece a la familia de la mostaza y es una especie obligatoria para todos los amantes del sushi y los sabores fuertes. Tanto las hojas del rábano como los pequeños brotes blancos son un tanto desabridas, pero el intenso sabor por el cual este condimento es muy popular proviene de la raíz. Un sabor tan penetrante que logra sacar lágrimas en ciertas personas que los comen. Como las raíces del rábano tienen un crecimiento tan acelerado, podrían apropiarse de todas las raíces el huerto,. por lo mismo es mejor retirarlas todas al momento de cosechar. El momento ideal para hacerlo es en otoño y sólo se recomienda dejar plantadas raíces que sí se vayan a cultivar durante el próximo año.



Como plantar tomates cherry?




Para los propietarios de huertos domésticos, la planta de tomate es una de las plantas más populares de mantener, ya que producen mucho fruto, mientras que requieren poca atención. Los tomates cherry son tomates del tamaño de un bocado que crecen rápidamente, maduran pronto, y tienden a ser un bocado favorito. Si deseas empezar a plantar tus propias frutas y verduras, saber cómo cultivar tomates cherry es una gran manera de empezar.



Pasos


Siembra tus semillas de tomate cherry. Las semillas de tomate usualmente se siembran en un contenedor, en un ambiente interior, 6 a 8 semanas antes de la fecha de la última helada esperada en tu área local. Llena el recipiente con tierra para sembrar semillas y siembra las semillas de tomate alrededor de 1/8 de pulgada dentro de la tierra.
Anuncio

Coloca el contenedor de las semillas de tomate cherry plantadas, en algún lugar donde reciba luz solar directa. Una vez que las semillas germinan en plántulas, éstas requerirán tanta luz del sol como puedan tener, a fin de crecer tan fuertes y firmes como sea posible.
  • Los plantadores de tomate cherry recomiendan colocar un ventilador a baja velocidad cerca de las plántulas de tomate cherry, dos veces al día durante 5 a 10 minutos. Si no es posible usar ventilador, roza la parte superior de las plantas un par de veces cada día. Este movimiento simula que se mecen en la brisa, lo que ayuda a la planta de tomate a desarrollar tallos fuertes.



Trasplanta las plántulas de tomate cherry del contenedor a tu jardín, 1 a 2 días después de que hayan brotado. El día que las plantes, asegúrate de regarlas abundantemente con una mezcla de agua y fertilizante nitrogenado.
  • Tendrás que manipular las plantas muy, muy cuidadosamente cuando las trasplantes. No toques o agites las raíces, ya que si las agitas podrías provocar una conmoción en el trasplante.
  • Cuando siembres las plantas en tu jardín, se recomienda que el espacio de separación entre cada planta debe ser al menos de 24 centímetros.


Prosigue regando las plantas de tomate cherry regularmente. Si puedes escoger, se recomienda que riegues tus plantas profundamente, en lugar de regarlas a la ligera y con frecuencia. Cuando el agua es absorbida profundamente en el suelo, las raíces más profundas se beneficiarán de ella.

Prosigue fertilizando las plantas de tomate cherry regularmente. Antes de que florezcan las plantas, enfócate en darles fertilizantes ricos en nitrógeno. Después de que florezcan, cambia a darles fertilizantes con alto contenido de fósforo y potasio.

Asegúrate de mantener el agua y humedad fuera de las hojas, tanto como sea posible. Las condiciones de agua y humedad son primordiales para el crecimiento de bacterias y enfermedades, y las plantas de tomate son particularmente vulnerables a enfermedades.



Espera aproximadamente 50 a 90 días.
 Durante el período de espera, debes seguir cuidando de tus plantas con agua y fertilizantes para maximizar la calidad de la fruta y la cantidad de la cosecha. El período de espera es la cantidad promedio de tiempo para que las plantas de tomate maduren.
Anuncio
Advertencias


Los tomates cherry son indefinidos, lo que significa que la enredadera seguirá creciendo indefinidamente. Por esta razón, debes evitar plantar tomates cherry en una maceta de colgar, ya que puede cubrirla enteramente con bastante rapidez.

Cosas que necesitarás
Semillas de tomate
Tierra para sembrar las semillas
Contenedor pequeño
Fertilizantes a base de nitrógeno
Fertilizantes a base de fósforo
Fertilizantes a base de potasio


PD: No te dejes intimidar por el nombre de los fertilizantes, en los viveros se consiguen. 
0No comments yet
      GIF
      New