Check the new version here

Popular channels

Nueva polémica por transgénicos



Un estudio de la Misión Biológica de Galicia, España, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); descubrió que es similar la resistencia de los hongos entre dos tipos de maíz. El transgénico y el que se obtiene sin químicos.

Para llegar a esa conclusión, los investigadores realizaron un seguimiento exhaustivo de los hongos que atacan al maíz en Galicia, durante cerca de tres años. Tomaron como referencia plantaciones de Pontevedra, Ribadumia, Ponte Caldelas y Cotobade (especies).

Los científicos seleccionaron las cepas más resistentes para un programa de mejoramiento genético. Este se basó en el cruce de variedades.
Concluyeron que no hay diferencias especiales respecto a la resistencia a los hongos entre los cultivos convencionales y los ecológicos.

El estudio es clave, y polémico a la vez, porque da un argumento a las compañías para echar abajo algunas posiciones ambientalistas sobre el uso de transgénicos en el mundo.

Greenpeace se ha opuesto a su utilización, porque sus investigadores han encontrado al menosdos riesgos para los consumidores.

Por un lado -dicen- hace que los insectos desarrollen resistencia de forma progresiva y a la larga cada vez se va a necesitar de más intervención de laboratorio para combatir las plagas.

Esto va sobre el famoso maíz de Monsanto (MON810), una variedad de maíz transgénico que se cultiva en buena parte del mundo y en España lo utilizan en el Valle del Ebro.

Esta variedad de maíz ha sido modificada para producir de forma natural una proteína como insecticida y así repele algunos insectos lepidópteros, conocidos como taladros.

A esto se suma el riesgo que supone su consumo en la salud de las personas. Hasta ahora no existen suficientes estudios al respecto y los pocos que se han hecho se han realizado con ratas de laboratorio, según la organización ambientalista.

El debate a puesto a la mayoría de países en bandos opuestos. En unos se ha prohibido su uso y se está intentando hacerlo en el marco de la cooperación y trabajo común de la Unión Europea (UE). Grecia, por ejemplo, lo prohibió desde 2006 y siguieron sus pasos Alemana y también Francia.

En otros se han hecho normativas para su etiquetado, como en el caso de Ecuador, para que el consumidor pueda elegir si compra o no esos productos. Estados Unidos es uno de los defensores.

Ahora, lo que ha pasado en España incluso encamina un plan que busca regular mediante decreto la coexistencia de los cultivos de maíz transgénico, orgánico y convencional. Esto implicaría adoptar una posición neutra.
0
0
0
0No comments yet