Piernas con varices, tratamientos y remedios caseros



Las venasvaricosas aquejanespecialmente a las mujeres, y son más comunes de lo que se piensa. Los problemasde varices enlas piernas puedenmanifestarse al principio como cansancio y pesadez en laspiernassensaciónde hormigueo eincluso dolor al final de la jornada laboral. Cuando el problema se agravapueden aparecer pequeños moretones sin causa, e incluso inflamación de algunasvenas.
Las protuberanciasrojizas-violáceas, ademásde resultar dolorosas, alteran negativamente la estética de tan admiradaspartes del cuerpo femenino: pies, piernas y muslos.
El factorhereditario esdeterminante en la aparición de varices. Las personas con antecedentesfamiliares de varices las padecen, o son más propensas a ellas. De ahí que sedeban tomar medidas preventivas, pues la predisposición genética esirreversible. Esta causa representa de 80 a 90% de los casos.
La segunda causa más común sonlos desórdenes hormonales que traen consigo laspíldoras anticonceptivas, el consumo de hormonas y los embarazos. El pasarexcesivo tiempo de pie empeora esta condición.
Enemigos de las varices
El abuso de tacones altos y prendas ajustadas, losmalos hábitos alimenticios y el fumar, son sus más temibles enemigos.
Las varices son en gran medida producto delcansancio de las piernas, tras soportar el peso corporal por muchos años. Porlo tanto, el sobrepeso es uno de los principales enemigos a atacar si se padecede este mal.
Una dietaequilibrada harádoble función pues estimulará la circulación y ayudará a perder peso. Lasgrasas saturadas obstruyen las venas y retardan la pérdida de peso. Contrario aellas, la fibra favorece las paredes de las venas, las funciones digestivas yes coadyuvante en la reducción de grasa corporal.
El ejercicio físico debe ir acorde con laalimentación. Es decir, pensados para la quema de la grasa indeseada (rutinascardiovasculares) y la tonificación muscular (trabajo con peso). El ejerciciofortalece las extremidades y las hace menos propensas al cansancio. Si eltrabajo amerita estar todo el día de pie o sentada, tómese al menos un par deminutos cada ciertas horas para movilizar las piernas y procurar posturas queestimulen la afluencia de sangre por las venas más pequeñas, que son, al finalde cuentas, las más sensibles a las obstrucciones circulatorias.
Remedios para aliviar el dolor de piernas convarices
Aunque aún se desconoce algún método que prevengaen un 100% la aparición de las várices, se recomiendan las siguientes prácticascon las cuales se ha demostrado que aumenta la circulación sanguínea de losmiembros inferiores del cuerpo:
§  Pequeñoshidromasajes caseros con la mini ducha: Alterna entre agua fría y tibia (no serecomienda usar agua caliente) y masajea tus piernas con la corriente de agua.
§  Masajescon aceites o cremas en dirección ascendente para reafirmar la piel y estimularla circulación sanguínea.  Los aceites más recomendados sonoliva, tomillo,lavanda y romero.
§  Disponerlas piernas en alto al final de la jornada. Notarás de inmediato cómo las venashinchadas desaparecen y la tonalidad de la piel se torna más clara y uniforme.Intenta dormir con un cojín o almohada que te permita mantener las piernas máselevadas que la cabeza (puedes colocarla bajo el colchón).
§  Prescindirde tacones altos en el día a día. Resérvaelos para ocasiones especiales.
§  Bebeabundante agua y consume una dieta alta en fibras, potasio y antioxidantes.Ambos hábitos estimulan el flujo sanguíneo por todo el cuerpo.
Tratamientos contra las varices
Existen múltiples formas detratar las varices. Las hay menos invasivas, como mediasde descanso, y otrasmás agresivas que sólo practican expertos en el área: elláser y la operación.
Las
 medias medicinales actúan redirigiendo lacirculación sanguínea de la pierna. Ejercen presión en la zona del tobillo paraprovocar que la sangre fluya hacia arriba. Representan un gran alivio y unardid para la apariencia de piernas sanas, pero no corrigen el problema decirculación.
Por otra parte está la escleroterapia. Consiste en pequeñasinyecciones recomendadas para las venas oscurecidas y en forma de araña queaparecen en las piernas. Sin duda alguna, la técnica contribuye con sudesaparición aunque en algunos casos puede ser sólo temporal. No se puedegeneralizar sobre los resultados, ya que cada caso es particular.
El 
procedimiento con láser es uno de los más efectivosy ataca el síntoma más temido de las dilataciones anormales de las venas: losnudos o protuberancias. A través de un procedimiento ambulatorio se introduceun catéter que cierra la vena y permite que la sangre circule por otras víassanas, provocando así una desinflamación progresiva de las venas varicosas.