Por qué no debes aplicarte pasta de dientes en los granos







Si tuviste acné en la adolescencia, seguramente te recomendaron el remedio casero de ponerte pasta de dientes sobre los brotes e incluso puede que lo hayas intentado. Quizás este método te funcionó en su momento, pero hay una importante razón para no hacerlo.
 



Aunque la pasta contiene ingredientes que ayudan a secar los granitos (como el bicarbonato de sodio o el agua de hamamelis), es preferible que no la uses porque puede ser contraproducente.
 
La dermatóloga Leslie Baumann explica en su libro Dermatología Cosmética  que el sulfato de sodio que contiene el dentífrico le quita los lípidos naturales a la piel y la deja más expuesta a los irritantes externos.
 



La pasta dental es tan efectiva que puede deshacerse del acné pero también deshidratará tu piel, dejándola aún más vulnerable que antes. A la larga esto puede provocar que te salgan más granos.


 
Así que la próxima vez que tengas un molesto brote en medio de la frente, resiste la tentación de ponerte pasta de dientes y mejor ve a la farmacia por un producto especializado en la piel de tu cara.
 
Recuerda que lo barato sale caro.