About Taringa!

Popular channels

Por qué una buena dieta NO es suficiente para tu salud

Toda tu vida has comido una dieta "sana". Has seguido las recomendaciones de la USDA (US Department of Agricultre) y su “Pirámide Alimenticia” desde el principio, y siempre se te ha dicho que los suplementos vitamínicos eran innecesarios, siempre y cuando siguieras una dieta equilibrada (cualquiera sea lo que eso signifique).

Tal vez eres más sabio ahora, y estés siguiendo una dieta altamente nutritiva. De cualquier manera, una de las creencias más extendidas entre las personas que son conscientes de su salud es que se puede (y debe) obtener todos los nutrientes directamente de los alimentos. Con más del 50% de la población consumiendo un multivitamínico, esto no es una creencia universal. Sin embargo, tomar multivitamínicos a menudo hace creer a las personas que pueden comer cualquier cosa, algo que no es exactamente productivo (más sobre esto más adelante).

Muchas personas son avergonzadas y desincentivadas a tomar suplementos con declaraciones del estilo "Así que eres demasiado perezoso para comer comida de verdad? ¿Crees que puedes arreglar todo con una píldora?" Todos tenemos esos amigos y conocidos que son demasiado conscientes de su salud y que condenan la suplementación como un dogma. Ellos confunden drogas como las estatinas (NT: drogas para disminuir el colesterol) con nutrientes. Pero estos últimos no son lo mismo.

Después de todo usted no está muerto todavía, con lo cual debe estar recibiendo los nutrientes adecuados. Los suplementos son innecesarios...¿verdad?

10 Razones por la cual deberías tomar suplementos

1) La mayoría sigue una dieta estandarizada que es deficiente

Los granos, las legumbres y la mayoría de los productos lácteos modernos no son buenos alimentos. El propósito de ingerir comida es para nutrir el cuerpo y la mente. Estos alimentos hacen lo contrario.

En primer lugar los granos, las legumbres y los productos lácteos convencionales son deficientes (o nulos) en nutrientes. Contienen cantidades extremadamente pequeñas de nutrientes esenciales, la mayoría de los cuales no son absorbidos eficientemente por nuestro organismo. Los cereales y las legumbres agotan las reservas de nutrientes e interfieren con la absorción de nutrientes. Son tóxicos en sí mismos, lo que aumenta nuestras necesidades nutricionales. Los cereales y las legumbres causan tanto daño intestinal que disminuyen aún más nuestra capacidad de absorción. Incluso si usted ha dejado de comer estos alimentos, es posible que siga en déficit o tenga algún daño intestinal latente que está interfiriendo con la absorción de nutrientes.

Debido a la inflamación causada por otras toxinas alimenticias, las proteínas lácteas son a menudo pro-inflamatorias. Los lácteos convencionales también contienen micotoxinas que son extremadamente perjudiciales.

2) El agotamiento del suelo

Las prácticas agrícolas inadecuadas agotan los nutrientes del suelo. Cuando las plantas se cultivan repetidamente, es decir, en varias ocasiones en la misma tierra, el suelo pierde nutrientes más rápido de lo que pueden ser reemplazados. Con el tiempo, las plantas tienen menos nutrientes para crecer. El abono que se utiliza para sembrar contiene lo mínimo para que la planta pueda sobrevivir hasta la cosecha, pero no lo suficiente para apoyar la salud de las personas. Esto resulta en plantas que tienen 75% menor cantidad de micronutrientes. Además, la mayoría de las plantas no se cosechan frescas. Se guardan en camiones, estantes y mostradores durante semanas antes de ser ingeridos. Con el tiempo, el contenido nutricional de estas plantas se reduce.

La mayoría de las frutas y verduras actualmente se cultivan para aumentar su contenido de azúcar, y no necesariamente su valor nutritivo. Como resultado, la mayoría de las frutas y verduras comunes tienen niveles artificialmente altos de fructosa y azúcar pero bajo en nutrientes clave.

Cuando las plantas pierden nutrientes, los animales que se alimentan de esas plantas quedan malnutridos. Un estudio publicado en el Journal of Nutrition and Health encontró que los niveles de cobre en los alimentos del Reino Unido han disminuido un 90% en los productos lácteos, el 55 % en la carne, y el 76 % en los vegetales.

3) El agotamiento del agua

El agua también pierde minerales debido a los métodos de producción modernos. Hay una gran variación en el contenido mineral del agua embotellada con respecto al agua “de la canilla”. El agua “de la canilla” contiene más minerales. Los filtros de agua eliminan importantes minerales como el magnesio, que era la principal fuente de magnesio para los primeros seres humanos. Si usted no utiliza un filtro y no tiene un pozo, lo más probable es que estés consumiendo cantidades peligrosas de flúor y/o que sea deficiente en magnesio. Esto podría explicar por qué las personas que beben agua con mayor contenido de calcio que magnesio desarrollan mayor probabilidad de sufrir infartos de miocardio y cardiopatía isquémica.

4) Las dietas bajas en calorías son dietas bajas en nutrientes

Sé que esto es una “idea loca”, pero pasar hambre es malo para la salud. Consumir una dieta baja en calorías significa que está consumiendo menos micronutrientes de los que debería. Los seres humanos están diseñados para consumir una gran cantidad de calorías, y eso no lo hace ser más gordo. Cuando se come menos (como todo el mundo le dice que debe hacer para perder peso), es fácil quedar en déficit y finalmente desnutrido. Cuando usted está consumiendo alimentos de baja calidad, debe comer aún más para obtener la cantidad adecuada de nutrientes. Este es un ejemplo más de por qué es importante la calidad de los alimentos.

¿Qué se entiende por baja en calorías? De acuerdo con algunos estudios, la mayoría de las dietas requieren cerca de 27,575 calorías para obtener todos los micronutrientes esenciales. Si usted está comiendo menos que eso, o está siguiendo algo así como la dieta del USDA (US Department of Agriculture), usted está en déficit de los principales nutrientes.

Los alimentos de origen animal son generalmente más altos en calorías y nutrientes, por lo que no es de extrañar que sea de ahí donde provenían la mayoría de las calorías durante nuestra evolución como especie. Dado que la tendencia moderna es reducir el consumo de alimentos de origen animal, la gente está obteniendo menos nutrientes de lo que debería.

Las verduras tratadas con pesticidas tienen menor contenido de fitonutrientes que sus contrapartes orgánicas. Esto se debe a que los polifenoles son producidos por las plantas como una defensa contra insectos y patógenos. Cuando se usan pesticidas y herbicidas ya no hay ninguna razón para defenderse, entonces la planta deja de producir polifenoles.

Se debe mencionar que muchos estudios demuestran que los alimentos orgánicos no necesariamente son más altos en nutrientes. Sin embargo, esto es así si se sigue la definición de “orgánico” que utiliza la USDA…no sería orgánico el alimento que usted cultiva en su patio trasero. No obstante, las frutas frescas y verduras cultivadas en su casa en un suelo bien fertilizado van a ser más altos en nutrientes que las versiones orgánicas del USDA.

También hay evidencia de que el glifosato (un conocido herbicida) actúa como un quelador de minerales en los cultivos sobre los que se esparce. Queda por ver cuál es el impacto real y qué efecto tiene esto, pero es mejor evitar los alimentos transgénicos (GMO) por una variedad de otras razones.

Por desgracia, obtener alimentos orgánicos no siempre es posible debido a razones económicas y/o logísticas. Y aun cuando se puede encontrar alimentos orgánicos, estos no son necesariamente mejores.


5) Alimentos a base de granos y productos lácteos convencionales

En comparación con la carne de pastoreo (NT: el animal se alimentó a base de pasto), la carne de ganado alimentado con granos es extremadamente baja en antioxidantes, micronutrientes, ácidos grasos, minerales y vitaminas. Los granos no son un alimento para los seres humanos o los animales herbívoros. Cuando los animales herbívoros son alimentados a base de granos, se vuelven desnutridos, al igual que los humanos. La carne de ganado alimentado con granos y los productos de mar cultivados en masa también pueden aumentar el transporte de toxinas, lo que aumenta nuestras necesidades nutricionales.

Los productos lácteos frescos sin pausterizar, sin procesar, y que no fueron vaciados de su contenido de grasas pueden ser buenos, pero el tipo de lácteos que la mayoría de la gente compra en el supermercado no son para nada saludables. La mayoría de los nutrientes de la leche se encuentran en la grasa (crema). Cuando se elimina o reduce la grasa, se está eliminando y reduciendo su contenido de nutrientes. La pasteurización destruye algunos de los nutrientes presentes en ambos tipos de leche, entera y descremada. Los lácteos convencionales también tienen un alto contenido de aflatoxinas y otras micotoxinas que estaban en la alimentación del ganado.

Si usted consume carne de animales que fueron alimentados con granos, o productos lácteos convencionales, la suplementación vitamínica es una buena idea.

6) Exposición a toxinas

Nuestro cuerpo necesita nutrientes para hacerle frente a las diversas toxinas de nuestro entorno. Cuantas más toxinas están presentes, se necesitan más nutrientes. Si usted está viviendo en una cueva o en el “jardín del Edén”, esto será una preocupación menor. Pero si usted es como el resto de los mortales - usted está expuesto a una letanía de toxinas de manera diaria.

Éstas son sólo algunas de las cosas con las que su cuerpo tiene que lidiar:
- Xenoestrógenos (plásticos, bisfenol, diversas toxinas, productos derivados del petróleo, etc.).
- disolventes y limpiadores industriales.

Nuestros cuerpos no fueron diseñados para hacerle frente a todas estas toxinas utilizando sólo los nutrientes de los alimentos. Así que si piensa obtener todos sus nutrientes sólo de alimentos, usted también debería planear obtener todas sus toxinas del “Jardín del Edén”. Buena suerte con eso.

- la iluminación artificial.
- toxinas de los alimentos
- El estrés y la falta de sueño.

Hay cientos de otras fuentes de estrés que aumentan la necesidad de nuestro cuerpo para una nutrición adecuada. Incluso si usted está haciendo todo bien en términos de dieta, es casi imposible de obtener todos los nutrientes directamente de los alimentos.

7) La absorción de nutrientes disminuye con la edad

Varios estudios han demostrado que los niños necesitan más nutrientes para apoyar su proceso de crecimiento, y que las personas mayores necesitan más nutrientes debido a la mala absorción. A medida que las personas envejecen, a menudo comienzan a tomar medicamentos que pueden interferir con la absorción de nutrientes. Esto significa que a medida que envejece usted necesita ingerir nutrientes en la forma más absorbible posible.

8) El ejercicio aumenta las necesidades de nutrientes

Los atletas a menudo piensan que toneladas de ejercicio es la clave para una vida larga y saludable (pero esto no es así). Los atletas se encuentran entre los primeros en denunciar que la suplementación vitamínica es innecesaria, y a menudo lo hacen basándose en la idea de que el ejercicio es la mejor medicina. No soy partidario de altas cantidades de ejercicio, pero esto es un punto importante. Si estás realizando suficiente ejercicio como para agotar sustancialmente tus reservas de energía, también estás utilizando mayor cantidad de nutrientes para la producción y recuperación de energía. (NT: cuando realizas ejercicio consumís energía, y luego de realizar ejercicio también necesitás energía para reparar tus músculos y reducir la inflamación). Como resultado, los atletas están bajo un riesgo aún mayor de sufrir deficiencias nutricionales. Dado que muchos atletas siguen una dieta deficiente en nutriente esenciales y con alto contenido de toxinas, esto es una preocupación seria.

9) La suplementación los puede ayudar a vivir más tiempo

El envejecimiento es un proceso natural, pero no es para nada divertido. Si existen suplementos que pueden retrasar este proceso, por qué no considerarlos como parte de su dieta? Mientras que no exista un riesgo indebido de sufrir daños, es difícil justificar la postura que dice que hay que evitar estos suplementos simplemente porque nuestros antepasados no tenían acceso a ellos. Hay buenas razones para creer que una mayor ingesta de nutrientes puede prolongar la vida. Si vamos a comparar, nuestros antepasados de la edad de piedra eran en mayor medida cazadores y recolectores, pero pasaban muchos momentos sin conseguir alimentos adecuados, algo que no es beneficioso. Si los suplementos nos pueden comprar unos cuantos años más de calidad de vida, ¿por qué no tomarlos en cuenta?

10) Gasto y Salud

Nos guste o no, a veces los suplementos son más baratos que la comida real. En el caso de algo como el salmón, puede ser mejor que usted suplemente con un complemento vitamínico de calidad como el “aceite de krill” alto en Omega 3 que conformarse a ingerir un producto de factoría de dudosa calidad. El salmón de factoría es bajo en omega-3 y tiene un alto contenido de toxinas.

El salmón de factoría suele tener mayor contenido de parásitos y bacterias. Con el fin de ocultar el aspecto enfermizo de la carne de salmón de factoría, una práctica común consiste en alimentar a los peces con un pigmento de color rosa para cambiar el color de los tejidos. El salmón de factoría contiene 16 veces más de PCB (NT: Los bifenilos policlorados (PCBs) son compuestos químicos formados por cloro, carbono e hidrógeno) y pesticidas que el salmón salvaje que se pesca a mar abierto. El salmón salvaje es a menudo más caro que la carne vacuna alimentada a base de pasto, y presenta más riesgos que beneficios para la salud. La carne de vacuno alimentado con pasto tiene suficiente de ácidos grasos omega- 3, pero la suplementación puede ser una buena idea para algunas personas (como los niños).

Vivimos en un mundo estresante y tóxico, por lo tanto es un comportamiento humano normal, sano e inteligente comprender los riesgos de estar constantemente expuestos a toxinas ambientes y contrarrestarlos siempre que sea posible. Esconder la cabeza en la arena o en alguna dieta no hará que los efectos de estas toxinas desaparezcan. Tampoco lo hará alimentarnos solo a base de vegetales.

La idea de que se pueden obtener todos los nutrientes directamente de los alimentos está muy bien en teoría, pero es prácticamente imposible en la práctica. El agotamiento del suelo y del agua, la reducida calidad de los alimentos y las toxinas ambientales, la mala absorción, los pesticidas, el ejercicio y la falta de calorías pueden causar deficiencias. Existe evidencia de que obtener nutrientes directamente de los alimentos es más beneficioso que obtenerlos de los suplementos, por lo que usted debería centrarse en una dieta rica en nutrientes en primer lugar. Sin embargo, esto rara vez es suficiente.

Si quieres optimizar tu salud, la suplementación es un gran comienzo. Si te quedás con la idea que vas a conseguir todos los nutrientes necesarios directamente de los alimentos solo vas a perjudicarte a ti mismo.

Leer el artiulo original en www.alfaser.org

Autor: Dave Asprey

Traducción: Mariano Muruzabal
0No comments yet