Prueba de ADN Anónima (ADN de Paternidad u otros vínculos)

Muchas personas que tienen dudas respecto a su relación biológica con alguien, piensan que la falta de su consentimiento para realizar una Prueba de ADN implica una barrera infranqueable. Por suerte se trata sólo un mito ya que es posible resolver la incógnita mediante una análisis de ADN Anónimo.
Un estudio anónimo es un análisis privado y confidencial. No tiene validez legal y sólo sirve para quienes están interesados en evacuar sus sospechas. En general, es recomendable para aquellos que carecen de certezas respecto a su vinculación sanguínea con otra persona pero no cuentan con su aprobación o el de sus progenitores para realizar la prueba. Este tipo de estudio se puede realizar en diferentes grados de parentescos. Las más comunes son:


PADRE-HIJO: una prueba de ADN anónima sirve en los casos en que un hombre desconfía de su paternidad respecto a un menor pero no quieren blanquear su duda frente a la madre del niño para evitar problemas o generar peleas innecesarias.
ABUELO-NIETO: suele suceder que los abuelos son los que desconfían de la relación biológica con sus nietos. Pero para evitar trasladar la duda a sus hijos, prefieren resolver la duda mediante una prueba de ADN de Abuelidad Anónima.
HERMANO-HERMANO: en otros casos, es la madre o los hermanos que tienen la duda respecto a su paternidad. Para evitar blanquear la situación frente su pareja o sus padres, la mejor opción es realizar un ADN de Hermandad.
TIO SOBRINO: la duda con respecto a la paternidad de una persona puede surgir en uno de sus tíos. Al igual que en los casos anteriores, existe la opción de realizar una prueba de ADN anónima para despejar la inquietud.


¿Cómo realizar una Prueba de ADN Anónima?

Para realizar una Prueba de ADN Anónima es posible optar por diferentes opciones. La primera de ella es solicitar un turno en un Centro de Análisis Genéticos y presentarse personalmente para la toma de muestras. Dado que se trata de una prueba privada no es necesario presentar documentación y los datos que deberá aportar tienen como única finalidad darle una mejor asistencia.
Otra opción muy elegida, sobre todo por las personas que viven en el interior del país, es solicitar el en envío del KIT ADN. El KIT contiene los elementos e instrucciones necesarias para realizar la toma de muestras en la comodidad de su hogar.
En tercer lugar, se ubica la posibilidad de recolectar muestras inusuales (Sangre seca, fluidos nasales o seminales, saliva, restos de piel o uñas, cabellos) y entregarlas en el laboratorio para su análisis. Este tipo de muestras requiere de una correcta manipulación y conservación por lo cual, antes de recolectarlas es recomendable solicitar asesoramiento profesional.

La efectividad de este tipo de pruebas es del 99,99% y sin bien el resultado no tiene validez legal, sirve para resolver una duda personal y después tomar la decisión de avanzar por la vía judicial en caso de ser necesario.