Popular channels

Prueba para saber si alguien es un verdadero amigo






PRUEBA PARA SABER SI ALGUIEN ES UN VERDADERO AMIGO



¿Se preocupa esa persona realmente por usted? ¿Es leal? ¿Sólo aparenta que usted le gusta? A veces puede ser difícil distinguir a los que aparentan ser nuestros amigos de los verdaderos amigos. Pero usted no tiene que perder tiempo en relaciones egoístas o sin sentido nunca más. Con estos secretos psicológicos no tendrá que preocuparse nunca de si su amigo ha tenido en cuenta sus intereses o los de él. Lo sabrá con seguridad, siempre. Éste puede ser un buen momento para recordarle que la amistad es el fundamento de cualquier relación. Si usted está con alguien que no supera esta prueba, la relación de amistad probablemente no es sólida.



Interés



Un criterio importante que define a un amigo es lo interesado que está en su vida. Háblele de algo significativo que esté ocurriéndole y espere a que llame para averiguar qué ha pasado. Si no lo hace, llámelo para ver si lo menciona. Finalmente, si no trae el tema a colación, hágalo usted y vea si por lo menos recuerda la conversación que tuvieron sobre ello antes.



Lealtad



Cuéntele un secreto de un amigo mutuo y espere para ver si éste vuelve a su amigo. Los verdaderos amigos conocen el valor de la confianza en una relación. Solamente pida permiso a su amigo para decirle su secreto a la otra persona.



Orgullo



Cualquier persona puede consolarlo. Eso la hace sentir bien. Pero vea quién lo felicita por un buen trabajo. Sólo los que no actúan por envidia y celos lo harán. Sus verdaderos amigos estarán orgullosos de sus logros, no celosos de sus éxitos. Vea si su amigo viene cuando usted recibe buenas noticias, no sólo malas. Hay montones de personas que están dispuestas a "animarnos" cuando las cosas no van bien, pero es más difícil encontrar a alguien que nos felicite cuando las cosas van bien.



Honestidad



Un amigo verdadero es aquel que le dice las cosas que usted no quiere oír. Está dispuesto a permitir que usted se enfade con él si eso le ayuda. ¿Le dice cosas que lo benefician aunque sepa que usted podría enfadarse con él?



Respeto



Dígale que hay algo emocionante algo bueno que está ocurriendo en su vida, pero que usted definitivamente prefiere no hablar de ello ahora y observe si lo presiona. Hay una diferencia entre la curiosidad y la preocupación. Si la persona "tiene que saber", está interesada sólo en el chisme y no en usted. Un buen amigo respetará sus deseos y le dará su espacio. Puede que traiga el tema de vez en cuando porque está interesado, pero no lo presionará constantemente si usted establece claramente que prefiere no discutirlo ahora. La razón para usar un "misterio" positivo en lugar de uno negativo es que si un buen amigo siente que hay algo que anda mal o que usted no está bien, insistirá en saberlo en el momento porque está preocupado. Usted no debe "probarlo así, porque no querría poner a su amigo en esa situación.



Sacrificio



¿Está esa persona dispuesta a renunciar a algo si esto supone hacerlo feliz a usted? ¿Sacrificará su propio placer por darle a usted felicidad? ¿Quién decide qué hacer? ¿La palabra compromiso está en su vocabulario? Y cuando se trata de sus intereses contra los de los demás, la mayoría de las personas corre a proteger sus intereses. Mire si su amigo es el tipo de persona que tiene ideas o un plan para salir bien librados los dos o si solamente busca salvarse y proteger sus propios intereses.



Consejos para conservar los amigos



Sé honesto



Una amistad sin sinceridad no es una amistad. En el momento en que nos sorprendemos mintiendo a un amigo u ocultando lo que vamos a hacer para evitar su compañía, debemos plantearnos si realmente nuestra amistad es verdadera. Podemos tener muchos conocidos, pero un verdadero amigo es aquel al que tratamos con la máxima sinceridad. La única manera de conectar realmente con una persona es abriéndonos (psicológicamente) ante ella. Y sólo las amistades sinceras perduran en el tiempo.



Aprende a superar los desencuentros



La amistad no es siempre un camino de rosas. Es habitual que surjan desencuentros incluso con nuestros amigos más cercanos, pero es precisamente la habilidad para solucionar estos lo que refuerza las amistades. Cuando conoces a alguien muy bien sabes perfectamente cuáles son sus fortalezas, pero también cuáles son sus debilidades. El refrán es claro al respecto, “quien más te quiere te hará llorar”. En momentos de tensión podemos hacer mucho daño a nuestros amigos y ellos pueden hacérnoslo a nosotros. Para que una relación dure en el tiempo tenemos que saber perdonar. El rencor es, de largo, el mayor enemigo de la amistad.



Muestra aprecio



Un verdadero amigo es aquel con el que no desaparece el contacto, aunque la vida te haya separado de él más de lo que querríais ambos. Si descuidamos a nuestros amigos, aunque sea de manera inconsciente, la relación acabará enfriándose hasta desaparecer por completo. Es sencillo que esto nos ocurra con los amigos que, por una razón u otra, ya no viven cerca nuestro, pero ocurre también con personas con las que convivimos a diario. La amistad no implica necesariamente una cercanía física, pero sí un cariño, un contacto sincero y una gratitud permanente. Si tratamos a nuestros amigos de forma rutinaria, sin compartir nuestra amistad más allá de los convencionalismos, ésta puede enfriarse del todo, aunque nuestro amigo viva en la casa de enfrente.



Preocúpate por saber lo que quieren tus amigos



Uno de los mayores problemas que pueden aparecer en una amistad es el egoísmo. Si utilizamos a nuestros amigos para satisfacer nuestras propias necesidades estos acabarán cansándose de nosotros tarde o temprano. Cuando estamos con un amigo no sólo tenemos que hacer lo que nos gusta a nosotros, también lo que le gusta a él. La amistad, en definitiva, es una relación necesariamente reciproca. No sólo tenemos amigos para divertirnos, tenemos amigos para que nos apoyen, y se sientan apoyados por nosotros.



Sé humilde en tus expectativas



En ocasiones nuestros amigos, por buenos que sean, nos decepcionan. Todos podemos pasar una mala racha. Es normal sentirse herido si nuestro mejor amigo se olvida de nuestro cumpleaños, no nos coge las llamadas durante un tiempo, o nos ayuda cuando se lo hemos pedido, pero debemos confiar en que será una actitud pasajera. Todos tenemos fallos. Y, aunque todo tiene un límite, no cometas el error de perder por completo el contacto con tus amigos, nunca es tarde para recuperar una amistad.



Practica el altruismo



Un buen amigo es el que está siempre dispuesto a hacerte un favor, sin esperar nada a cambio, pero también es la persona que sabe decirte a la cara que estás haciendo algo mal. Cuando conocemos bien a una persona es muy fácil caer en el cinismo, evitando las cosas que nos disgustan, y aprovechando las que nos agradan, pero es un comportamiento que a la larga debilita la amistad. En las relaciones personales es mejor hacer lo correcto, que ser correcto. Si hacemos algo que enfada a nuestro amigo, pero lo hacemos por su bien, al final acabará agradeciéndonoslo. Igual que se lo agradeceríamos nosotros.



+2
0
0
0No comments yet