Descargá la app
Danos tu opinión
Anuncie en Taringa!
Sobre nosotros
Ayuda
Reglas de la comunidad
Desarrolladores
Denuncias
Reportar Abuso - DMCA
Términos y condiciones
Reportar un bug
  1. Salud y bienestar
  2. »
  3. Wellness

Qué cosas pueden causar un ataque cardíaco y cómo evitarlas

Una investigación de la Universidad del Noroeste muestra que las mujeres, a lo largo de toda su vida, tienen un mayor riesgo de sufrir un derrame cerebral en comparación con los hombres, pero poseen menos probabilidades de padecer un ataque cardíaco que ellos. Para las damas de 45 años con factores de riesgo adicionales, la probabilidad de sufrir alguna de esas afecciones se compone en un 4,1 por ciento, y la presencia de dos o más disparadores aumenta ese número hasta un 30,7 por ciento. Las causas pueden ser distintas: desde un desorden emocional hasta un clima frío o una mala calidad del aire.

1. Trastorno emocional y cargas fuertes


Investigadores de la Universidad McMaster analizaron datos sobre 12 461 pacientes de 53 países. Los participantes respondieron un cuestionario en donde señalaron si alguna vez habían experimentado algún trastorno emocional o una pesada carga una hora antes de sufrir un ataque cardíaco. Por lo tanto, se determinó que las causas fundamentales que pueden provocar un infarto no se asocian con factores como la edad, existencia de malos hábitos, sobrepeso, entre otros.

El autor del trabajo, Andrew Smyth, señaló que las cargas extremadamente emocionales y físicas pueden aumentar la presión sanguínea y la frecuencia del ritmo cardíaco, cambiando el carácter de la corriente sanguínea a través de los vasos y reduciendo el suministro de sangre al corazón. Como resultado, se puede bloquear el flujo sanguíneo, lo que causará un infarto. A los pacientes se les recomienda evitar las situaciones estresantes y no cansarse demasiado.

2. Mala calidad del aire


De acuerdo con una investigación del Intermountain Health Care en Salt Lake City, las personas enfrentan un aumento en el riesgo de sufrir un ataque cardíaco en aquellos días cuando la calidad del aire es más baja de lo normal. Fueron estudiados 16 mil pacientes, los cuales habían sufrido 3 diferentes tipos de infartos, para determinar cuáles de ellos tenían una frecuencia más alta en los días en los que el aire estaba fuertemente contaminado.

Como resultado, fue detectada una fuerte relación entre la mala calidad del aire y el padecimiento del ataque cardíaco más peligroso. Los investigadores recomiendan pasar un poco más de tiempo fuera de la ciudad, en la naturaleza, y, de ser posible, protegerte de las emisiones de gases tóxicos.

3. Separación


Una investigación del Instituto Karolinska mostró que el divorcio está ligado en mayor medida con un aumento en el riesgo de sufrir un ataque al corazón y subsiguientes recaídas. En pacientes divorciados, ese peligro es un 18 por ciento más alto que en aquellos que se mantienen en matrimonio.

El autor del estudio, el doctor Joel Ohm, también señaló que los hombres solteros o viudos tienen una mayor probabilidad de sufrir un ataque al corazón que las mujeres en esa misma situación. Es mejor intentar resolver los conflictos por el camino de la paz y no llevar la situación hasta los límites.

4. Embarazo


Un análisis llevado a cabo por la Universidad del Sur de California demostró que los cambios causados por un embarazo, incluyendo los avances hormonales y el aumento del volumen de la sangre a través del cuerpo, pueden aumentar el riesgo de sufrir un ataque al corazón, tanto durante el parto como en las 12 semanas posteriores a este.

Los infartos durante el embarazo, por lo general, son más fuertes y conducen a una mayor cantidad de complicaciones. Con mayor frecuencia, un tratamiento estándar no siempre es posible, por eso es necesario un enfoque individual para cada paciente. Se les recomienda especialmente a las mujeres embarazadas supervisar la salud de su corazón y acudir al médico ante las molestias más pequeñas que puedan percibir.

5. Ira


Una investigación de la Universidad de Sídney demostró que el riesgo de padecer un ataque al corazón es 8,5 veces mayor durante las 2 horas después de un fuerte ataque de ira. El doctor Thomas Buckley, destacó que los factores que los provocan con mayor frecuencia son: peleas con miembros de la familia (29 por ciento), con otras personas (42 por ciento), así como una irritación, frustración en el trabajo (14 por ciento) y mientras conduces (14 por ciento).

La ira y la ansiedad están ligadas con un aumento en la frecuencia cardíaca, en la presión sanguínea y un desorden hemorrágico, lo que conlleva finalmente a sufrir ataques. En tales casos se pueden tomar tranquilizantes para recudir la carga en el corazón, pero todo debe de ser con medida.

6. Abuso del alcohol


El abuso del alcohol aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, fibrilación auricular e insuficiencia cardíaca congestiva. A tal conclusión llegaron los científicos de la Universidad de California, quienes analizaron la información de una base de datos de pacientes entre las edades de 21 y más, los cuales habían tenido un ataque al corazón al menos una vez en su vida.

Como resultado se determinó que aproximadamente 268 mil personas padecían alcoholismo. Después de tomar en cuenta todos los factores, se descubrió que hacer un uso indebido del alcohol aumenta al doble el riesgo de sufrir un infarto. Es mejor renunciar a los malos hábitos y mantener un estilo de vida saludable.

7. Clima frío


Un estudio de seis años de la Universidad de Manitoba mostró que cada disminución de la temperatura en 10 ºC está ligada con el aumento de un 7 por ciento en el desarrollo de un infarto de miocardio, la forma más dura de ataque cardíaco. Como resultado se determinó que un clima frío puede causar dicha afección. Las personas que padecen enfermedades cardíacas deben evitar los cambios bruscos de temperatura y no salir a la calle cuando hay fuertes heladas.

8. Insomnio


Los resultados de un estudio de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología demostraron que el riesgo de sufrir un ataque cardíaco en personas que padecen de insomnio es mayor aproximadamente en un 45 por ciento que en aquellos que rara vez experimentan dificultades para dormir.

El doctor Lars Erik Laugsand destaca que los problemas para dormir son bastante frecuentes y fáciles de tratar, por eso es importante que las personas sepan sobre la relación entre el insomnio y los infartos, y consulten con un doctor si tienen esos problemas. A aquellos que quieran conciliar el sueño rápidamente se les recomienda tomar tisana con valeriana, matricaria, humulus e hipéricos.

9. Fumar


Científicos del Centro Médico Sourasky establecieron una relación entre fumar y el riesgo de sufrir un paro cardíaco. En general, el análisis de los datos demostró que las personas que fuman más de 3 veces al día tienen más oportunidades de sufrir infartos que aquellos que ahora son exfumadores y los que no fuman combinados.

Un mayor riesgo de sufrir ataques se encuentra entre las personas de una edad de hasta 50 años, y eso sin importar el hecho de que los fumadores a una edad mayor frecuentemente tienen otros factores que influyen en el padecimiento de enfermedades, por ejemplo, un aumento en la presión sanguínea, un alto nivel de colesterol y diabetes.

Cuanto más pronto la persona pueda abandonar este mal hábito, mucho mejor comenzará a trabajar su corazón.

No vale la pena plantear un diagnóstico por sí mismo. Es mejor acudir al doctor ante la aparición de cualquier síntoma extraño, para que él te brinde todas las recomendaciones necesarias.
+5
3
0
3Comentarios