Check the new version here

Popular channels

Qué significan los diferentes colores de la orina






Los fluidos que salen de nuestro interior pueden ser de un rango de colores muy variado y a menudo por ese motivo nos sentimos incómodos, pensando que algo en nuestro organismo no marcha bien.
Un ejemplo es el de la orina, cuyo color puede sufrir cambios muy drásticos en base a la presencia de enfermedades, pero también con motivo del consumo de un gran número decomidas, bebidas y fármacos.

Por eso, hoy os vamos a hacer un breve resumen sobre las causas que pueden conducir a estos cambios, para que os quedéis tranquilos si veis alguna variación que os parezcafuera de lo normal. Eso sí, ante la duda, acudid siempre a un profesional.



¿Qué indican los cambios en el color de la orina?



Como os decía, los cambios en el color de la orina pueden indicar la presencia de patologías o desequilibrios en nuestro organismo, pero también pueden ser la simple señal del consumo de ciertos alimentos y fármacos.

El color considerado normal es un amarillo clarito, desde muy pálido hasta un poco más intenso, pero podemos encontrar muchísimos más tonos. Veamos, por lo tanto, a qué se deben algunos de ellos.



Amarillo oscuro

La orina es aún normal, pero está demasiado concentrada, por lo que debemos beber más agua si no queremos acabar padeciendo los problemas derivados de una mala hidratación.


Ámbar o del color de la miel

En este caso está aún más concentrada que en el anterior, por lo que la falta de hidratación es clara y deberemos tratar de ponerle remedio cuánto antes.



Marrón oscuro

A menudo este color es a consecuencia del consumo de fármacos como los antibióticos, los laxantes y los relajantes musculares, o de alimentos como el aloe o las judías.

Además, también puede ser una causa de deshidratación y podría solucionarse sólo con beber agua, pero si persistiera podría indicar la presencia de problemas en el hígado, por lo que habría que acudir inmediatamente el médico.



Rosa o rojo

En este caso puede deberse a motivos desde muy leves hasta más o menos preocupantes.
Por un lado, si en las horas previas hemos consumido alimentos rojizos, como los arándanos o la remolacha, no tendremos de qué preocuparnos, pues simplemente significará que sus pigmentos han llegado hasta la orina.


Sin embargo, si no recordamos haber comido nada de este color, la tinción probablemente se deberá a la presencia de sangre en la orina, por lo que habría que hacerse pruebas en busca del origen de este sangrado, que puede deberse a causas leves, como una infección orina, o más preocupantes, como un tumor o incluso una intoxicación por mercurio.



Verde

Aunque es un color desagradable que puede activar todas nuestras alarmas, la orina del color verde normalmente se debe a causas leves, como el consumo de antibióticos, suplementos vitamínicos o alimentos verdes, como los espárragos.

Sí que es cierto que también puede deberse a infecciones del tracto urinario o incluso a la presencia de una rara enfermedad genética, por lo que en caso de que persistiera lo recomendable sería acudir a un especialista.



Azul

No es lo más habitual, pero en algunos casos la orina puede tener un color azulado debido, bien a un exceso de calcio, o bien al consumo de medicamentos que contengan azul de metileno entre sus componentes.


Naranja

Del mismo modo que ocurre con el marrón o el amarillo oscuro, la orina naranja puede deberse a la falta de agua, pero también puede estar relacionada con un exceso de vitamina C, el consumo de alimentos ricos en carotenoides, como la zanahoria, o la toma de algunos medicamentos.
Además, también puede asociarse a patologías del hígado, por lo que se debe consultar a un médico si la coloración persiste.



Morado

Por último, aunque quizás éste sea el caso menos frecuente, pueden darse casos de orina de color morado en pacientes con porfiria, una enfermedad de la que ya os hablamos cuando os contamos la historia de la leyenda del conde Drácula y los vampiros en general.

Como veis, en la mayoría de casos lo más probable es que el color de la orina no se deba a nada preocupante, pero es aconsejable contrastarlo en caso de duda. Sea como sea, ante todo no olvides que el agua no tiene color, ni sabor, ni olor, pero es una magnífica medicina que contribuye notablemente a que nuestra salud sea adecuada. No dejes de tomarla.





0No comments yet
      GIF
      New