Check the new version here

Popular channels

Que te odien sin ser mala persona





Que te odien sin ser mala persona



Tendrás tus defectos, como todos, pero eres una persona que trata de no herir deliberadamente a los demás. Procuras vivir en paz y hacer tu parte lo mejor posible.

Entonces, ¿porqué hay personas que te odian? ¿Eres una mala persona y no te has dado cuenta?

Todos nosotros provocamos odio, repulsión o, simplemente, caemos mal a otras personas sin que precisamente seamos la reencarnación del mal.

Para caer mal a alguien (o incluso para sacarle de sus casillas o repugnarle) no necesitas hacer nada. A veces bastan aspectos tan superficiales como tu apariencia, tu modo de hablar o de vestir para despertar esa antipatía.

Muchos ya nos hemos dado cuenta de esto. Pero aún continúan personas preguntándose qué hay de malo en ellas; qué razones tienen otros para despreciarlas u odiarlas.

¿Razones? Esas razones no tienen porqué ver contigo necesariamente, sino con la persona que te odia.


Su propia inseguridad


Tus cualidades pueden ser vistas como una amenaza. Tu inteligencia, tu buena presencia, tu dinero, tu habilidad para relacionarte con otro o lo que sea.

Una persona con escasa confianza en sí misma puede sentir miedo a que obstaculices su progreso; a que otros te prefieran a ti. Eres una amenaza para sus objetivos y por eso te “odia”.

Tu existencia impacta significativamente en su vida. De ahí el odio. Si esta persona en cuestión tuviera más confianza en sí misma, no sentiría esa aversión hacia ti.


Celos y envidia


Tiene que ver con lo anterior. Alguien te “odia” porque tú tienes algo valioso que siente que falta en su vida.

Será tu éxito, tu dinero, tu casa, tu auto, etc. Cualquier cosa -incluidas las que tú consideras pequeñas- puede despertar la envidia y la antipatía de otro.

Otro al que también le falta la confianza necesaria. Si estuviera seguro de que puede lograr eso mismo que tú tienes, no le caerías mal.


Su necesidad de atención


También hay gente que puede odiarte porque no le prestas la atención que quiere; porque no te ríes de sus bromas o no le das bolilla.

Que alguien necesite este apoyo o aprobación social y tú le ignores, puede ser otra razón para que empieces a caerle mal.


Aclaremos


No todas las personas que se sienten inseguras o que necesitan feedback social se comportan igual en la misma situación. Lo que decimos es que puede que algunas sí te “odien”.

Y, en tal caso, no lo hacen porque tú seas mala persona, sino porque ellos gestionan sus carencias de esa manera.

Se puede afirmar que sí puedes caerle a alguien muy mal, sin que tú seas mala persona.



¿Y si nada funciona?



No sonrías.


Una sonrisa es agradable. Si alguien te sonríe y tú no sonríes pensarán que hoy no es tu día, o quizás digan “¡Qué mal bicho" tú crearás el ambiente, ¿por qué no que sea tenso?.


No saludes a la gente.


Lo que molesta a mucha gente es que alguien ni siquiera toma en cuenta su existencia.


Ignora los sentimientos y emociones de los demás si los ves enojados o llorando.


Sólo piensa y preocúpate por ti mismo.


Habla con una voz pareja y calmada.


Si hablas con alguien que ama discutir, no vale la pena perder tu tiempo. La gente fría si podría discutir, pero piénsalo bien, ¿Qué es peor? ¿Cuando tu mamá te grita o cuando se queda calmada y sólo te ve? La clave es saber qué decir. Aunque es mejor ignorarlos.


Sé negativo.


El vaso siempre está medio vacío. Imagina que vas caminando por la calle y pasa un auto y te tira toda el agua. ¿Qué dices? ¡Mi remera favorita! o ¿Por qué yo? no, la respuesta correcta es “¡Andate al infierno!”.


El hombro de la frialdad.


Ver a alguien sobre el hombro es muy molesto. ¿La persona fea a tu lado te tira la onda? Sólo míralo sobre el hombro e ignóralo. Lo peor que puede pasar es que salten de un puente, lo cual no es tu problema. La ley del hielo también es efectiva.


No te molestes en ayudar.


¿La mujer en la calle tira toda su compra? Simplemente camina sin verla. A nadie le gusta tener que ayudar y eso es un hecho. Lo más seguro es que cuando tu tío te pida ayuda lo que pienses sea “¿Por qué tengo que ayudarlo?” bueno si eso es lo que piensas entonces no lo hagas.


Sé sarcástico.


Sí. El sarcasmo puede ser cruel e hiriente. Algunas personas puede que no lo entiendan pero si es así, son un desperdicio.


Nunca repitas.


Si alguien no te escucho la primera vez, es su culpa. No tienes porque repetirle nada a nadie.


Recuerda la regla dorada.


Siempre mantén la guardia.


Siempre sé consciente de lo que te rodea. Examina el lugar con cuidado pero rápido. No demuestres tus sentimientos, especialmente cuando estás trabajando. Trata de mantener la misma cara. Mantenerte en silencio es una de las mejores técnicas pero la gente puede pensar que estás soñando, así es que mantente concentrado pero cuando alguien te hable no respondas hasta que vaya hacia ti. Aunque es mejor ignorarlo.


¿Beneficio de la duda?


Lo que piensas de la gente y lo que sabes de la gente son cosas totalmente distintas. Puedes pensar que alguien es muy inocente pero, ¿Qué tal si sabes que alguna vez estuvo en la cárcel por ladrón? ¿Para qué le vas a dar el beneficio de la duda? Lo más seguro es que él se haya robado esas cosas que no encuentras.

Si te das cuenta de que estás pensando cosas malas de alguien, no te preocupes.


Nunca subestimes el poder del optimismo.


La gente optimista siempre obtiene lo que quiere ¿No? ¡No! La clave es ser más ambicioso, serio y manipulador que la otra persona. Si puedes soñarlo, puedes tenerlo.


¿Por qué no pasar encima de la gente?


Realmente quieres ese ascenso en el trabajo pero conseguirlo es más difícil de lo que creías ¿Por qué no pasar por encima de la gente? Es así como le hace todo el mundo y vale la pena.

Puedes vivir bajo la frase “Toma lo que quieras, no des nada a cambio”.


Que te respeten.


Nadie puede pisotearte. Debes ser respetado por muchos y lo mejor ser temido por más.



+2
0
0
8
0No comments yet