Canales populares

Querés ser feliz? pasá por mi post

En éstas décadas de millenials, individualismo y consumismo voraz, hay una nueva moda de relaciones humanas. Atrás quedaron los tiempos donde se cuidaba y mantenía una amistad, una pareja, con el correr de los años, décadas, y las partes de la relación crecían y maduraban junto a la relación misma.



Hoy se deambula a paso apresurado por el mundo. Conocer gente, esa es la consigna, no importa como, ni para qué, ni por cuanto tiempo. Enamorate, una y otra y otra vez, de mucha gente, pero cortá por lo sano si no te sentís cómodo/a. Viajá, a todos lados, pero nunca estés más de 72 hs en el mismo destino, no vaya a ser cosa que el lugar imprima su mística sobre tu persona.



Veo parejitas que dicen estar super enganchados y enamorados, se tratan a si mismos con calificativos como "mi señora", "mi marido", se comparten selfies juntos felices por instagram, pero a los 5 meses terminan con la relación y al año ya ni se junan.



Las relaciones con los objetos mismos son pasajeras. El celular, hay que tener el último modelo, el de apple, cueste lo que cueste. El tuyo anda bien, y te sirve para lo que necesitás: no importa, fuera lo viejo, bienvenido lo nuevo. La PC super gamer con procesador I96 y placa madre que utiliza turbinas de avión como coolers... la tengo, la compré ayer, estoy a la moda, pero al año es basura. La ropa de moda, aunque la moda sea andar desabrigado en plena madrugada de julio.



Dirán que yo soy un anticuado, un conservador pasado de moda. Pero si de algo me doy cuenta en toda ésta actitud de buscar lo nuevo y no poder mantener lo que ya se tiene, es que el ser humano busca escapar. Escapar de si mismo. Porque cada amistad, cada pareja, cada objeto que uno mantiene a largo plazo, comienza a impregnarse de rasgos personales, y esos rasgos nos recuerdan a nosotros mismos. Entonces, es mejor liberarse de ellos antes de que nos refleje nuestra propia existencia, desnuda. Y yo creo que no se puede vivir así. Y es más, muchas de los grandes problemas que tenemos como sociedad, se debe a ésta pauta de comportamiento social cuya cualidad es el escapismo.



Pongamos por caso la política. ¿Cuál es el slogan partidario del actual gobierno?: Cambiemos. Aquí, cambiemos busca decir, terminemos con lo viejo, lo anticuado, pasemos a algo moderno, actual. Busca desentenderse de lo anterior, hacer borrón y cuenta nueva. Como si nuestro suelo no tuviera más de 200 años de historia sociopolítica y económica: éscapar a ello. "No importa flaco, vos cambiate ésto, con tu voto". Como si compráramos un atado de pucho en el kiosco, así de mercantilista es la cuestión. Ojo, y con ésto no quiero decir que salgamos a bancar y votar al peronismo: tu pensamiento binario también es otra clase de escapismo. Boca-River, peronismo-antiperonismo, aborto-2vidas... y así te tienen, con un diseño de ingeniería social inventado en Europa y puesto en práctica primero en yankeelandia, con el clásico republicanos-demócratas. Asi no pensás, solo fanatizate, ponete la remera, si no estás con nosotros estás de la vereda de en frente.



Y muchos me cuestionarán, en clara actitud defensiva: Bueno... ¿y?. Soy así, cuál es el problema, quiero ser feliz!


Y el problema justamente es que al no cuidar y mantener las relaciones que uno posee con lo que lo rodea, conocidos, afectos, mascotas, objetos.... no se aprende nada. Y al no aprender, no se crece, no se evoluciona. Porque antes de poder aprender una gran lección de humildad para tu ego que nunca se calla, ya cambiaste de minita, o de amistades, o de consola de videojuegos, y volvés a empezar de nuevo. Y así te subís a un círculo vicioso donde escapás de tener que aprender lecciones que te da la vida. Y como si no bastara con eso, sumale los vicios, a la falopa, al faso, al escabio, al pucho, a la comida, al sexo, a los videojuegos, a las redes sociales... Todo para escapar, de uno mismo, de lo que la vida te trata de enseñar.



Lo que trato de decirte, pequeño lince, es que en las cosas sencillas y en tu conexión consciente y en tiempo presente con ellas, está la clave de la felicidad. En acallar tu ego demantante e insatisfecho que te hace deambular por caminos erráticos de la vida.



Meditá. Hoy por hoy tenés material de sobra acerca de la meditación en la web. Apps para android que te guian, videos en youtube, audios en mp3... Pero sin recurrir a todo eso, basta con que te sientes cómodo en un lugar tranquilo, con la temperatura adecuada, cierres los ojos, escuches tu respiración conscientemente, la analices, la contabilices, tus pulsaciones, tus sensaciones corporales, y percibas los sonidos de lo que te rodea sin emitir juicio alguno. 5 a 10 minutos de eso, a diario o algunas veces x semana.


link: https://www.youtube.com/watch?v=iG12YuC9GA8


Hacete responsable de un ser vivo. Una planta, una mascota, un hijo. Regala, alimentalo, hablale, curalo en su enfermedad, festeja sus logros, pasá tiempo con ese ser, a diario o cada vez q puedas en la semana. Instruite para saber de sus cuidados. Fotografialo, pero no subas esas fotos a una red social, quedátelas para vos mismo, y el placer que te dará verlas pasados algunos años es incalculable.



Visitá a ese amigo que tenés medio olvidado de hace rato. Si son muchos los años que atraviesa la relación, mas aún. Proponele juntarse, salir, hacer alguna actividad, charlar, ponerse al día, pensar en algun proyecto que podrían encarar juntos. Si algún aspecto de su persona te incomoda, charlalo, amenamente, piensen en que solución le pueden dar.



Y si sos vos tu mejor amigo, bienvenido sea. Sacate a pasear. Disfrutate relacionándote con gente y lugares, tenés grupos para todo hoy en las redes, ciclistas, otakus, tangueros, escritores, lo q se te ocurra... Apagá el celu o ponelo en modo avión, que ningun mensajito te distraiga de esos momentos unicos que estás viviendo.



Aprendé un oficio, construí algo que te guste, repará vos mismo algo que necesites usar. Aprendé a tocar un instrumento musical, tocá tus canciones favoritas, tocalas con un grupo, pero no te comas el cuento del músico rocker pomelo.



Pero sobre todas las cosas, se constante y disciplinado con esas cosas que te dan sentido de pertenencia en la vida. Abandonarlas por la novedad es una pelotudez, que nadie te convenza de lo contrario. Equivocate, todas las veces que seas necesario, pero no te equivoques queriendo vivir la vida que no te pertenece.

+23
17
0
17Comentarios