Check the new version here

Popular channels

¿Se han acabado los grandes amores?

La persona que quiere, ama y siente con un sentimiento positivo y optimista, probablemente dirá que no, que el amor que siente con el tiempo crece, madura y se mejora. Sin embargo, quien sufre o sufrió una gran desilusión, un divorcio o un engaño, es seguro que diga que el amor si se acaba.

Esto del amor es algo complicado. Por un lado, toda persona necesita sentir cariño para sobrevivir. El amor nos llena de motivos para luchar. El sentirse querido y reconocido da un sentimiento de estar completo. El amor sano, nutre, motiva y hace que la persona viva mejor. Sin embargo, los medios de publicidad y las tramas en las películas y telenovelas inflaron nuestras expectativas y engolosinaron este sentimiento noble, sencillo y necesario, tornándolo en algo corrupto, material e interesado.



Se puede definir el amor como: El sentimiento de bienestar emocional que se experimenta cuando se entiende y reconoce las virtudes de otro. Entonces, la emoción de amar es dependiente de cómo uno mira a la otra persona. Si elegimos enfocarnos en las virtudes de una persona, entonces la amaremos. Si elegimos enfocarnos en sus defectos, nos desagradará; cuanto más conocemos a alguien, en sus virtudes, sus pensamientos íntimos, más profundo es el amor.

Existe gente enamorada del amor, pero eso no quiere decir que se sientan amadas o que viven en una relación emocionalmente nutritiva, solamente les gusta querer, les divierte el romance y disfrutan de sus fantasías.

Pongamos un ejemplo: Digamos que Mario ha pasado diez años de casado y se pregunta ¿amo a mi esposa? 
Convivo y duermo con ella, tenemos un hijo juntos, hacemos una vida en conjunto, pero, los sueños que un día tuvimos, la realidad se ha encargado de borrarlos, existe frustración, lejanía y tristeza, los dos trabajamos y no conversamos, no nos divertimos y ya no importa mucho lo que piense o quiera el otro, las discusiones se han convertido en heridas, hay más desilusiones que alegrías, en fin ¿será la señal que se terminó el amor? 



A decir verdad el amor no se terminó, simplemente se dejó de nutrir, se olvidó y se perdió. ¿Entonces, todo se terminó?. No necesariamente. Lo que debemos hacer es renovar las acciones que se han perdido, llenar de pequeñas sonrisas y detalles, enfocar la atención en las virtudes, los aspectos positivos y dejar de esperar en que un milagro suceda y la relación resurja.

No esperes a llegar al punto donde esta Mario, toma la iniciativa, ama, ríe, entrégate y recuerda que tu vas hacer la persona más beneficiada cuando amas.

Si reflexionamos sobre esto, no hay recetas ni consultorio de Doctora Corazón, ni test de revistas, ni libros de autoayuda que puedan ayudarnos, solo nosotros y nuestro deseo de seguir con nuestra pareja por que la amamos. Y de esta reflexión podemos sacar en claro que tenemos que hacer uso de

-Nuestra decisión personal: entrega incondicional, con conciencia.
-Compromiso y dedicación; correspondencia entre ambos.
-Gratitud; reconocer y valorar a la pareja.
-Hay que tratar a la pareja como queremos que se nos trate, usemos la esplendidez, aprendamos a elogiar, seamos detallistas, no tanto para recordar como se vistió en determinada ocasión, sino para aprender a reconocer las señales de algo negativo que la haga sufrir y que podamos ayudarla. 
-Aprendamos a ser esplendidos en el elogio y el aprecio.
-Seamos leales; construir una vida con visión conjunta, no fallarse.
-Intimidad; fortificar la relación, hacerla de dos sin invitados.
-Recuperemos la magia; apertura, alegría, abrir el corazón, cerrar los ojos y usar la imaginación




¿Sientes que es difícil? Libera tus pensamientos; Recuerda el día que decidiste querer a tu pareja, busca esa razón hoy y demuéstrale que el amor está aquí, hoy, que no se ha perdido.

No todos tenemos la suerte de amar, hay millones de personas en todo el mundo que pasarán su vida preguntándose como es, muchas veces al lado de una pareja ocasional, Tratando de llenar un vacío en su interior. Refugiándose en el trabajo. Tras la máscara del soltero felíz o del ser autosuficiente que no necesita a los demás. Seguramente has visto personas así. 

Aunque lo has escuchado muchas veces, es cierto: El amor es el resultado de dar, nunca es el resultado de tomar pedir o exigir. Mientras más se da, más se ama. Mientras más se ama, más amados somos. La persona que se siente amada vive en plenitud su gozo por dar, es su propia gratificación que la nutre y hace crecer. La persona que ama se siente fuerte y acompañada, feliz, humilde y completa.



El amor llena de motivos para vivir con alegría, pasión y entrega. Amar es un regalo del alma, el cual no pide nada a cambio, la mayor satisfacción consiste en la acción de hacer feliz a su pareja. El que ama siente gratitud, la expresa y la comparte.

El amor es una decisión personal, que tiene un poco de magia y un poco de locura. No se puede amar a otra persona si no se desea, de la misma manera, el amor no se puede imponer a pesar de que puede ser lo mejor que pudiera suceder; cuando se combina esta decisión con el compromiso, la dedicación y la fidelidad, el resultado será un amor sólido, capaz de aguantar las crisis más fuertes y las temperaturas más extremas.
0No comments yet
      GIF
      New