¿Te bajonearon las fotos que stalkeaste en fb, lince?




La “depresión por Facebook” puede afectar a adolescentes con problemas de autoestima que suelen obsesionarse con estar conectados a Internet por mucho tiempo, advierten expertos en un nuevo estudio publicado por el diario Pediatrics.

Existen factores que podrían llevar a los usuarios con baja autoestima, que utilizan frecuentemente Facebook, a que desarollen depresión, menciona la pediatra Gween O´Keeffe para la agencia de noticias Associated Press.

La presión social que representa ver estatus y fotografías de amigos o personas conocidas siempre sonriendo y pasando de fiesta en fiesta podría repercutir en sentimientos encontrados en adolescentes que no creen poder alcanzar dicho estilo de vida.

Los pediatras han comenzado a recomendar a los padres de familia hablar con sus hijos e hijas sobre el uso de Internet y estar alertas ante una posible depresión por el uso de redes sociales como Facebook.

No es sólo el anhelo provocado al ver fotografías de una vida aparentemente más activa socialmente, que la del adolescente deprimido lo que causa el problema emocional, sino que las redes sociales pueden ser herramientas que permitan el ataque o acoso hacia otros jóvenes.

El acoso o bullying por medio de herramientas como las redes sociales puede ocasionar profundas repercusiones psicológicas, tanto así, que el año pasado una joven de 15 años, cometió suicidio debido a ello.

De acuerdo a recientes encuestas de la Asociación Americana de Pediatría, 22% de los adolescentes entran a su red social favorita más de 10 veces al día, y más de la mitad de los jóvenes lo hacen más de una vez al día.

Expertos señalan que el uso de Facebook puede ser muy benéfico, debido a que anima a involucrarte en conexiones sociales entre grupos, amigos y temas de interés, pero que puede provocar el efecto contrario en jóvenes propensos a padecer depresión. Sin embargo, no sé puede sugerir que el uso de Facebook sea un factor que genere depresión.