Check the new version here

Popular channels

¿Tenes un gato que esta viejo? entra







Para los amantes de los gatos constituye un enorme placer que su mascota envejezca a su lado. Sin dudas, prologar la vida de esos animalitos, que con el tiempo se convierten en nuestros más fieles amigos, es hermoso.

Para ello, es preciso que durante la vida de tu gato veles por su salud, alimentarlo y ejercitarlo de forma adecuada. La esperanza de vida de los gatos aumenta en la medida que sepamos y podamos brindarle las atenciones que requiere.

A diferencia de en los humanos, la vejez de los gatos se inicia a partir de los ocho años. Y aunque pudiera parecer poco tiempo, muchos mininos llegan a esa edad bajo difíciles condiciones. Es probable que algunos felinos envejezcan con padecimientos como la diabetes, la obesidad, así como falta de apetito, cáncer e hipertensión arterial.

Los gatos de interior pueden vivir hasta 20 años, mientras que la esperanza de vida de los mininos de exterior es tan solo de 4 años. Es importante destacar que no todos los gatos llegan a la vejez en las mismas condiciones, y con similar vitalidad.

Las mascotas mayores pueden presentar problemas médicos dependiendo de la nutrición y el cuidado recibidos durante su vida. No obstante, es importante tener en cuenta los factores genéticos y las condiciones ambientales del lugar donde vive.




CAMBIOS DURANTE LA VEJEZ


Cuando un gato llena a la vejez dedica la mayor parte de su tiempo a dormir y contemplar su mundo circundante. Sin embargo, aunque sus prioridades son ésas, no debes olvidar motivarlo a jugar pues esta es la forma más fácil de ejercitarlo. Procura adaptar los juegos a su ritmo, ya no es tan ágil como cuando era joven.

En este sentido, y para facilitarle las actividades, ubica su cama al nivel del suelo y respeta sus momentos de descanso. También debes ayudarle a higienizarse. Recuerda que la autoestima de los felinos está relacionada con su limpieza, y que cuando son ancianos existen zonas del cuerpo a las cuales no pueden llegar para lamerse. Cepillarlo frecuentemente puede ayudarlo considerablemente.






También cuando son viejos, los gatos suelen asustarse con facilidad y se apegan más a su dueño. De esta forma, buscan el cuidado y protección de su amo. Durante la vejez de los mininos se deterioran sus capacidades sensoriales y cognitivas. También se recomienda evitar introducir otro animal en la familia, las mudanzas o cambiar todos los muebles de sitio.

Además, los órganos de los gatos pierden capacidades, y el felino siente dolor en las articulaciones. Asimismo, como el minino se mueve menos, su peso y apetito se transforman. A partir de los ocho años son frecuentes los padecimientos bucales. En esta etapa pueden sufrir gingivitis o pérdida de parte de la dentadura. Esto también incide en su alimentación y apetito.

Durante la vejez los gatos pueden sufrir enfermedades renales. Un síntoma de esto es que comienzan a orinar fuera de su bandeja. De tal forma, los padecimientos que más afectan al gato durante la vejez son: enfermedad intestinal inflamatoria, problemas dentales, diabetes, enfermedades cardiovasculares, renales y pancreáticas, obesidad, anemia, lipidosis hepática, cáncer, hipertiroidismo, e hipertensión.




ACTITUD ANTE EL CAMBIO


Para enfrentar la vejez de tu gato y facilitar su desarrollo durante esta etapa, debemos prestar atención a los cambios que en él se suceden. De esta forma, podrás irte adaptando a sus necesidades y posibilidades.

Si bien antes acudías al veterinario anualmente o cuando se presentaba alguna patología, ahora lo harás de forma más seguida, y te asegurarás de que reciba sus chequeos periódicos. En esas consultas se examina minuciosamente al animal, de acuerdo a las características que por su edad presenta.

No olvides tampoco vacunar a tu gato de acuerdo con su edad. Es importante inmunizar a los gatos mayores contra rabia, clamidiasis, bordetelosis y leucemia felina.




Asimismo, debes saber que durante la edad geriátrica el gato presenta menor tolerancia a la medicación, inhabilidad de regular la temperatura del cuerpo, y disminución de las necesidades calóricas.

Debes conocer además que en los gatos mayores las uñas no suelen desgastarse demasiado. Por tal motivo, pueden crecer demasiado y curvarse hacia adentro. Evita que esto suceda para que no se hinquen dentro de las patas de tu mascota.




DIETA ADECUADA


Cuando tu gato llegue a la edad geriátrica ten en cuenta que la pérdida de su sentido del olfato afecta su interés por la comida. Ante esta situación se recomienda suministrarle alimentos especializados, diseñados y formulados específicamente para mascotas de edad avanzada.

Para asegurarte que tu minino coma puedes ofrecerle muchas raciones pequeñas de comida, pero de forma regular. Intenta aumentar el contenido energético de las comidas porque en esta etapa suelen perder peso.

Evita ofrecerle cualquier alimento humano, pues, muchos de ellos, son tóxicos para el felino, y pueden poner en riesgo su vida. En el caso de que tu minino haya perdido los dientes, dale siempre alimentos blandos; si no es la situación de tu macota sigue alimentándolo con pienso sólido y seco.

En cuanto al agua, se recomienda servírsela fría, pues con la edad la temperatura corporal sufre cambios. Si el agua no está fresca puede que el minino deje de tomarla.

Por su parte, el veterinario puede sugerirte qué suplementos de vitaminas y minerales debe ingerir tu gato según sus necesidades. Recuerda solo usarlos si el veterinario los recomienda, pues si la mascota no los necesita afectarás el balance nutricional del animal.

En esta etapa debes acomodar a tu gato para que alimentarse le resulte fácil. Para ayudar en este sentido, coloca los platos de alimento y agua cerca de él, de manera que llegar hasta ellos no implique tanto esfuerzo.






0
0
0
0No comments yet