Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
TRATAMIENTO DE LA COMPRESIÓN RADICULAR CON OZONO: DISCOLISIS PERCUTANEA EXPERIENCIA PIONERA EN VENEZUELA


Dr. Tomas N Cedeño M ,Centro Policlínico Valencia, Valencia-Carabobo

SUMMARY.-

The application of OZONE (Oxygen-ozone) in the treatment of cervical and lumbar discherniation is a therapy widely used in Europe specially in Italy, ours is the first experiencein venezuela We studied the clinical effect of oxygen-ozone treatment of disc herniation. Herniated disc is accompanied by mechanical factors and in the last years there is evidencethat also exist biochemical or immunological alterations. A method allowing shrinkage of herniated disc without an open surgical approach has been sought. Experiences on thespontaneous disappearance of disc fragments have demonstrated autoimmune responseswith a chronic inflammatory reaction, and radicular pain has been shown to be mostly torelease of toxic acids.
The present knowledge shows that, pain caused by nerve root compression should be
deemed a symptom of multifactor origin in which the neural and perineural inflammatory reaction and its biohumoral mediators play a major role, flanked by venous stasis due tomass effect on the perineural circulation. Nerve compression appears to play and adjuvantrole by generating nerve conduction abnormalities due to fibre demyelization with a director indirect anoxic ischemic mechanism.
As pain is multifactorial, ozone may also have a multifactorial pharmacological effect
alleviating disc compression by shrinkage and triggering pro-fibrossing mechanism.
Oxygen Ozone was administrated by percutaneous injection into the paravertebral regionand/or into the intervertebral disc. We treated in VENEZUELA 135 patients from February 2004 to June 2008 with excellent and good results as success we obtained a rate of the 80- 85%.

KEY WORDS
Ozone, Herniated disc, discolisis, radicular pain, Oxigen-Ozone Therapy

INTRODUCCION

La hernia de disco lumbar es la condición patológica más frecuente de dolor lumbo
Radicular por la cual esta cirugía es realizada con mayor frecuencia (1), pero por otra parte es bien conocido el alto porcentaje de complicaciones y dolores residuales después de una cirugía de columna.
Los tratamientos conservadores fisiátricos y farmacológicos ofrecen alivio a un importante número de pacientes portadores de una radiculopatía de origen discal, pero en aquellos casos en que el dolor resulta incontrolable y/o se asocia a signos de alteraciones neurológicas se hace necesaria una acción directa sobre el mecanismo patogénico disco radicular.
Durante años los neurocirujanos han buscado un método que permita la solución del
Problema reduciendo o eliminando el material discal, incluso desarrollando técnicas de micro cirugía, pero debido al gran porcentaje de recidivas y complicaciones es que se Buscan nuevas alternativas mínimamente invasivas.
Es así que nace la intervención sobre la hernia discal después de los estudios de Mixter y Barr en 1934 (2), posteriormente se van desarrollando nuevas técnicas cada vez mas mínimamente invasivas, con el objetivo de poder actuar sobre el material herniado sin entrar en el canal raquídeo, de esta manera evitar que se forme adherencias y tejido cicatricial en el espacio peridural que generalmente produce la adherencia del saco dural al plano óseo, que es lo que conduce al mantenimiento del dolor.
La introducción de la técnica mínimamente invasiva se inscribe en la tendencia general de buscar métodos menos agresivos que la cirugía convencional o micro quirúrgico viendo la elevada incidencia de complicaciones y recidivas de las intervenciones a cielo abierto.
El método de efectuar una punción directa en el disco a través de la musculatura para vertebral nos permitió la introducción de enzimas condroliticas (Hirsch 1956). Posteriormente Lyman Smith 1964 (3) en los Estados Unidos con la introducción de la Quimo papaína con una muestra de más de 12,000 pacientes, pero viendo las complicaciones tanto locales como sistémicas es que el método pierde adeptos, pero últimamente el interés esta recayendo en una alternativa diferente con métodos similares pero con un elemento no definible como un fármaco y con efectos múltiples y multiformes sobre el organismo que es el OZONO u OXIGENO TRIATÖMICO.(4)
También está completamente establecido que la compresión de la raíz no sería por si sola la causa del dolor en la mayoría de los casos las investigaciones muestran que el dolor radicular debido a la herniación no es solamente mecánico en su origen sino que hay evidencias comprobadas de la indudable participación de componentes bioquímicos en la producción y mantenimiento del dolor y la disfunción, lo que sugeriría que la sola remoción del disco no es la solución total del problema en muchos casos. Para comprender el mecanismo farmacológico gracias al cual el OZONO actúa sobre del dolor de la hernia de disco, ( 5 -6) es una premisa fundamental el análisis de las causas que producen el dolor en el conflicto disco-radicular.
El dolor radicular ha sido atribuido solo a la compresión del nervio, pero últimamente hay demasiada evidencia comprobada en la práctica clínica, que el dolor no es atribuible únicamente a la compresión nerviosa, como antes se pensaba (7) Por ejemplo
Primero.-
Hay personas que conviven tranquilamente con una hernia discal, muchas veces Diagnosticada durante un examen neuroradiológico realizado por motivos diferentes a una patología discal.
Segundo.-
Otros pacientes conviven bien con su hernia de disco entre un ataque de dolor y otro, persistiendo sin variación la compresión nerviosa, pero no todos los pacientes pueden esperar la desaparición espontánea del dolor (8).
Tercero.-
En muchos casos con una casuística numéricamente no despreciable, la terapia médica o la cirugía mínimamente invasiva, como la OZONO TERAPIA intramuscular o intradiscal resuelven el síntoma del dolor y en muchos casos se observa una notable mejoría clínica, pero una mínima disminución morfológica de la hernia discal.
Cuarto.-
Por último la intervención quirúrgica bien realizada, removiendo totalmente la compresión discal no resuelve el síntoma del dolor, incluso se puede apreciar una agravación del síntoma doloroso aún cuando en los estudios neuroradiologicos no muestre ya la protrusión discal (9)
Quinto.-
Por último algunos pacientes pierden la sintomatología clínica del dolor después de algún tiempo debido a la evolución natural de la hernia discal es decir que se produce una atrofia y su degeneración



ACCIÓN DEL OZONO SOBRE EL MECANISMO PATOGENICO DISCO – RADICULAR

Para entender la acción del OZONO sobre la hernia discal es necesario recordar la
Composición química del disco intervertebral, constituido fundamentalmente por
Proteoglicanos y colágeno (10 -11-12), componentes de la matriz del disco.
Los Proteoglicanos del cartílago constan de una serie de copolimeros constituida por un núcleo proteico denominado corazón proteico al cual están vinculadas aproximadamente 100 cadenas laterales no ramificadas de condroitin-sulfato y de las cadenas de keratansulfato que están localizadas cerca al punto de unión de los condroitinsulfatos. Las cadenas de condroitinsulfato son fuertemente polianionicas y atraen grandes cantidades de agua, esta representa aproximadamente el 70% del peso total del cartílago, una menor cantidad de contener agua la presentan en cambio las cadenas de keratansulfato.
Los Colagenos representa aproximadamente el 50% del peso seco del cartílago articular normal y constituye una sólida armadura fibrosa capaz de soportar y neutralizar las fuerzas de tracción y de corte resultantes del movimiento articular. De los catorce tipos de colágeno conocidos, el tipo II es el más importante y el más difundido en el cartílago articular 80 a 90% del contenido total. El colágeno de tipo II tiene una distribución muy limitada en el cuerpo del adulto, además del disco intervertebral y del cartílago solo está presente en el cuerpo vítreo del ojo.
Como vemos el núcleo pulposo y la hernia discal son estructuras macromoleculares
Complejas avasculares, que contienen gran cantidad de agua unida a las varias matrices hidrofílicas, con el OZONO sufren un proceso de deshidratación que le hace perder el efecto compresivo sobre las estructuras nerviosas, este al descomponerse en una molécula de O2 y en un electrón libre produce una fragmentación de la estructura mucopolisacarida del disco y la consiguiente liberación de las moléculas de agua. Este mecanismo explica que se logre en semanas lo que la evolución natural logra en años (degeneración y atrofia discal).
Desde los años 90 las investigaciones se han centrado en la FOSFOLIPASA A2 (PLA2) como la causa del dolor radicular SAAL ha demostrado que esta es una enzima activada, poderosa fuente de inducción de la formación del ACIDO ARAQUIDONICO y por lo tanto de las prostaglandinas y toda la cascada de los mediadores inflamatorios, para la producción y mantenimiento del dolor. Además que produce un daño directo sobre las fibras nerviosas actuando sobre la membrana neural y perineural constituidas por fosfolopidos (13).(4)
LA PROSTAGLANDINA E2 (PGE2) Es producida directamente por el tejido discal y
se convierte en una poderosa fuente de estimulación de la cascada inflamatoria igualmente que la interleuquina 6 (IL6) ( 14).
El OZONO ejerce una acción muy importante sobre el factor bio humoral, que se
Manifiesta en la inhibición de la síntesis de prostaglandinas pro inflamatorias, fosfolipasa A2 y la prostaglandina E2, así también en la inhibición de la bradiquinina y los compuestos algogenicos, la neutralización de los ROS (compuestos inestables del oxigeno), con el estimulo local de enzimas anti oxidantes, de esta manera inhibe la producción de acido araquidonico y toda la cascada inflamatoria (4)
La notable eficacia del OZONO en sus efectos germicida, analgésico y antiinflamatorio unido a su capacidad de favorecer los procesos de deshidratación y reabsorción del material discal llevaron a concebir la posibilidad de inyectarlo en la musculatura paravertebral, en el foramen de conjunción y en el disco intervertebral.
Este tratamiento alternativo está muy difundido y preconizado en países europeos sobre todo en Italia de donde se conocen ya miles de casos tratados también en España, Alemania. En Latinoamérica sobre todo en Argentina, México y ahora en VENEZUELA, está indicado en los pacientes que por diferentes causas bien conocidas por neurocirujanos expertos, donde la expectativa de éxito con la cirugía es muy baja, como en aquellos pacientes operados, pero con recidiva dolorosa y también ofrecer esta posibilidad terapéutica a aquellos pacientes renuentes a aceptar la indicación quirúrgica y sobre todo a pacientes de la tercera edad. A todos los pacientes se les debe dar una información veraz y detallada del procedimiento, de sus posibles ventajas, pero también y muy claramente de su eventual fracaso o relativa mejoría.
La calidad de los resultados obtenidos con la aplicación del OZONO y la experiencia en más de quince años sobre todo en Italia es considerado como tratamiento alternativo por la Federación Mundial de Neurocirugía, constatando su efecto germicida, analgésico y antiinflamatorio del OZONO y su efecto hiperoxidante con la consiguiente disminución del edema radicular en pacientes con problemas de disco radiculares y es ciertamente gracias a estos mecanismos que se pueden lograr resultados excelentes en la fase dolorosa. Por tal motivo surge el porqué del beneficio de abordar primero los factores bioquímicos en forma mínimamente invasiva reduciendo totalmente el dolor en muchos pacientes donde la cirugía no está formalmente indicada o como paso previo a la misma y en los casos que el OZONO no resuelve el problema siempre queda la posibilidad de abordar el caso como quirúrgico con la extirpación quirúrgica convencional, pero se ha demostrado en más de 15 años de experiencia que el efecto benéfico se observa en el 80 a 85% de los pacientes.

Nuestra Experiencia Pionera en VENEZUELA

En el transcurso de Febrero 2004 a Junio del 2008 hemos realizado tratamiento de OZONO TERAPIA con discolisis y/o punciones paravertebrales a 135 pacientes, de los cuales 75 varones y 61 mujeres, entre los varones 5 hernias cervicales, 2 torácicas y 68 lumbo sacras, en el sexo femenino compresiones radiculares: 12 cervicales y 49 lumbosacras, la sintomatología sensitiva y motora fue completamente abolida con excelentes resultados en 109 pacientes lo que representa un 80 %, mejoraron 21 pacientes que representa un 15 % y no se obtuvo ningún resultado en 5 pacientes, es decir un 4 % del total, de estos últimos solo 2 accedieron a la intervención quirúrgica a cielo abierto, los otros se perdieron y no supe que paso con ellos. De manera que con el (5) tratamiento pionero que hemos introducido en nuestro país se han obtenido un 80 % de excelentes y buenos resultados, que equivale a 109 pacientes de los 135 que fueron tratados con la OZONO TERAPIA.

DISCUSIÓN Y CONCLUSIÓN.- En base a las investigaciones y actualizaciones realizadas en los últimos años el dolor en el conflicto disco radicular debe ser considerado de causa multifactorial, en el cual la reacción inflamatoria neural y peri- neural además de los mediadores biohumorales y bioquímicos que juegan un rol importante juntamente con la estasis venosa debido al efecto de masa compresivo en la circulación perineural. La compresión nerviosa juega un rol coadyuvante en la generación de la alteración de su conductibilidad debido a la desmielinización nerviosa por una acción directa o indirecta del mecanismo de isquemia.
Si el síntoma del dolor es multifactorial, también la acción farmacológica del OZONO nos da la oportunidad potencial de actuar de manera multifactorial, pudiendo por lo tanto actuar sobre la compresión radicular por la deshidratación y por desencadenar un proceso inmuno regulador e inhibiendo el proceso de la cascada inflamatoria en los componentes bioquímicos y biohumorales, además de mejorar la micro circulación evitando una situación de hipoxia vinculada tanto a la compresión arterial como sobre todo a la estasis venosa. Debemos por ultimo remarcar el componente de la reflexoterapia (acupuntura química) capaz de ayudar a interrumpir la cadena del dolor crónico mediante el estimulo de mecanismos antalgicos de tipo antinociceptivo.
De todo lo expuesto surge la premisa de primero abordar estos factores bioquímicos en forma mínimamente invasiva, reduciendo totalmente el dolor en muchos casos donde la intervención quirúrgica no está formalmente contraindicada y en los casos que la Ozonoterapia no resuelva el problema, recién abordar el caso como quirúrgico, pero está demostrado que el efecto benéfico se obtiene en un 80% de los pacientes tratados.
En resumen los efectos primarios de la inyección del OZONO dentro del espacio peridural e intervertebral supone lo siguiente: mejor oxigenación de los mediadores pro inflamatorios algogenicos; interacción directa de la mezcla oxigeno-ozono con los mucopolisacaridos del núcleo pulposo, con la consecuente reducción del contenido de agua y por ende del volumen discal.
El tratamiento con OZONO es prácticamente a traumático, carece de posibilidades Iatrogénicas y de complicaciones, la cantidad reducida de fármacos que se utilizan, es prácticamente ausente morbilidad y sobre todo la mínima ausencia laboral.

Referencias
1.- Postacchini F. Lumbar Disc Herniation. A new equilibrium is needed
between nonoperative and operative treatment Spine 2001; 26 – 601.
2.- Mixter W.J, Barr J.S. Rupture of the intervertebral disc with involve6
ment of the spinal canal N. England Journal Med. 1934; 211: 210-215
3.- Smith L. Enzyme dissolution of the nucleus pulposus in humans
JAMA 1964; 187: 177 - 180
4.- Bocci V: Ozone a New Medical Drug. Edit. Springer 2004; 5 - 11
5.- Muto M, Avellana F: percutaneus treatment of herniated lumbar disc by intradiscal
oxygen-ozono injection Interventional neuroradiology l997; 4:279-286
6.- Tommasini G, Lavaroni A, Petralia B, Fabris G: Ozono terapia intradiscale Atti
Congresso di Ortopedia, Mestre Libreria Cortina Editore, Torino 1998; 351-359
7 .- Simonetti L, Agati R, Conni P, et al..: Mechanism of pain in disc disease Rivista de
Neuroradiolgia 2001; 14: 171-174.
8.- Bush K, Cowan N, Katz DE et Al: The natural history of sciatica associated with dis
pathology. A prospective study with clinical and independent radiological follow
up. Spine 1992; 17: 1205 – 1212.
9. - Simonetti L, Agati R.: Why disc-root conflict generate pain? Rivista di
Neuroradiologia 1998; 11: 403-404.
10.- Leonardi M, Somonetti L, Agati R: Neuroradiology of spine degenerative
disease Best Practice & Research. Clinical Rheumatology 2002 ;
16: 59 - 88
11.- Simonetti L, Agati R, Leonardi M: Anatomia e fisiopalogia dell´unita
. funzionale disco-somatica Rivista di Neuroradiologia 2001; 14: 7 -16
12.- Simonetti L, Barbara C: Reflections on the nucleus pulposus. Rivista di
Neuroradilogia 1998; 11: 399-402.
13. - Saal J: The Role of Inflamation in Lumbar Pain SPINE 1995; 20: 1821-1827,
14 .- Kang JD Georgescu HI McIntyre-Larkani I et al: Herniated Lumbar Intervertebral
Disc Spontaneously Produce Matrix metalloproteinasesNitric Oxide Interleukin 6
and Prostaglandin E2 SPINE 1996; 21: 271 - 277