Trascendencia!

Lo que más me impresiona del ser consciente es la maravillosa capacidad de trascender su propio ser, aunque en realidad lo que se trasciende es lo que creemos que somos y no la esencia infinita desde donde nos manifestamos, la cual permanece inmutable y sin distorsiones.

La transformación continua sabe como un vuelo en espiral ascendente, sin límites y sin fin desde la cual podremos reencontrarnos y fundirnos con nuestro ser Original... aquel que nos llama continuamente para retornar.